Destinos imperdibles: Lonquimay

Mi primer viaje a Lonquimay coincidió con uno de los inviernos más crudos de la última década en aquella aislada zona de la Araucanía.

Recuerdo el frío quemando la piel y la nieve colándose por mis botas mientras intentaba llegar hasta Patachoique, un empinado mirador desde donde podría contemplar gran parte del paisaje de la comuna.

Información de Lonquimay

Como pueden suponer, la travesía hasta ese ancestral reducto pehuenche se truncó a los pocos minutos y no tuve más remedio que regresar y refugiarme junto a una familia, que administraba un centro invernal.

Mientras mi cuerpo recuperaba su temperatura, la abuela del clan, una reconocida sabia del pueblo, me dijo algo que quedó grabado para siempre en mi memoria: antes de aventurarse a los sitios sagrados de su pueblo, era una obligación para el afuerino solicitar permiso a la ñuke mapu o madre naturaleza para poder ingresar, y que la única manera de resarcirme con ella era regresando cuando el tiempo mejorara. Y esto fue lo que descubrí al volver.

Sobre Lonquimay

Lonquimay, que en mapudungún significa “bosque tupido”, es una comuna que forma parte de la Provincia de Malleco, en el extremo este de la región de la Araucanía.

Enclavada en plena Cordillera de Los Andes, un escenario natural dominado por uno de los volcanes con mayor actividad en las últimas décadas, es un importante paso fronterizo que conecta nuestro país con Argentina.

¿Cómo es Lonquimay?

Fundada en 1897, la mitad de su población es de origen pehuenche. Con cerca de 10 mil habitantes, el 60% se distribuye en zonas rurales, donde la agricultura y la ganadería son sus principales actividades productivas.

Cómo es Lonquimay

La vida en Lonquimay está plagada de contrastes. Durante el verano, el calor puede noquearte si te sorprende en un mal día. Y en invierno, como ya les comenté, la nieve puede sepultarte si no estás bien equipado.

A pesar de sus hermosos paisajes y su enorme potencial turístico, este lugar posee uno de los índices de pobreza más altos de Chile.

Actividades en Lonquimay

Es que en Lonquimay la vida es dura y sus habitantes lo saben. No hay invierno en que este pueblo no quede aislado por intensas y prolongadas tormentas de nieve. Las heladas matutinas queman los campos, lo que dificulta la práctica de la agricultura. Mantener vivo el ganado bajo esas condiciones, es un reto que exige temple y buena cuota de suerte.

Le he preguntado a gente de Lonquimay por qué sigue viviendo allí. La respuesta, con ciertos matices, es casi la misma: porque allí están sus raíces.

Turismo en Lonquimay

Las comunidades pehuenches mantienen una conexión territorial que es única. Según su cosmovisión, ellos son un elemento más de la madre naturaleza, por lo que hacer frente a las duras condiciones climáticas en invierno forma parte de su cotidianeidad.

Para los colonos, Lonquimay es el lugar donde sus antepasados echaron raíces y su compromiso como herederos es mantener vivo su legado y tradiciones.

Atractivos de Lonquimay

La laguna Galletúe es un verdadero tesoro de la comuna. Rodeada de montañas, sus cristalinas aguas son un espectáculo natural. En esa zona nace el Biobio, uno de los ríos más extensos de Chile. En torno a sus riberas se agrupan numerosas comunidades pehuenche. Allí, las tradiciones ancestrales se practican a diario y algunas familias se han abierto al etnoturismo.

La Reserva Nacional Malalcahuello es un símbolo de la región. Sus senderos están inmersos en bosques milenarios, donde la lenga, el roble y raulí, entre otros árboles, dominan el entorno. Una de las experiencias más extraordinarias es ascender hasta el Navidad, uno de los cráteres del volcán Lonquimay, que se formó después de su última erupción, el 25 de diciembre de 1988.

Atractivos de Lonquimay

El Centro Invernal Los Arenales es uno de los atractivos más importantes de la comuna. Se encuentra en un sector montañoso llamado Cuesta Las Raíces. Administrado por diferentes familias pehuenche, este recinto es punto de encuentro para la comunidad.

