Los patrimonios mundiales de Chile ante la UNESCO

Estamos felices y orgullosos. Hace apenas algunos días, el comité de Patrimonio Mundial de Unesco, reunido en la ciudad de Fuzhou, en China, decidió incluir dentro de su Lista del Patrimonio Mundial los Asentamientos y Momificación Artificial de la Cultura Chinchorro. Este enorme reconocimiento es fruto de un trabajo mancomunado del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Universidad de Tarapacá y diversas instituciones locales, y que tomó más de dos décadas en materializarse.

Pero el “invaluable legado universal” de la Cultura Chinchorro no es el único Patrimonio Mundial con el que cuenta nuestro país. En Chile existen otros seis sitios que ostentan el máximo grado de protección por parte de la UNESCO. En esta nota te contaré cuáles son, dónde se encuentran y cómo puedes visitarlas.

  1. Oficinas salitreras Humberstone y Santa Laura

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Una publicación compartida por Sarah Rovang (@sarahmoderne)

Declaradas Patrimonio Mundial en 2005, estas emblemáticas oficinas representan uno de los períodos más trascendentes de la historia económica Chile. Entre fines del Siglo XIX y comienzos del XX, la industria salitrera fue el principal eje de desarrollo del país. Durante décadas albergaron a decenas de miles de obreros que, atraídos por el “oro blanco”, se agruparon en cientos de campamentos desplegados a lo largo y ancho del desierto más árido del planeta.

Humberstone conserva principalmente su campamento y Santa Laura su área industrial. Gracias al cuidado que han recibido las últimas décadas, al recorrer las oficinas es posible conocer la naturaleza de la explotación del nitrato y los distintos aspectos de la vida cotidiana asociada a la industria, como sus edificaciones habitacionales, espacios públicos e inmuebles de uso comunitario.

Separadas por algo más de mil metros, ambas oficinas se encuentran a menos de una hora de la ciudad de Iquique, la capital de la región de Tarapacá, y están abiertas de forma permanente a los turistas.

  1. Parque Nacional Rapa Nui

No son demasiados los nuevos antecedentes que puedo aportar sobre este verdadero paraíso natural, archiconocido en todo el planeta. Fundado en 1966, el Parque Nacional Rapa Nui posee una superficie de 7130 hectáreas, lo que representa nada menos que el 40% del territorio de la isla.

Inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial en 1995, esta área protegida, que anualmente recibe más de 70.000 visitas, alberga el mayor legado de la cultura Rapa Nui, expresándose materialmente a través de sus monumentales esculturas polinésicas, un verdadero misterio que hasta el día no ha podido ser desentrañado.

El Parque Nacional es un elocuente testimonio de una cultura única y poderosa que, a lo largo de su historia, ha debido sobreponerse a escenarios adversos, como una severa crisis ecológica y la permanente irrupción del mundo foráneo, manteniendo incólume su espíritu.

  1. Iglesias de Chiloé

Chiloé es uno de los sitios más extraordinarios que he tenido la suerte de conocer. La belleza escénica de sus paisajes y su gran riqueza cultural hacen del archipiélago un lugar mágico y sorprendente.

Las iglesias de Chiloé son, en buena medida, el son el mejor reflejo de esa apasionada manera de sentir la vida, donde lo cristiano y mitológico se funden para dar cuerpo a creencias únicas en el mundo. No importa si están habitadas por 1.000, 100 o 10 personas, todas las localidades tienen su templo. Estos armoniosos edificios, levantados a pulso por su propia gente, son el punto de encuentro de toda la comunidad, tanto para los creyentes como para los que no.

En 2000, la UNESCO incluyó 16 iglesias del Archipiélago dentro de su lista de patrimonios mundiales. Entre sus numerosos atributos se destacó el diseño arquitectónico de las construcciones, la nobleza de sus materiales, el decorado interior, los colores y la imaginería religiosa.

El listado de iglesias está compuesto por los templos de Achao, Aldachildo, Caguach, Castro, Chelín, Chonchi, Colo, Dalcahue, Detif, Ichuac, Nercón, Quinchao, Rilán, San Juan, Tenaún y Vilupulli.

