Cristián Catrilef, artesano y cultor

Oriundo de la localidad rural de Lafquenmapu, en la comuna de San Juan de la Costa, Cristián Catrilef es un joven cultor y artesano, especializado en tallados en madera nativa y en la elaboración de instrumentos musicales mapuche.

Heredero del conocimiento ancestral de su pueblo, Cristián comenzó a labrar la madera siendo niño observan el trabajo de su padre y su abuelo, quienes son reconocidos artesanos de la zona. De su madre aprendió el arte del hilado y el manejo del tradicional telar mapuche.

Con el nacimiento de sus hijos, Cristián debió dejar de lado la artesanía y dedicar gran parte de su tiempo a su oficio como obrero de la construcción. Sin embargo, en 1999 sufrió un grave accidente que le provocó una parálisis completa de la parte inferior de su cuerpo. Este hecho marcó un punto de inflexión en su vida.

Lejos de sucumbir frente a la tragedia, Cristián decidió seguir adelante e, impulsado por su familia, dedicó toda su energía y creatividad al trabajo en la madera. Su talento brotó como en los viejos tiempos y sus piezas fueron mejorando con cada tallado. A las tradicionales fuentes, platos, pocillos e utensilios, incorporó la elaboración de trutrukas y kutrunes, entre otros instrumentos ancestrales.

Un día, viendo a su esposa transformar la lana en madeja, Cristián se preguntó si sería capaz de crear algún método que permitiera optimizar este largo y tedioso proceso. Fue así como nació la “enmadejadora”, una máquina que, a través de sencillo sistema de poleas, cumple esa función. Al estar diseñado y fabricado en madera, esta singular herramienta se convirtió en una hermosa pieza de artesanía. Actualmente, es uno de sus productos más vendidos.

Cristián es un ejemplo de entereza y creatividad, que gracias a su pasión logró reinventarse y darle un sentido a su vida.

  • Ubicación: Lafquenmapu, comuna de San Juan de la Costa, Región de Los Ríos
  • Contacto: +56 9 6250 4918

 

Claudia Antillanca, emprendedora turística Isla Huapi

Enclavada en el corazón del Lago Ranco se encuentra Huapi, una isla habitada exclusivamente por comunidades huilliche. Allí, las tradiciones del pueblo mapuche se expresan a través de la lengua, los rituales, la agricultura y arte.

En uno de los tantos predios vive Claudia Antillanca, una emprendedora que, a muy temprana edad, comprendió que la perseverancia y la pasión eran fundamentales para cumplir metas y objetivos.

Claudia Antillanca y Pancho Saavedra

Siendo aún adolescente, migró a Santiago en busca de mejores oportunidades. En la capital se casó y fue madre. Junto a su marido sacaron adelante un negocio que les proporcionó estabilidad. Pero, a medida que pasaba el tiempo, el deseo de regresar a sus raíces crecía en Claudia. Necesitaba motivo, una inspiración para volver. Y ésta se apareció de un momento a otro: vender y promocionar productos mapuche con identidad originaria.

Vinos de la emprendedora Claudia Antillalca

Claudia corrió el riesgo y volvió a Huapi. Allí creó Antukuyen, una marca que mantiene hasta el día de hoy. Apostando al futuro, invirtió sus ahorros participando en ferias y exposiciones a lo largo de Chile, promoviendo miel de ulmo y el merkén. Su esfuerzo no tardó en rendir frutos.

Una mañana, mientras contemplaba las aguas del Ranco desde su casa, pensó que la belleza escénica del paisaje, así como las tradiciones de su pueblo, tenían potencial suficiente para atraer a los turistas. Junto a la ayuda de sus vecinos, construyó domos y desarrolló un plan de actividades para que los visitantes aprovecharan su estadía en la isla. Los artesanos y productores se reactivaron y la feria artesanal de Huapi creció hasta convertirse en un potente atractivo de la zona lacustre durante los meses de verano.

