• Menú
  • Menú

Yo Recomiendo: Las sorprendentes Pirámides de Sal de Caldera

Banner PF octubre

Banner PF octubre

Quiero agradecer a la familia PF que creyó en este proyecto desde el día 1 y han estado ahí acompañándome en la linda tarea de mostrar las maravillas de Chile. ¡Gracias PF!

Pocos lugares en el mundo poseen la magia del Desierto de Atacama. Inconmensurable y silencioso, su caprichosa desnudez estremece y eriza la piel a medida que te internas por sus yermos y desolados paisajes. Su particular geografía, sus singulares texturas y sus variopintos colores, dan forma a un escenario natural único e irrepetible.

Un claro ejemplo es la Quebrada de la Higuera, un geositio de la comuna de Caldera, ubicado 31 kilómetros al sureste de esa ciudad. Un lugar que alberga un atractivo natural increíble, que curiosamente no ha sido del todo difundido. Les hablo las “Pirámides de Sal”, un conjunto de pequeños cerros conformados por arena y sal, cuyo parecido con las maravillas de Egipto es realmente asombros.

Estos montículos, que en promedio alcanzan una altura de seis metros, se formaron hace aproximadamente 11 millones de años por efecto de las lluvias y el viento. Se trata de remanentes de erosión, verdaderos testigos de la sistemática evolución del planeta. Su relevancia, por cierto, no sólo es paisajística, pues se trata de un lugar que alberga miles de restos fósiles de marinos, que destacan por su variedad y su excelente estado de conservación. Tanto así, que las Pirámides de Sal son consideradas el fosilífero más importante de Chile.

Como todo buen tesoro, las Pirámides de Sal no se dejan ver con facilidad. Sabemos de sobra que, a pesar de su apariencia, el desierto es un verdadero laberinto, que nunca debes subestimar. Por eso, cuando decidas ir en busca de este espléndido lugar, te sugiero ir acompañado. Álvaro Espinoza, alias “El Chango Rubio”, es un guía oriundo de Copiapó que conoce la zona como la palma de su mano. Hace algunos años creó su emprendimiento turístico con el objetivo de dar difundir y poner en valor los desconocidos atractivos naturales de la región de Atacama, en particular su desierto.

Álvaro explica que, para disfrutar de este majestuoso recinto natural, lo ideal es estar ahí al mediodía. A esa hora, los pliegues y relieves de la arena se exponen directamente al sol, formando un paisaje de colores y sombras visualmente extraordinario.

“Las Pirámides de Sal” es un lugar sencillamente asombroso, enclavado en la Atacama profunda y desconocida. Un atractivo natural que muy pocos han tenido la fortuna de conocer y que todo amante de la naturaleza debiera visitar alguna vez en la vida.

Por eso, a Álvaro y las Pirámides de Sal, yo los recomiendo.

  • Ubicación: Copiapó, Región de Atacama
  • Contacto: Álvaro Espinoza, Agencia Atacama Walk, +56971041690
  • Instagram: Atacama Walk

Deja un comentario aquí

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

1 comentario