Yo Recomiendo: Las sorprendentes Pirámides de Sal de Caldera

Pocos lugares en el mundo poseen la magia del Desierto de Atacama. Inconmensurable y silencioso, su caprichosa desnudez estremece y eriza la piel a medida que te internas por sus yermos y desolados paisajes. Su particular geografía, sus singulares texturas y sus variopintos colores, dan forma a un escenario natural único e irrepetible.

Un claro ejemplo es la Quebrada de la Higuera, un geositio de la comuna de Caldera, ubicado 31 kilómetros al sureste de esa ciudad. Un lugar que alberga un atractivo natural increíble, que curiosamente no ha sido del todo difundido. Les hablo las “Pirámides de Sal”, un conjunto de pequeños cerros conformados por arena y sal, cuyo parecido con las maravillas de Egipto es realmente asombros.

Estos montículos, que en promedio alcanzan una altura de seis metros, se formaron hace aproximadamente 11 millones de años por efecto de las lluvias y el viento. Se trata de remanentes de erosión, verdaderos testigos de la sistemática evolución del planeta. Su relevancia, por cierto, no sólo es paisajística, pues se trata de un lugar que alberga miles de restos fósiles de marinos, que destacan por su variedad y su excelente estado de conservación. Tanto así, que las Pirámides de Sal son consideradas el fosilífero más importante de Chile.

Como todo buen tesoro, las Pirámides de Sal no se dejan ver con facilidad. Sabemos de sobra que, a pesar de su apariencia, el desierto es un verdadero laberinto, que nunca debes subestimar. Por eso, cuando decidas ir en busca de este espléndido lugar, te sugiero ir acompañado. Álvaro Espinoza, alias “El Chango Rubio”, es un guía oriundo de Copiapó que conoce la zona como la palma de su mano. Hace algunos años creó su emprendimiento turístico con el objetivo de dar difundir y poner en valor los desconocidos atractivos naturales de la región de Atacama, en particular su desierto.

Álvaro explica que, para disfrutar de este majestuoso recinto natural, lo ideal es estar ahí al mediodía. A esa hora, los pliegues y relieves de la arena se exponen directamente al sol, formando un paisaje de colores y sombras visualmente extraordinario.

“Las Pirámides de Sal” es un lugar sencillamente asombroso, enclavado en la Atacama profunda y desconocida. Un atractivo natural que muy pocos han tenido la fortuna de conocer y que todo amante de la naturaleza debiera visitar alguna vez en la vida.

Por eso, a Álvaro y las Pirámides de Sal, yo los recomiendo.

  • Ubicación: Copiapó, Región de Atacama
  • Contacto: Álvaro Espinoza, Agencia Atacama Walk, +56971041690
  • Instagram: Atacama Walk

Destinos imperdibles: Caldera

En la franja costera de la región de Atacama existe una pintoresca ciudad, que atesora las playas más bellas de Chile, y que durante la época del salitre fue uno de los puertos más importantes del país. Tanto así, que el primer ferrocarril construido en nuestro territorio tenía como destino final este hermoso balneario. ¿Sabes de qué lugar estoy hablando? Pues de Caldera, una comuna sorprendente, que te hipnotizará por sus desolados paisajes, su gastronomía y la calidez de sus habitantes. Te invito a descubrirla.

Sobre Caldera

Sobre Caldera
Sobre Caldera

Caldera está ubicada a 75 kilómetros de Copiapó, la capital de la Región de Atacama. Su población actual es de 16 mil habitantes. Fundada en 1849, durante décadas fue uno de los puertos más importantes del norte del país. Desde de ese lugar salía gran parte de los minerales que se extraídos en las zonas del interior. Como ya les comenté, el primer ferrocarril de Chile tenía su última estación en esta comuna. Y no sólo eso: el primer cementerio laico del país también fue construido en las afueras de la ciudad.

Si bien las faenas portuarias siguen operando, actualmente Caldera se ha posicionado como uno de los destinos turísticos más visitados del norte de Chile. Y esto se debe en gran medida a sus hermosas playas de arenas blancas y aguas turquesas. La alta demanda de veraneantes ha convertido este lugar en un polo de desarrollo muy potente de la región, con una excelente infraestructura hotelera y centros gastronómicos de primer nivel.