Hogar de la emprendedora Claudia Antillalca

Pero el espíritu de superación de Claudia no conoce límites. Junto a otros emprendedores mapuche formó hace algunos años la cooperativa Geminor, cuya misión es difundir la cultura de los pueblos originarios a través de iniciativas comerciales con pertenencia. Su producto más reconocido es Kutral, un vino de la variedad cabernet sauvignon, elaborado en el Valle de Loncomilla, en el secano costero de la región del Maule.

Destinos imperdibles: Lago Ranco

¿Sabías que, en la zona precordillerana de la región de Los Ríos, se encuentra uno de los lagos más grandes y prístinos de Chile, donde la cosmovisión mapuche se mantiene inalterable al paso del tiempo? Te invito a descubrir Lago Ranco, uno de los tesoros del sur de nuestro país.

Sobre Lago Ranco

Sus 1,763 km² de superficie lo convierten en el tercer cuerpo de agua más grande de Chile, tras el Llanquihue y el General Carrera. El Lago Ranco, que en mapudungún quiere decir “agua con oleaje”, se encuentra en el sector este de Los Ríos, a 109 kilómetros de Valdivia, la capital regional.

Información sobre el Lago Ranco

Poblada desde tiempos remotos por el pueblo huilliche, esta zona de la región se mantuvo al margen del proceso de colonización y sólo a fines del siglo XIX, con la instauración definitiva de la República, entró en contacto con el mundo “occidental”.

En su interior hay 25 islas e islotes, de las cuales sólo cuatro están habitadas. En Huapi, la más grande, se encuentra la comunidad indígena más numerosa de todo el territorio, conformada por alrededor de 600 personas. Allí, las costumbres y los ritos ancestrales forman parte de su identidad cotidiana y es escenario del gllatun, la ceremonia religiosa más importante de la nación mapuche.

Cómo es Lago Ranco

Aguas cristalinas y la exuberante selva valdiviana como telón fondo son la mejor carta de presentación de este monumental lago. Ranco es un destino que no se cansa de ofrecer postales de ensueño.

Independiente la dirección que tomes para recorrerlo, la belleza será una fiel compañera que no te dará respiro. El lago es un espectáculo, como también lo son las numerosas cascadas y saltos que se esconden en el espesor de los bosques. Pichi Ignao, Antar y Nilahue son las más reconocidas, pero basta adentrarse un par de kilómetros en los sectores montañosos para encontrar muchas más.

¿Cómo es el Lago Ranco?

Hasta hace algunas décadas, la principal actividad económica de Ranco era la industria forestal. En toda su ribera había aserraderos. La madera salía embarcada por el mismo lago hasta llegar al río Bueno, que seguía su curso hasta desembocar en el Océano Pacífico. La prohibición de explotar el bosque nativo obligó a sus habitantes a buscar nuevas fuentes de ingreso y el turismo se convirtió en el motor de la comuna.

Aunque en la actualidad Ranco se ha convertido en uno de los destinos turísticos más activos del sur de Chile, en casi todo su territorio la identidad mapuche se mantiene vigorosa. La mística Isla Huapi, enclavada en el corazón del lago, es una verdadera reserva cultural. Allí, su gente trabaja incansablemente para conservar sus ritos y costumbres.

Atractivos Lago Ranco

Con sus mil metros de altitud, la cima del Cerro Mayo es el lugar ideal para contemplar en toda su dimensión la belleza del Lago Ranco y el entorno que lo rodea, compuesto de valles, ríos y cordones montañosos.

Atractivos del Lago Ranco

Llegar hasta ese lugar no es sencillo, pero vale la pena las tres horas de caminata, por un sendero que atraviesa los espesos bosques de tepas, ulmos, coihues y mañíos. El volcán Caulle ofrece paisajes de la zona aún más impresionantes. Son tres días de intensa cabalgata, donde deberás poner a prueba tu temple y resistencia física. Aunque es una travesía exigente, la experiencia es inolvidable.

Turismo en el Lago Ranco

A 40 kilómetros de Ranco, en una de las riberas del lago Maihue, se encuentra el Parque Futangue. Con 13 mil hectáreas de superficie, esta reserva privada atesora paisajes sorprendentes, muchos de los cuales fueron moldeados por la gigantesca erupción del volcán Caulle, en 1922. Si te animas a hacer un trekking de ocho kilómetros, llegarás hasta un gigantesco campo de lava, escondido entre los árboles que sobrevivieron el letal avance del flujo piroplástico.