Sus precios son accesibles para todos los habitantes, quienes usan sus pistas para lanzarse en trineos. Antiguamente, allí funcionó un andarivel que atraía la visita de esquiadores de todo el país. Hoy está en desuso, pero uno de los objetivos comunales en el corto plazo es habilitarlo.

Clima de Lonquimay

Arenales es el punto de partida hacia Patachoique, el famoso mirador del que les hablé al comienzo. Desde ese lugar se puede observar el valle de Lonquimay, algunos de sus ríos y los enormes volcanes que hay en la región.

Recomendaciones

Lonquimay es un lugar que merece ser visitado todo el año. A pesar de su crudeza, el invierno allí regala paisajes realmente asombrosos. Aunque debes tener en cuenta que, a veces, producto de las nevazones, las rutas se cortan y puedes quedar aislado en el pueblo. Si eso ocurre, debes tener un poco paciencia y aprovechar el tiempo para disfrutar de este lugar. No olvides llevar ropa abrigada, idealmente primeras, segundas y terceras capas. La vas a necesitar.

Recomendaciones para visitar Lonquimay

Ah, lo más importante… recuerda pedir permiso a la ñuke mapu antes de emprender cualquier travesía. Se sentirás seguro y acompañado.

Clima de Lonquimay

En esta localidad, el promedio térmico anual es de 8,4°C. Junio y julio son los meses más fríos, cuya temperatura promedio es de apenas 1,5°C. Los temporales de nieve son frecuentes y suelen provocar cortes en los caminos que unen el pueblo con las localidades del interior. Al año, las precipitaciones acumulan 3.000 mm de agua.

Dónde está Lonquimay

Lonquimay se encuentra en zona andina de la Araucanía, específicamente en la provincia de Malleco. La distancia con Temuco, la capital regional, es de 149 kilómetros. El tiempo de viaje desde esa ciudad es de poco más de dos horas.

¿Cómo llegar?

Desde el Aeropuerto de Temuco, debes tomar la Ruta 5 y avanzar en dirección norte hasta la comuna de Lautaro. Allí toma la ruta S-R-11 y sigue hacia el oriente. En Curacautín, dobla hacia la derecha e incorpórate a la Ruta 181 hasta llegar a Lonquimay.

Destinos imperdibles: Lago Budi

Hay ciertos lugares de Chile que, apenas los divisas en el horizonte, te conmueven. Por supuesto que esta sensación está estrechamente ligada a su belleza natural, pero es algo mucho más profundo, que resulta difícil resumir en unas cuantas líneas.

Información del Lago Budi

Estos lugares poseen una energía especial, una energía que brota de sus entrañas y que se esparce por todos sus rincones. En estos lugares, el hombre y la tierra forman parte de lo mismo, y mientras te internas en sus paisajes sabes que su magia, tarde o temprano, te hará volver.

En la costa de la Araucanía, casi bordeando el Océano Pacífico, existe un lugar así. Su nombre es Budi y te invito a descubrirlo.

Sobre Lago Budi

Budi, que en mapugungún quiere decir “salado”, es un lago enclavado en la costa de la Araucanía. Forma parte de la comuna de Puerto Saavedra, en la Provincia de Cautín, y es el único cuerpo de agua salada en Sudamérica. De allí su nombre.

¿Cómo es el Lago Budi?

Su superficie total abarca 65 km2 y está habitado en su totalidad por comunidades lafkenche, cuya traducción al castellano es “hombres de mar”. Considerada una de las últimas reservas de biodiversidad de la región, alberga más de casi 200 especies de flora nativa y de 156 de fauna endémica.

A lo largo de la historia, este lago se fue esculpiendo por los constantes aumentos de mar y de las mareas. Pero su forma definitiva se produjo con el mega terremoto de 1960, donde amplias zonas de baja altitud se vieron inundadas para siempre.

Cómo es el Lago Budi

Como les comenté en el encabezado, el Budi tiene un poder hipnótico al que sucumbes apenas te internas por los caminos que recorren su accidentada ribera.

El lago está rodeado de colinas de suaves pendientes, donde se desarrolla la agricultura y ganadería a pequeña escala. Sus habitantes se distribuyen a lo largo y ancho de su territorio en lo que ellos denominan lof, que son organizaciones familiares lideradas por un lonko o cacique.