Cómo es Caldera

Cómo es Caldera
Cómo es Caldera

El mayor atributo de Caldera –y por la que es reconocida en todo el país- es su bahía, un extenso literal que cuenta con un gran número de playas que asombran por su belleza. Arenas blancas, tibias aguas color turquesa y la tranquilidad que sólo se puede encontrar en el desierto de Atacama. Eso es, en pocas palabras, este hermoso destino.

Pero la ciudad también merece ser reconocida. Recorrer sus calles es un viaje al pasado, a la época en que Caldera era un importantísimo centro portuario, cosmopolita y con gran actividad comercial. En cada rincón podrás ver resabios de esos años, como son la Estación de Trenes, el viejo muelle, la ex Aduana y las ruinas de los fuertes que fueron construidos durante la Guerra del Pacífico, en 1879.

Por contrapartida, Caldera también reluce por su infraestructura hotelera y otros servicios. Recorrer su costanera y contemplar el atardecer en algunos de sus restoranes, mientras disfrutas de sus mariscos frescos, es un excelente panorama para la familia.

Atractivos de Caldera

Atractivos de Caldera
Atractivos de Caldera

La joya de la comuna es, sin lugar a dudas, Bahía Inglesa. Este hermoso balneario, ubicado a sólo seis kilómetros de la ciudad, deslumbra por el color turquesa de sus calmas y tibias aguas. Sus finas arenas son perfectas para tender la toalla y olvidarse del estrés. Las playas más visitadas son La Piscina, una pequeña bahía rodeada de rocas que conforman una apacible ensenada; Las Machas y los Cisnes, que son ideales para practicar deportes acuáticos.

Para empaparte de la historia de la comuna, debes visitar los vestigios de la primera estación ferroviaria del país y también la iglesia San Vicente de Paul, construida nada menos que 1862. Otro imperdible es el Museo Paleontológico, un recinto que tiene bajo su resguardo más de 20 mil piezas de gran valor patrimonial, de las cuales 400 están en exhibición permanente.

¿Pirámides en Caldera? Sí, aunque no lo creas, a pocos kilómetros de la ciudad, en medio del desierto más árido del mundo, existe un grupo de cerros de sal, de gran tamaño, con un sorprendente parecido a las maravillas de Egipto. La diferencia es que las que se encuentran en Atacama son naturales y con una data mucho más antigua. Llegar hasta ese lugar no es sencillo, por lo que es recomendable contratar los servicios de un guía local.

Clima de Caldera

Clima de Caldera
Clima de Caldera

Caldera posee un clima árido. La temperatura máxima promedio es de 18,4°C y la mínima, de 4,9 °C. Las precipitaciones son prácticamente nulas, pero con abundante nubosidad costera.

Recomendaciones para visitar Caldera

Recomendaciones para visitar Caldera
Recomendaciones para visitar Caldera

Caldera es un destino que puedes visitar en cualquier época del año. Si bien durante el invierno la temperatura del agua baja algunos grados, sigue siendo templada.

Si buscas tranquilidad absoluta, te recomiendo organizar tu viaje al culminar la temporada alta. El flujo de turistas disminuye ostensiblemente, al igual que los precios. Ahora bien, si andas en busca de diversión y con ganas de conocer gente, el verano es la mejor alternativa. Te recomiendo reservar tu estadía con varios meses de anticipación. Caldera tiene una excelente infraestructura hotelera, pero es limitada.

Por último, algo que no me canso de repetir: la radiación en el desierto de Atacama es altísima, por lo que es fundamental utilizar protector solar, gafas y sombrero.

¿Dónde está Caldera?

¿Dónde está Caldera?
¿Dónde está Caldera?

Caldera se encuentra en la costa de la región de Atacama, 76 kilómetros al oeste de Copiapó, la capital regional. De Santiago la separan 954 kilómetros.

¿Cómo llegar a Caldera?

¿Dónde está Caldera?
¿Dónde está Caldera?

Si tu traslado desde Santiago es vía aérea, desde el aeropuerto de Copiapó debes tomar la Ruta 5 en dirección norte y avanzar 24 kilómetros. Si decides trasladarte por tierra, desde Santiago toma la misma Ruta 5 y dirígete al norte. Para llegar a esa ciudad deberás recorrer 954 kilómetros.

Agrupación Artesanal Social Cultural y Turística de caleta Flamenco

En Flamenco, comuna de Chañaral, los habitantes de una pequeña caleta atesoran un verdadero ejemplo del reciclaje gracias a su incansable dedicación y esfuerzo por mantener vigente este espacio que los vio nacer, y que sus antepasados dieron vida desde el 1940, en plena Guerra Mundial.