Clima del Lago Ranco

Una de las experiencias más alucinantes de esta zona, es seguir la cuenca del Río Bueno desde su nacimiento, en el desagüe del Ranco, hasta su desembocadura en el Océano Pacífico. Una aventura donde podrás contemplar su exuberante vegetación y conocer parte de su historia.

La Isla Huapi, como le comenté algunos párrafos más arriba, es un destino realmente mágico, donde la fuerza de la ñuke mapu se percibe todo el tiempo. Si está en Ranco, es casi una obligación visitar este lugar.

Clima Lago Ranco

Lago Ranco posee un clima mediterráneo. Los veranos son cálidos, agradables, aunque por las noches la temperatura suele bajar considerablemente. La máxima en esta estación es de 21°C. En inverno las condiciones cambian de forma radical. Las precipitaciones son habituales (casi 1.800 mm al año) y la máxima apenas alcanza los 8°C.

Recomendaciones

Si me preguntan la fecha indicada para visitar este lugar, mi respuesta es verano. Durante esos meses el tiempo es realmente agradable. Llueve poco y las noches son cálidas, con una suave y refrescante brisa. Ahora, si te gusta a lluvia, en Ranco cae agua a raudales durante el invierno. Es ese caso, asegura llevar ropa abrigada, idealmente primera, segundo y tercera capa.

Recomendaciones para visitar el Lago Ranco

No olvides guantes, gorro y bufanda. ¿Dónde dormir? Futrono. Este encantador pueblo cuenta con excelentes servicios de hospedaje. También le sugiero reservar un par de noches en Isla Huapi. No te vas a arrpentir.

Dónde está Lago Ranco

Lago Ranco está ubicado en la provincia de Ranco, en la zona este de la región de Los Ríos. Futrono, el pueblo más importante de este lugar, se encuentra 94 kilómetros al oriente de Valdivia. El tiempo de traslado es de casi dos horas, por una ruta expedita y en excelente estado.

¿Cómo llegar al Lago Ranco?

El aeropuerto más cercano a Lago Ranco está en Osorno, llamado Carlos Hott Siebert o Cañal Bajo. Desde ahí se puede arrendar un auto o tomar un taxi hasta el Terminal de bus de Osorno (80 kms, hora y media en bus).

Hay buses diarios directos desde Santiago a Futrono y también conexiones Santiago-Lago Ranco. Desde la capital, hay una distancia de 890 kilómetros lo que supone aproximadamente 11 horas y media de bus.

Destinos imperdibles: Volcán Mocho Choshuenco

Es uno de los atractivos naturales más reconocidos de la región de Los Ríos. Monumental e imponente, con sus 2422 metros domina uno de los paisajes más hermosos de Chile. Aunque hoy descansa, en al menos cinco oportunidades ha despertado de su sueño profundo para moldear a su antojo el territorio que se extiende a sus pies. Te invito a conocer Mocho Choshuenco, el nevado eterno del sur de Chile.

Sobre el volcán Mocho Choshuenco

El Mocho Choshuenco, que en mapudungun quiere decir “aguas amarillas”, es un complejo volcánico que se encuentra en la zona cordillerana de la comuna de Panguipulli, en la región de Los Ríos. Morfológicamente, posee una estructura tipo caldera formada por el colapso de un volcán ancestral. Posee dos grandes conos, el Mocho y el Chohuenco, los que están separados por escasos metros.

Información del volcán Mocho Choshuenco

Cómo es el volcán Mocho Choshuenco

Rodeado por los lagos Riñihue, Pirihueico y Panguipulli, este imponente complejo volcánico domina a su antojo uno de los paisajes más bellos del país. Está enclavado en el lado occidente del macizo de Los Andes. Su altura alcanza los 2422 metros y está conformado por dos conos, separados por apenas ocho metros.

¿Cómo es el volcán Mocho Choshuenco?