Actividades en el Lago Budi

En estas comunidades, las tradiciones y ritos se viven día a día y forman parte de su cotidianeidad. Y eso, en gran medida, se debe a su oralidad ancestral, que se mantiene viva a pesar del permanente impacto migratorio, principalmente de los más jóvenes.

La agricultura y la pesca son las principales actividades productivas de los habitantes del Budi. Aunque no es muy común, todavía es posible encontrar a comuneros que recorren el lago montados en wampos o canoas de madera de una sola pieza en busca de carpas.

Atractivos del Lago Budi

El Budi es un atractivo natural que merece varios días de recorrido. Además de sus maravillosas postales, las comunidades se han organizado para para atender la demanda de un público interesado en descubrir su cultura. El etnoturismo es una actividad que ha crecido sostenidamente en los últimos años gracias a iniciativas públicas y privadas. El objetivo es que los visitantes experimenten la identidad lafkenche a través de actividades como la artesanía, gastronomía y oficios tradicionales.

Atractivos del Lago Budi

Clima del Lago Budi

La comuna de Puerto Saavedra posee un clima mediterráneo. Durante los meses de verano, los días son soleados y con una brisa agradable. La temperatura máxima se produce en enero y alcanza los 24°C. Los inviernos son fríos y con abundantes precipitaciones. La máxima promedio de es de 10°C.

Recomendaciones

Budi es un lugar que enamora por sus paisajes y la calidez de sus habitantes. Si tu objetivo es descubrir los ritos y tradiciones del pueblo lafkenche, te recomiendo hacerlo en una de las tantas rukas que las comunidades han dispuesto para recibir a los turistas.

Recomendaciones para visitar el Lago Budi

Conocerás parte de su cosmovisión gracias a los atrapantes relatos de los kimche o sabios; disfrutarás de la verdadera gastronomía y tendrás, por supuesto, las mejores vistas del lago. Será una experiencia que atesorarás por siempre.

Turismo en el Lago Budi

Te aconsejo llevar ropa acorde a la estación en la que harás tu visita. Como ya sabes, en invierno las precipitaciones son frecuentes, así que no olvides abrigarte. Para los meses de verano, ten a mano bloqueador solar y lentes con protección UV.

Dónde está el Lago Budi

El Lago Budi se encuentra en el borde costero de la región de La Araucanía y forma parte de la Provincia de Cautín. La distancia con Temuco, la capital regional, es de 104 kilómetros.

¿Cómo llegar?

Desde el aeropuerto de Temuco, debes incorporarte a la Ruta 5 y avanzar hacia el norte hasta llegar a Quepe. Toma mano izquierda e incorpórate a la ruta S-464. Al llegar al Río Cautín, toma la Ruta S-52 y avanza hasta la comuna de Nueva Imperial. Toma la Ruta S-40 y avanza hacia la costa hasta llegar a Puerto Saavedra.

En locomoción colectiva, desde el terminal Ferroviario de Temuco podrás encontrar empresas de transporte que realizan viajes periódicos hasta Puerto Saavedra.

Silvia Salinas Quillan, lawentuchefe y artesana

Portadora de conocimientos ancestrales heredados de sus antepasados, Silvia es una activa cultora de las tradiciones pehuenche del cordillerano pueblo de Lonquimay. Reconocida y respetada por la comunidad local, es una de las últimas lawentuchefe (curanderas) de esta zona de la región de La Araucanía.

Además de su enorme sabiduría, Silvia es una hábil artesana. Su manejo del telar le permite crear textilería de primer nivel, que reflejan la identidad de su pueblo. Ella misma se encarga de esquilar y convertir en ovillo la lana con la que elabora los tradicionales makuñ (mantos), trarilonco (cintillos) y trariwe (fajas de cintura).

Los colores de las piezas los obtiene a partir de una técnica de teñido completamente natural, en los que utiliza productos tan variados como corteza de árboles, piñones y cáscaras de cebollas, entre otras fibras vegetales.

  • Ubicación: Lonquimay, región de la Araucanía
  • Contacto: +56 9 9973 3583