Del intercambio de conocimientos, técnicas de artesanía y manualidades nace la Agrupación Artesanal Social, Cultural y Turística, que tiene como objetivo principal unir la comunidad a través de la cultura y el cuidado del medio ambiente para luego transmitir conciencia ecológica a sus visitantes.

Motivados y enérgicos, los vecinos se reúnen cada día en la playa para recolectar la basura que arroja el mar, transformando plásticos, redes de pescadores, botellas y restos de malla de cultivos de mariscos, en verdaderos objetos artísticos que se han convertido en su máximo orgullo.

De sus talentosas manos nacen útiles e ingeniosos productos con forma de carteras, billeteras, monederos, paneras y porta maceteros, que parecen de mimbre, pero que fabrican con papel reciclado, con toallas o manteles viejos, endurecidos con agua y cemento

Cuando los conocí, los miembros de la agrupación me contaron que su lema era “La unión hace la fuerza”. A pesar de estar un poco alejada de las zonas de mayor flujo de turistas, ellos se las han arreglado para despertar su interés y atraerlos. Una de las mayores proezas fue recolectar de los basurales más de siete mil botellas de plástico y vidrio, con las que adornaron su plaza que, dicho sea de paso, ellos mismos construyeron.

Los artesanos de Caleta Flamenco contagian con su alegría y entusiasmo. Allí, donde pareciera no existir más que mar y desierto, este grupo nos da clase de conciencia de ambiental.

Ubicación: comuna de Chañaral, región de Atacama

Contacto: +56 9 31983940

Parque Nacional Pan de Azúcar

Enclavada en una zona que hace miles de años fue dominada por los nómades changos, los atacameños y el pueblo diaguita, se encuentra el Parque Nacional Pan de Azúcar, un verdadero tesoro del desierto de Atacama. Un lugar que combina paisajes cargados de aridez con playas de arenas blancas y aguas color turquesa. Acompáñame a descubrirlo.

Sobre el Parque Nacional Pan de Azúcar

Parque Nacional Pan de Azúcar
Parque Nacional Pan de Azúcar

Fundado el 7 de octubre de 1985, el Parque Nacional Pan de Azúcar posee una superficie total de 43.754 hectáreas, de las cuales 11.790 se encuentran en la región de Antofagasta y las 31.964 restantes, en Atacama. Además de la franja costera, su territorio también cuenta con un área marina protegida, donde la imponente isla Pan de Azúcar y los islotes Chatas y Mariposas son sus principales atractivos.

Además de su impresionante belleza escénica, el parque alberga numerosos sitios de interés arqueológico con una data de más de ocho mil años de antigüedad.

Cómo es el Parque Nacional Pan de Azúcar

Parque Nacional Pan de Azúcar
Parque Nacional Pan de Azúcar

Si alucinas con los escenarios naturales solitarios y silenciosos, Pan de Azúcar es tu destino. Si bien está situado en uno de los lugares más áridos del planeta, su biodiversidad, tanto de fauna como de flora, es abundante. Aves como gaviotas, pelícanos, cormoranes, chorlitos, playeros y pilpilenes, circulan encuentran refugio en este lugar. La reserva también es hábitat de una nutrida colonia de pingüinos de Humboldt que, con su encanto y carisma, engalanan el paisaje. Algo más esquivos, los lobos de mar de un pelo, de vez en cuando se dejan ver para ser registrados por los visitantes.

En tierra firme, la tónica se mantiene. Una amplia gama de reptiles, además de zorros y guanacos, se desplazan con total desplante y naturalidad, en medio de cactus, arbustos y pequeñas plantas, que se conservan gracias a la niebla matutina, conocida popularmente como la “camanchaca”.

Atractivos Parque Nacional Pan de Azúcar

Atractivos Parque Nacional Pan de Azúcar
Atractivos Parque Nacional Pan de Azúcar

Las alternativas para disfrutar de este lugar son variadas. Para quienes gozan del contacto directo con la naturaleza, el parque cuenta con senderos que abarcan gran parte de su superficie, además de miradores ubicados en zonas estratégicas, que permiten contemplar la belleza escénica del paisaje desde una inmejorable posición. El más frecuentado es el Pan de Azúcar, que se encuentra a 10 kilómetros del Centro de Información Ambiental de Conaf.