Aunque hoy duerme profundamente, no han sido pocas las ocasiones en se ha sacudido de su silencioso letargo. Su última erupción se produjo en 1864. Las crónicas de aquel tiempo, señalan que la colosal potencia de su explosión estremeció a toda la región. Por sus laderas corrieron sus fluidos piroplásticos hasta llegar al Panguipulli, cuyas aguas hirvieron.

La vida a los pies de este macizo es tranquila y apacible. Panguipulli es un pueblo pujante, que ha crecido enormemente en los últimos años gracias al turismo. Hasta hace algunas décadas, su economía dependía de la explotación de sus bosques. La regulación de la tala árboles nativos, en la década de los 80, obligó a sus habitantes a buscar nuevas fuentes de subsistencia.

Cumbre del volcán Mocho Choshuenco

La conservación de sus recursos naturales fue el punto de partida para crear un modelo de turismo sustentable, que con el tiempo se convirtió en su marca. Anualmente, son decenas de miles de personas que visitan este lugar para disfrutar de sus asombrosos atractivos.

Atractivos del volcán Mocho Choshuenco

Para los amantes de la nieve, Mocho Choshuenco es el paraíso. Gracias a un glaciar de dos kilómetros de diámetro que descansa en una de sus laderas, deportes como el esquí y el snowboard se pueden practicar incluso en verano.

Atractivos del volcán Mocho Choshuenco

La Reserva Biológica Huilo Huilo es otro de los tesoros de la región. Son 100 mil hectáreas de bosque nativo y hábitat de animales como pumas, zorros chilla, pudúes y pájaros carpinteros. Este parque está diseñado para que los visitantes puedan recorrer gran parte de su superficie a través de senderos de primer nivel. El más explorado es el que te lleva hasta el salto del Huilo Huilo, un verdadero monumento natural que te estremecerá por su belleza.

Si te apasionan las experiencias extremas, las cristalinas aguas del río Fui reúnen las condiciones ideales para practicar rafting durante los meses de verano. Es un descenso de aproximadamente 11 kilómetros, donde la fuerza de sus poderosos rápidos podrá a prueba tu coraje y equilibrio.

Ubicación del volcán Mocho Choshuenco

Clima del volcán Mocho Choshuenco

El clima de la zona es bastante frío. Durante los meses de verano, la temperatura máxima alcanza los 21°C. En invierno, ésta alcanza apenas los 6°C. La lluvia es una compañera permanente, aunque entre diciembre y marzo las precipitaciones son esporádicas.

Recomendaciones

Como ya les dije, Mocho Choshuenco es un destino que puedes visitar en cualquier época del año. Si bien en los meses de verano el tiempo es agradable, las noches son frías. Mi recomendación es que lleves abrigo independiente de la estación. La reserva Huilo Huilo cuenta con hoteles de primer nivel. Son altamente demandados, así que si quieres disfrutar de sus instalaciones debe reservar con varios meses de anticipación. En Neltume y Panguipulli hay una variada oferta de hospedajes a precios muy convenientes.

Dónde está el volcán Mocho Choshuenco

El Volcán Mocho Choshuenco se encuentra en el sector oriente de la provincia de Valdivia, en la región de Los Ríos. La ciudad más cercana es Panguipulli, que se encuentra a 39 kilómetros de distancia.

¿Cómo llegar?

Si tu traslado es por vía aérea, desde el Aeropuerto de Valdivia debes tomar la Ruta 202 hasta llegar a San José de la Mariquina. Toma la Ruta 5 en dirección norte. En Lanco toma la salida oriente e incorpórate a la Ruta 203 hasta llegar a la localidad de Neltume, comuna de Panguipulli.

Destinos imperdibles: Caleta Mehuín

Es una de las localidades más sorprendentes de la costa de la región de Los Ríos. Quienes saben de gastronomía aseguran que de sus aguas se extraen los mariscos más sabrosos de la zona. Un lugar tan mágico, que hasta hace un par de años fue hogar del hombre más longevo del mundo, quien vivió ¡hasta los 121 años! Acompáñame a descubrir Caleta Mehuín, un verdadero tesoro de la región de Los Ríos.

Sobre Caleta Mehuín

Mehuín es una localidad costera de la comuna de San José de La Mariquina. Forma parte de la Provincia de Valdivia, en la región de Los Ríos, y está ubicada en la desembocadura del río Lingue.