  1. Campamento Sewell

Enclavado en medio de la Cordillera de Los Andes y a 2.200 msnm, la historia de pintoresco campamento comienza en 1905, cuando el gobierno de Chile autoriza al norteamericano William Braden a explotar la mina de cobre El Teniente, considerada el yacimiento subterráneo más grande del mundo.

Con un diseño arquitectónico único en el mundo, “la ciudad de las escaleras” alcanzó su mayor apogeo entre las décadas del 40 y el 60, cuando albergó a más de 15.000 habitantes, quienes tenían a mano todo tipo de servicios, desde escuelas y hospitales hasta tiendas de comercio, salón de bowling e incluso un teatro.

El incalculable valor patrimonial de este impresionante museo a cielo abierto fue reconocido por la UNESCO en 2006, cuando decidió incorporarlo dentro de su exclusiva lista.

  1. Valparaíso

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Una publicación compartida por UnLuchoNeira (@paralelo6ymedio)

Reconocida en el mundo entero, la ciudad de Valparaíso es uno de los principales destinos turísticos del país. Bohemia, alocada y poética, la Joya del Pacífico es algo indescifrable. Su extravagante arquitectura, sus viejos ascensores, sus coloridas casas y sus laberínticas escaleras dan cuenta de un lugar vivo y excéntrico, un hervidero que no descansa ni en el día ni en la noche.

Incluida por la UNESCO en su Listado de Patrimonios Mundiales en 2003, Valparaíso es un lugar en el que querrás perderte. Ya sea en alguno de sus 45 cerros o en el barrio portuario, en cada esquina encontrarás un bar o un boliche para disfrutar de una cerveza o un buen café. No importa si es verano o inverno, en esta ciudad siempre te sorprenderá con algo nuevo, que estimulará todos tus sentidos.

  1. Qhapaq Ñan-Sistema Vial Andino

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Una publicación compartida por LOFscapes (@lofscapes)

La Qhapaq Ñam es una magistral red de comunicación vial implementada por el Imperio Inca, que se extendió a lo largo de seis países de Sudamérica, incluido Chile, y que permitió al Tahuantisuyo mantener su hegemonía sobre las demás culturas de la región, previo a la llegada de los conquistadores españoles.

Se trata de la mejor prueba del desarrollo que alcanzaron los incas en ingeniería civil. Cabe mencionar que esta red de caminos fue construida sobre uno de los territorios más accidentados del mundo. Logró atravesar la accidentada Cordillera de los Andes y los áridos desiertos de la costa sudamericana, conectando a más de 10 millones de personas.

Se estima que la Qhapaq Ñam se extendió por más de 6.000 mil kilómetros en dirección norte – sur. En su época de mayor expansión, superó los 33.000 kilómetros de caminos interiores.

En 2003, Perú invitó a Chile, Argentina, Colombia, Bolivia y Ecuador para trabajar en conjunto y conseguir la venia de la UNESCO para incorporar el Camino de Inca dentro de su lista mundial, reconocimiento que se obtuvo en 2014.

 

Destinos imperdibles: Pomaire

Es uno de los destinos turísticos más visitados de la Zona Central de nuestro país. Un pequeño y pintoresco pueblo donde la artesanía, la gastronomía y las tradiciones más profundas del campo chileno coinciden en un mismo espacio y a menos de 50 kilómetros de Santiago. Un lugar donde la tierra fértil y colorida se convierte en piezas icónicas, que están grabadas en el imaginario colectivo. Es Pomaire, un imperdible de Chile que tienes que conocer y visitar.

Sobre Pomaire

En esta pequeña y pintoresca localidad, situada en la comuna de Melipilla y a menos de una hora de Santiago, todo gira en torno a la greda y la artesanía. Su origen se remonta al siglo XV, cuando un grupo de incas y diaguitas encontraron allí encontraron un territorio fértil y generoso, ideal para practicar la alfarería y la agricultura. Con la llegada de los conquistadores españoles, Pomaire fue creciendo paulatinamente hasta adquirir su condición actual. A partir de mediados del siglo XX, se volcó de lleno al turismo y hoy es un sitio con un sello único y reconocido e todo el país.