Los amantes del mar también tienen a mano numerosas actividades para disfrutar de la naturaleza, que allí se manifiesta en su estado más puro y salvaje. Recorrer la costa montado en un kayak de mar es una excelente alternativa para disfrutar de sus paisajes.

En una pequeña caleta ubicada a dos kilómetros del parque, puedes contratar los servicios de los pescadores artesanales, quienes realizan excursiones hacia los islotes donde habita la mayor cantidad de especies.

Las Playas Blanca y Los Piqueros, ubicadas a escasos kilómetros de la reserva, reúnen las condiciones ideales para practicar pesca y buceo.

Si el día se te hace corto, no te preocupes, porque el parque cuenta con cabañas y sitios para acampar, con excelentes instalaciones para disfrutar de sus prístinos cielos durante la noche.

La gastronomía local también tiene un espacio reservado para los turistas. Todas las mañanas, los mismos pescadores que hacen los tours regresan a la costa cargados de productos recién sacados del mar. En sus rústicos puestitos, puedes disfrutar de un contundente ceviche de jibia o un congrio frito, entre muchas otras preparaciones.

 Clima del Parque Nacional Pan de Azúcar

Clima del Parque Nacional Pan de Azúcar
Clima del Parque Nacional Pan de Azúcar

El clima de la reserva es de tipo desértico costero. Los inviernos son templados y los veranos se caracterizan por ser calurosos y secos. Las precipitaciones son escasas. El promedio anual no supera los 1.7 mm. La nubosidad es abundante y se presenta durante la mañana. Es recomendable ir preparado para enfrentar las tardes frescas y los días calurosos.

Recomendaciones para el Parque Nacional Pan de Azúcar

Recomendaciones para el Parque Nacional Pan de Azúcar
Recomendaciones para el Parque Nacional Pan de Azúcar

Si vas en vehículo propio, procura que sea 4×4 porque, a pesar de que el camino se encuentra en buenas condiciones, en ciertos tramos abundan baches y hoyos. También debes estar atento a la neblina que aparece durante las primeras horas del día.

Recuerda cargar combustible antes de salir al parque. Lleva dinero en efectivo y provisiones.

Dónde está el Parque Nacional Pan de Azúcar

Dónde está el Parque Nacional Pan de Azúcar
Dónde está el Parque Nacional Pan de Azúcar

Pan de Azúcar está ubicado en el límite costero de las regiones de Antofagasta y Atacama. Las comunas más cercanas son Taltal y Chañaral.

¿Cómo llegar?

Cómo llegar al Parque Nacional Pan de Azúcar
Cómo llegar al Parque Nacional Pan de Azúcar

Si tu traslado es por vía aérea, debes tomar un vuelo hacia la ciudad de Copiapó. Desde el Aeropuerto de esa ciudad, tomar Panamericana Norte/  Ruta 5 y avanzar 113 kilómetros en línea recta hacia  Chañaral. El Parque Nacional Pan de Azúcar se encuentra a 40  kilómetros de distancia de esta comuna pero debes tomar la ruta C-120 que luego cambia aC-110. No hay transporte público que llegue hasta el lugar.

Orlando Rojas, el hombre del Atrapanieblas

En Chañaral, al norte de la región de Atacama, vive un hombre que hace dos décadas tuvo una idea tan ingeniosa como efectiva: “cosechar nubes”. Así define Orlando Rojas este peculiar sistema, gracias al que obtiene el agua que tanto escasea de esta desértica zona del de Chile.

El “atrapanieblas” es un sencillo aparato artesanal, fabricado con postes de eucaliptos, mallas raschel y cables plastificados. Su función consiste en capturar el agua de la vaguada costera, conocida como “camanchaca”, que luego es utilizada para nutrir los desérticos campos de cultivos que hay en las cercanías de la comuna.

Atrapanieblas en Chile
Atrapanieblas en Chile

Para que funcione, el “atrapanieblas” debe instalarse en sectores de gran altura, donde la presencia de neblina es habitual. Una vez que la malla filtra el agua, ésta escurre por medio de canaletas hasta llegar a los estanques de almacenamiento, donde es sometida a un proceso de purificación. En una buena jornada, explica Orlando, se puede “cosechar” hasta 1.000 litros.

Como a todo emprendedor, el camino que ha debido recorrer para consolidar su proyecto ha sido largo y no exento de dificultades. Cosechar agua de las nubes parece algo etéreo, difícil de entender de buenas a primeras. Sin embargo, su esfuerzo tuvo su merecido premio. Hoy, su sistema es demandado en varias comunas de la región.