Territorio ancestralmente ocupado por el pueblo lafkenche, cuenta con una población de poco más de mil habitantes, quienes en su mayoría se dedican a la pesca y la extracción de mariscos. Silencioso y solitario en invierno, durante los meses de verano se convierte en el destino turístico más visitado de la comuna.

Cómo es Caleta Mehuín

Aunque para los habitantes de la región de Los Ríos es lugar familiar, hace algún tiempo Mehuín se hizo conocido en el mundo entero gracias a uno de sus vecinos, Celino Villanueva, el hombre más longevo de Chile y posiblemente del planeta.

Con sus 121 años a cuestas, don Celino rompió todos los esquemas al registrar una inédita marca: vivir en tres siglos distintos. Un acontecimiento asombroso y que difícilmente se vuelva a repetir.

Pero esta apacible caleta atesora más historias que la del insigne Celino. Sin ir más lejos, en los arroyos de zonas boscosas cercanas al puevlo vive la ranita de Mehuín, uno de los anfibios más antiguos del planeta (incluso más que don Celino), un verdadero fósil, que, como pueden suponer, está gravemente amenazado.

Oculto entre la exuberante y siempre verde selva valdiviana, este frágil y pequeño animal, cuyo tamaño es de 56 mm, comparte hábitat con otras especies endémicas, como el chingue, monito del monte y el gato huiña.

Otro motivo de orgullo para los habitantes de esta caleta es la riqueza de su costa. Los recursos marinos son abundantes y sabrosos. El erizo de Mehuín, aseguran los eruditos, son los mejores de la región. Tuve la suerte de probarlos en una de las cocinerías del pueblo y coincido plenamente con la opinión de los expertos.

Atractivos de Caleta Mehuín

Si estás en Mehuín, no puedes dejar de visitar el Islote Maiquillahue. Este atractivo natural es hábitat de lobos marinos, pingüinos Humboldt y aves acuáticas. Si tienes un poco de suerte, también puedes avistar ejemplares de cetáceos que usan esta franja de la costa como lugar de tránsito. Para recorrerlo, pues contratar los servicios de alguno de los pescadores de la caleta, quien gustoso te llevará hasta ese lugar.

Villa Nahuel es otro lugar de Mahuín que tienes que conocer. Ubicada a tres kilómetros de la caleta, en esta localidad las comunidades lafkenche se han organizado para preservar sus bosques nativos, esteros y humedales. Las tradiciones ancestrales forman parte de su cotidianeidad y, a través de experiencias de etnoturismo, puedes conocer algunas de sus expresiones.

Pichicuyín es otro imperdible de Mehuín. Esta localidad costera posee playas solitarias y silenciosas, rodeada de un frondoso bosque nativo. Si te gusta practicar surf, éste es el lugar indicado.

Clima de Caleta Mehuín

Mehuín posee un clima oceánico. La temperatura media es de 12°C. El verano es agradable, con máximas de 23°C. Durante los meses de invierno, las precipitaciones son frecuentes y el termómetro promedia los 10°C.

Recomendaciones

La mejor época para visitar esta hermosa localidad es en verano. Aunque el turismo crece durante estos meses, Mehuín sigue siendo un lugar apacible. Si estás en Valdivia, mi sugerencia es que te tomes un par de días para descubrir sus atractivos. El pueblo cuenta con hospedajes y también con zonas de camping. No olvides que en esta región las lluvias son frecuentes todo el año, así que no olvides meter en tu maleta ropa abrigada.

Dónde está Caleta Mehuín

Caleta Mehuín está a 27 kilómetros del pueblo de San José de la Mariquina y a 75 de Valdivia, la capital de la región de Los Ríos.

¿Cómo llegar?

Desde el Aeródromo Pichuy (Valdivia), debes tomar la Ruta 202 y avanzar en dirección norte hasta la comuna de San José de la Mariquina. Toma la ruta T-20 hasta llegar a Mehuín.

En locomoción colectiva, debes acercarte al terminar Rodoviario de Valdivia. Allí existen empresas de buses que realizan viajes hacia Mehuín.