¿Cómo es Pomaire?

¿Imagina un pueblo donde todo, absolutamente todo, gira en torno a la artesanía y la gastronomía? Un lugar donde las puertas y las ventanas de las casas, los talleres y negocios están siempre abiertas y donde miles de piezas de greda, de diferentes formas y tamaños, se exhiben en rústicas galerías expuestas al aire libre. Así es Pomaire, un destino mágico y sorprendente, que activa todos tus sentidos mientras avanzas por sus abarrotadas y estrechas calles, sintiendo el intenso y tentador aroma que emanan de las cocinas, escuchando las guitarras que homenajean a la gran Violeta Parra y el incansable eco de los vendedores, que ofrecen rebajas y promociones al por mayor.

Pomaire es como un pueblo de película, atrapado en el tiempo, que ya se la quisiera el más reconocido director de cine, pero profundamente genuino. Tan real como las empanadas de medio y un kilo o los gigantescos pastales de choclo, que mantienen su calor gracias a las propiedades térmicas de las fuentes de greda en los que se cocinan a leña. Un lugar que, independiente de las veces que lo visites, siempre te sorprenderá con algo distinto. Un respiro al caos citadino que respira

Atractivos de Pomaire

Lo primero que tienes que hacer apenas pones tus pies en el pueblo es elegir uno de los tantos restaurantes que adornan las calles y aceptar el desafío de engullir una empanada de pino de un kilo. Aunque parece un exceso, a medida que la crujiente masa y la condimentada carne picada (picada, no molina, valga la aclaración) entra en tu boca, no podrás resistir la tentación de seguir y seguir hasta que el plato quede completamente vacío. Si después del reto aún queda un espacio en tu estómago, tienes el deber de terminal la bacanal con un contundente vaso con mote con huesillos.

Como ya les comenté, la artesanía en greda es el sello de esta localidad. No te voy a recomendar un lugar específico para adquirir sus clásicos vasos, ollas, fuentes, maceteros y por supuesto sus alcancías con forma de chanchito. La idea es que, mientras paseas por sus calles, te vayas haciendo por ti mismo una idea y escojas el producto que necesites.

Para quienes deseen conocer la ancestral técnica alfarera, en el Pomaire existen varios lugares que ofrecen talleres para grandes y chicos. La Granja Educativa, enclavada en el centro del pueblo, dispone de actividades recreativas y pedagógicas, así como cursos más especializados para comenzar a trabajar la greda.

Muy cerca de Pomaire, a no más de 15 minutos, se encuentra la Villa Chocalán. Se trata de una viña abierta al público y que tiene una conexión muy especial con el entorno. Son más de 100 hectáreas de viñedos donde el visitante puede degustar diferentes cepas y, lo más importante, aprender a modelar la greda con tornos artesanales.

Clima de Pomaire

Pomaire, así como gran parte de la Región Metropolitana, posee un clima mediterráneo, con estaciones bien marcadas. Durante el invierno, las temperaturas bajan de forma considerable y abundan las neblinas, principalmente en las mañanas. En verano, el calor se intensifica, superando los 30°C a partir del mediodía.

Recomendaciones para visitar Pomaire

Para disfrutar del pueblo y su gastronomía, te recomiendo salir de casa bien temprano, sobre todo los fines de semana, donde la presencia de visitantes es alta. Aunque la oferta de restaurantes y cocinerías es amplia, a veces es difícil encontrar mesas.

Nuestro país enfrenta una grave crisis sanitaria y económica producto del COVID. Y el turismo, como bien sabemos, ha sido una de las actividades productivas más afectadas por la pandemia. Cuando el pueblo vuelva a abrir, te pido encarecidamente que respetes los precios y no regatees. Necesitamos que los artesanos vuelvan a levantarse y la mejor forma de hacerlo es promoviendo su trabajo y pagando por él lo que corresponde.

