• Menú
  • Menú

Atacama

Cada cierto tiempo, en esta región se produce un fenómeno único en el mundo: el desierto florido. Durante algunos días, la aridez extrema de los suelos de Atacama cede ante el simultáneo brote de decenas de miles de plantas, cuyas flores copan de múltiples colores sus agrestes paisajes. Un espectáculo estremecedor, que atrae la improvisada visita de cientos de turistas.

Pero la riqueza de esta región también se encuentra en su costa. Las playas de Bahía Inglesa y Caldera te sorprenderán por su arena blanca y sus aguas color turquesa. Aquí podrás disfrutar de las mejores ostras de Chile. Un poco más al norte, se encuentra el Parque Nacional Pan de Azúcar, una verdadera joya del Pacífico.

Ascender a la meseta del Medanoso, la duna más alta del país, es una aventura que tienes que vivir. Enclavada en medio de la sequedad más extrema, no existe un mejor lugar para retratar la inmensidad del desierto de Atacama.

Esta región me encanta y siempre me las arreglo para regresar. Porque, como ocurre en todo Chile, siempre hay algo nuevo que descubrir.