El día que lo conocí, Orlando me invitó a instalar uno de sus “atrapanieblas” en las afueras de Chañaral. La beneficiaria era una vecina que administraba un pequeño negocio gastronómico. Para hacerlo funcionar, necesitaba de 1.200 litros de agua al mes. Gracias a este sistema, en un mediano plazo sus costos se reducirán casi en un tercio, lo que es un importante ahorro para el bolsillo.

-No quiero ganar tanto dinero, quiero regalar vida a mis vecinos– confesó Orlando cuando le pregunté cuál era su principal motivación.

Por eso, a los “atrapanieblas” de Orlando, yo los recomiendo.

Contacto: +56984722231

Ubicación: Chañaral, región de Atacama

Iglesia San Vicente De Paul

Construida en 1862, su estructura fue obra de carpinteros británicos. Madera oregón y barro fueron sus materiales. Su torre gótica, de 36 metros de altura, llama la atención desde diferentes puntos de la ciudad.

En su interior yace la Virgen de los Dolores, cuya historia se remonta a la época de la Guerra del Pacífico. Según los relatos, esta imagen fue la patrona del ejército peruano y fue arrebatada por las huestes chilenas mientras era transportada vía marítima hacia Lima.

  • Dirección: Carvallo N° 70, Casilla 66, Caldera
  • Información visitas: de lunes a Domingo de 10.00 a 14.00 horas y de 18.00 hrs. a 22.00 hrs.
  • Teléfono: +56 (52) 2315201 – +56 (52) 2352324
  • Email: parroquiacaldera@yahoo.com

Robinson González, Aceite de Oliva Payantume

Aunque se encuentra en una de las zonas más áridas del planeta, el Valle del Huasco es un territorio que sorprende por su prodigiosa fertilidad. Conocido popularmente como el “Jardín de Atacama”, en este lugar se produce uno de los fenómenos más extraordinarios de la naturaleza: el desierto florido.

Con esos antecedentes no resulta extraño que en este valle se produzca el aceite de oliva más puro de nuestro país, una tradición de varios siglos que se remonta a la época de los conquistadores.

Aceite de Oliva Payantume

Con cinco generaciones dedicas a la elaboración de este producto, los González son todo un referente en la comuna. De sus propios huertos obtienen las aceitunas de las que extraen el aceite, que luego es procesado con la misma técnica que hace más de un siglo utilizaron sus ancestros.

En la actualidad, Robinson González es el encargado de cultivar el legado de este clan. Gracias a su esfuerzo y al de las otras familias de este valle, el aceite de oliva de Huasco cuenta con el sello de “dominación de origen”, categoría que da cuenta de su calidad, pero, por sobre todo, de su importancia histórica.

Contacto: +56 9 93272887
Ubicación: Parcela nº 5, Huasco Bajo, Huasco.

Caleta Flamenco

Destino predilecto para los habitantes de Copiapó, este popular balneario cuenta con dos caletas con puestos de venta de mariscos y pescados.

Al tener un área de manejo, sus recursos son de primer nivel. Las cocinerías ofrecen platos frescos a un precio realmente económico.

  • Dirección: 35 km al sur Chañaral y a 129 kilómetros al noroeste de Copiapó.

Parque Arqueológico Geoglifos de Chug Chug

Ubicado 70 kilómetros al noreste de María Elena, Chug Chug es uno de los sitios con la mayor cantidad de geoglifos en mundo.

El área incluye 23 sitios arqueológicos, preservando cerca de 500 figuras distribuidas a lo largo de viejas rutas de caravanas entre el oasis de Calama y Quillagua, la base de una extinta ciudad prehispánica.

Según diversos estudios, estos geoglifos fueron diseñados por diferentes etnias y su origen se remonta al año 1000 a.C.

  • Dirección: Ruta 5 Norte, 70 kilómetros al noreste de María Elena.
  • Información de visitas: contactar con Fundación Desierto de Atacama.
  • Mail: contacto@desiertoatacama.com
  • Sitio web: www.fundacióndesiertodeatacama.cl

Destinos imperdibles: Valle del Huasco

Todos hemos escuchado hablar alguna vez del “desierto florido”. Existe un lugar en Chile del que te vas a enamorar a primera vista. No sólo por este maravilloso fenómeno natural, también por su cultura diaguita, sus costumbres ancestrales y una diversidad de flora que te deja pensando en cuan diverso puede ser todo en nuestro Chile. Acompáñame en esta revisión del Valle del Huasco.