¿Dónde está Pomaire?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por MIMBRE|GREDA (@mimbrepomaire_)

Pomaire es una localidad que forma parte de la comuna de Melipilla y se ubica 50 kilómetros al oeste de Santiago, en la Región Metropolitana.

¿Cómo llegar?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por 🌻Natalia🌻 (@nati.yuyin)

Desde Santiago, debes tomar la Autopista Central y avanzan en dirección sur hasta el cruce con la Avenida Pedro Aguirre Cerda. Incorpórate en esa vía y sigue hacia el poniente hasta ingresar a la Autopista del Sol, conocida también como la Ruta 78. Sigue hacia el poniente durante 45 kilómetros. Al llegar al cruce con el camino El Marco toma el desvío a mano derecha.

Yo Recomiendo: Las sorprendentes Pirámides de Sal de Caldera

Pocos lugares en el mundo poseen la magia del Desierto de Atacama. Inconmensurable y silencioso, su caprichosa desnudez estremece y eriza la piel a medida que te internas por sus yermos y desolados paisajes. Su particular geografía, sus singulares texturas y sus variopintos colores, dan forma a un escenario natural único e irrepetible.

Un claro ejemplo es la Quebrada de la Higuera, un geositio de la comuna de Caldera, ubicado 31 kilómetros al sureste de esa ciudad. Un lugar que alberga un atractivo natural increíble, que curiosamente no ha sido del todo difundido. Les hablo las “Pirámides de Sal”, un conjunto de pequeños cerros conformados por arena y sal, cuyo parecido con las maravillas de Egipto es realmente asombros.

Estos montículos, que en promedio alcanzan una altura de seis metros, se formaron hace aproximadamente 11 millones de años por efecto de las lluvias y el viento. Se trata de remanentes de erosión, verdaderos testigos de la sistemática evolución del planeta. Su relevancia, por cierto, no sólo es paisajística, pues se trata de un lugar que alberga miles de restos fósiles de marinos, que destacan por su variedad y su excelente estado de conservación. Tanto así, que las Pirámides de Sal son consideradas el fosilífero más importante de Chile.

Como todo buen tesoro, las Pirámides de Sal no se dejan ver con facilidad. Sabemos de sobra que, a pesar de su apariencia, el desierto es un verdadero laberinto, que nunca debes subestimar. Por eso, cuando decidas ir en busca de este espléndido lugar, te sugiero ir acompañado. Álvaro Espinoza, alias “El Chango Rubio”, es un guía oriundo de Copiapó que conoce la zona como la palma de su mano. Hace algunos años creó su emprendimiento turístico con el objetivo de dar difundir y poner en valor los desconocidos atractivos naturales de la región de Atacama, en particular su desierto.

Álvaro explica que, para disfrutar de este majestuoso recinto natural, lo ideal es estar ahí al mediodía. A esa hora, los pliegues y relieves de la arena se exponen directamente al sol, formando un paisaje de colores y sombras visualmente extraordinario.

“Las Pirámides de Sal” es un lugar sencillamente asombroso, enclavado en la Atacama profunda y desconocida. Un atractivo natural que muy pocos han tenido la fortuna de conocer y que todo amante de la naturaleza debiera visitar alguna vez en la vida.

Por eso, a Álvaro y las Pirámides de Sal, yo los recomiendo.

  • Ubicación: Copiapó, Región de Atacama
  • Contacto: Álvaro Espinoza, Agencia Atacama Walk, +56971041690
  • Instagram: Atacama Walk

Museo del Mar de Arica

Quienes lo conocieron, dicen que Nicolás Hrepic estaba obsesionado con todo lo que tuviera relación con el mar. Sus largas caminatas por la costa en busca de caracolas eran un clásico durante la década del 60.

En sus viajes por el mundo, solía adquirir verdaderos tesoros de ultramar. Su colección privada fue el origen de este museo, que actualmente reúne 1.400 especies marinas de todo el planeta. Este museo está abierto a todo público y sirve como material didáctico de apoyo para instituciones educacionales de la región.

  • Dirección: Paseo Sangra 315, Arica, Región de Arica y Parinacota.
  • Información de visitas: Todo el año.
  • Teléfono: 56-58-2221459
  • Sitio Web: http://www.museodelmardearica.cl/
  • Horarios: Lunes a Viernes 11:00 a 19:00 hrs.
  • Horarios fin de semana: Sábado 11:00 a 14:30 hrs. Domingos cerrado.

Museo Arqueológico San Miguel de Azapa

Los cuerpos momificados más antiguos del mundo están en nuestro país. Y el lugar donde se resguardan es en este museo, reconocido internacionalmente por sus tesoros arqueológicos e históricos. Además de las emblemáticas momias de Chinchorro, este recinto posee una exuberante colección de vestigios de asentamientos prehispánicos, principalmente de la cultura aymara.

  • Dirección: km 12 Valle de Azapa, Región de Arica y Parinacota.
  • Teléfono: 58 2205555
  • Sitio Web: http://masma.uta.cl/
  • Información de visitas: Todo el año.
  • Horario invierno: Lunes a Viernes de 10:00 a 18:00 hrs.
  • Horario de Verano: Lunes a Domingo de 10:00 a 19:00 hrs.

Oficina Salitrera Humberstone

La Oficina Salitrera Humberstone, llamada originalmente La Palma, fue construida en 1872 por la Peruvian Nitrate Company, en plena Pampa del Tamarugal. A fines del siglo XIX alcanzó a ser una de las más grandes de la región. En la década del 30 alcanzó su mayor nivel de producción, con casi más de 3.700 habitantes. En 1960, la oficina fue cerrada de forma definitiva.

  • Dirección: Ruta 16 km 47, Pozo Almonte, Tarapacá
  • Información visitante: abierto de lunes a domingo, de 09:00 a 18:00 horas
  • Teléfono: (57) 276 0626
  • Sitio web: http://www.museodelsalitre.cl/

Geoglifos de Pintados

Pintados es un campo de geoglifos ubicados en la pampa del Tamarugal de la comuna de Pozo Almonte, aproximadamente a 95 kilómetros al noreste de Iquique.

A lo largo de 4 kilómetros de extensión, es posible apreciar en las laderas de los cerros cientos de figuras antropomorfas, de animales y geométricas que corresponden a culturas ancestrales que habitaron esta región hace miles de años.

  • Dirección: 47 kilómetros al norte de la comuna de Pozo Almonte, a un costado de la Ruta 5.
  • Información de visitas: Abierto de Lunes a domingo, desde las 09:00 hasta las 17:00 horas.

Museo del Meteorito

Ubicado en las afueras de San Pedro de Atacama, el Museo del Meteorito es un imperdible de esta turística comuna. En sus pabellones tendrás la oportunidad única de entrar en contacto con una serie de rocas siderales que abarcan prácticamente toda la historia de la nuestra galaxia.

Sentir el magnetismo de los “embriones planetarios”, los primeros cuerpos solidificados del Sistema Solar, es una experiencia alucinante, como también lo es conocer un grupo de meteoritos que almacenan componentes orgánicos, verdaderas semillas de la vida.

  • Dirección: Tocopilla 101, San Pedro de Atacama
  • Horario: De martes a domingo, de 10:00 a 13:00 horas, y de 15:00 a 19:00 horas
  • Email: contacto@museodelmeteorito.cl
  • Sitio Web: http://www.museodelmeteorito.cl

Santuario Nuestra Señora de la Candelaria

Todos los años, el primer domingo de febrero Copiapó se viste de fiesta para celebrar a la Virgen de la Candelaria. Miles de devotos tributan a su patrona a través de cantos, danzas y plegarias en las afueras de esta histórica capilla, inaugurada en 1910 y que se encuentra a un costado de la torre del santuario original, que data del año 1800.

  • Dirección: Los Carreras N° 2595, Casilla 580, Copiapó
  • Información de visitas: de lunes a viernes de 09.00 hrs. a 13.00 hrs. y de 18.00 hrs. a 20.00 hrs.
  • Teléfono: +56 (52) 2221358 +56 (52) 2288214
  • Email: santuario@obispadodecopiapo.cl