Sobre el Valle del Huasco

Para llegar a Huasco, debes aterrizar en el Aeropuerto Desierto de Atacama. De ahí puedes movilizarte por tierra hasta el Valle en algunos de los taxis, transfer o servicio de arriendo de autos. Si vienes en tu propio vehículo o en bus, en la Autopista 5 Norte debes tomar la ruta C-46.

Información sobre el Valle del Huasco

El Valle del Huasco es conocido por el desierto florido: un fenómeno natural que apenas llueve, deja los campos desde Vallenar hacia la costa listos para ser capturados por los ojos de los turistas. Las tradiciones campestres del valle están todas ligadas a la cultura diaguita. Es verdaderamente una maravilla natural. Como alguna vez me dijo el profesor José Maza, “Chile tiene las mejores noches para mirar al cielo”. Y este lugar no es la excepción. Pero vamos por parte.

¿Cómo es El Valle del Huasco?

Piensa en un lugar inmaculado, que proyecta una sensación de paz y conexión con la naturaleza en medio del desierto. No es por nada que lo llaman “El Jardín de Atacama”.

¿Cómo es Valle del Huasco?

En él encontrarás pequeños pueblitos  y terrenos agrícolas donde destacan grandes plantaciones de olivos. También, podrás ver con tus propios ojos pedazos de historia andante, como La Estación de Ferrocarriles de Cachiyuyo, que es un Monumento Histórico Nacional.

Atractivos del Valle del Huasco

Como te conté en el encabezado de este texto, El Valle del Huasco cuenta con una cultura principalmente diaguita, heredada de nuestros antepasados de la zona. La influencia milenaria se deja ver en el tipo de agricultura que se desarrolla en la zona y puede darte una buena oportunidad de acercarte a algún vecino o dueño de tierras que te explique qué diferencia los procesos de siembra y cosecha en el norte chico de los que se hacen en el resto del país.

Además, las leyendas del desierto florido invadirán tus oídos apenas pises tierra de este lugar maravilloso, por lo que calcularás muy bien la fecha de tu visita para toparte con esa maravilla natural que ocurre tras cada lluvia.

Atractivos de Valle del Huasco

Sobre las características únicas de este hermoso paraje, debemos detenernos en una de forma inevitable: su flora. Si visitas el Parque Nacional Llanos de Challe te encontrarás con más de 45.000 hectáreas dedicadas al cultivo de más de 220 especies de flores y vida vegetal que sólo existe en el Valle del Huasco.  El parque es su santuario de preservación.

Acá podrás visitar el Humedal Huasco Bajo, que se encuentra en la desembocadura del Río Huasco, La Quebrada La Totora, entrando por Chanchoquin (medio día), el Valle El Carmen (45 km al oriente de Vallenar) y por supuesto Vallenar, ciudad donde encontrarás el Museo de Huasco (queda 149 kilómetros hacia el sur de Copiapó.

Un recorrido turístico tipo del valle y todas sus atracciones lo puedes completar como mínimo en tres días.

Clima del Valle del Huasco

Su clima es considerado desértico pero que esa palabra no te engañe. Se trata de temperatura templada que tiene su peak frío en el mes de junio. El momento de más calor es en febrero.

Recomendaciones para visitar en el Valle del Huasco

En este maravilloso lugar se puede mirar de cerca el proceso de creación del pisco chileno o probar el “pajarete”, vino clásico chileno al que vendrían muy bien unas aceitunas de la zona como compañía.

Recomendaciones para visitar Valle del Huasco

El consejo es ir con tiempo y ojalá un medio de movilización terrestre que te ayude a cubrir todos los destinos en tres o más días.

¡Ya estás listo para la aventura!

Ubicación del Valle del Huasco

Se encuentra en la Provincia de Huasco, Región de Atacama, a 660 kilómetros de Santiago. En caso de ir por tierra, las rutas se encuentran asfaltadas.

¿Cómo llegar?

Desde el Aeropuerto Chamonate de Copiapó, debes tomar la Ruta 5 norte en dirección sur. En la localidad de Caserón, dobla hacia tu derecha y toma la Ruta C-10 en dirección sur.

Si vas a utilizar transporte público, debes viajar hasta Copiapó. Desde el Terminal Ferroviario hay buses que salen periódicamente hasta la comuna de Huasco.