Los volcanes que han marcado mis viajes y mi vida

Hacer Lugares que Hablan me ha permitido conocer una enorme cantidad de atractivos que, en otras circunstancias, vale la pena reconocer, difícilmente habría visitado.

De norte a sur, de mar a Cordillera, la accidentada geografía de Chile nos regala paisajes deslumbrantes, llenos de contrastes, colores y formas. Y aunque todos tienen un denominador común que, es su belleza, siempre he sentido fascinación por los volcanes.

Imponentes, caprichosos e impredecibles, a mi modo de ver, reflejan la fuerza más pura y salvaje de la naturaleza, una que surge de sus entrañas y que es capaz de cambiar, en cosa de horas, todo el territorio que los rodea.

Nuestro país cuenta con más de 2900 volcanes, de los cuales 80 mantienen algún grado de actividad. Esto que representa nada menos que el 15% a nivel mundial. Increíble, ¿no?.

Si bien la mayoría de ellos son inaccesibles, hay algunos que son perfectamente abordables. Desafiarlos no es sencillo, pero con temple, voluntad y esfuerzo, es posible llegar hasta sus cráteres.

En este post quiero compartir con ustedes los cuatro volcanes a los que me he enfrentado y he salido airoso.

Volcán Lonquimay, Región de La Araucanía

Volcán Lonquimay
Volcán Lonquimay

En la Araucanía, una región donde los volcanes dominan el horizonte, ascender al cráter Navidad del Lonquimay es una experiencia memorable. Su nombre, vale la pena mencionar, se debe a la última vez que entró en erupción: el 25 de diciembre de 1988.

Para llegar hasta su cráter, primero debes hacer una caminata de aproximadamente cuatro kilómetros. Son dos o tres horas de un silencioso andar sobre piedra volcánica. Al llegar a la base, viene la parte más exigente del desafío: enfrentar una pronunciada cuesta de 120 metros de altura, que podrá a prueba toda tu capacidad física.

Una vez arriba, podrás sentir la fuerza interior de la tierra bajo tus pies y contemplar el increíble paisaje que se extiende a tu alrededor, compuesto por una enorme capa de lava y, bien al fondo, los milenarios bosques de araucarias.

Volcán Chaitén, Región de Los Lagos

Volcán Chaitén
Volcán Chaitén

Su última erupción, ocurrida en 2008, fue tan devastadora que obligó a los habitantes de Chaitén a construir un nuevo poblado en una zona segura, lejos de su colosal poder de fuego. Ascender al cráter de volcán no es tarea sencilla, pero, comparado con otros macizos de similares características, es perfectamente abordable.

Aunque sólo un kilómetro separa su base del cono, son cerca de tres horas de intensa caminata. En el primer tramo, debes seguir una huella que a ratos se pierde por la exuberante y espesa vegetación patagónica, además de sortear varios arroyos por donde corre el agua de la más alta pureza.

A medida que asciendes, podrás ver la gigantesca huella por donde circuló la lava ese emblemático 25 de diciembre, una lengua negra de 10 kilómetros que destruyó, sin misericordia, más de 200 hectáreas de bosque nativo.

Como suele ocurrir con los grandes desafíos, los últimos 200 metros de caminata son los más difíciles, pero el esfuerzo tiene un premio más que merecido. Contemplar la gigantesca cavidad por donde irrumpió el magma y que obligó a más de cinco mil habitantes a empezar su vida en otro lugar, es algo indescriptible.

Complejo Volcánico Mocho – Choshuenco, Región de Los Ríos

Volcán Mocho Choshuenco
Volcán Mocho Choshuenco

Enclavado en una de las zonas más hermosas del sur de Chile, conocida popularmente como Los Siete Lagos, este complejo volcánico, cuya altura máxima es de 2422 metros, tiene la particularidad de contar con dos conos, el Mocho y el Choshuenco, que están separados por no más de 50 metros. Actualmente inactivo, su última erupción ocurrió en 1937.

A menos que seas un experto, para ascender hasta el cráter del Mocho debes contratar los servicios de un camión oruga, que se interna en la cordillera hasta llegar hasta los 2.200 metros. Desde el plató, tienes que equiparte con crampones y comenzar una zigzagueante caminata de casi dos horas.

Intenso, sí, pero el premio por llegar hasta la cima es asombroso: un paisaje de una extraordinaria belleza, compuesto por los siete lagos que inundan los verdes y fecundos valles. Impresionante

Volcán Nevados de Sollipulli, Región de La Araucanía

Volcán Nevados de Chillán
Volcán Nevados de Chillán

Noventa y ocho kilómetros al este de Temuco está el primer Geoparque del país: Kutralkura, un territorio que une cuatro comunas, cinco volcanes y la historia geológica de los últimos 250 millones de años. Entre tanta belleza, el Sollipulli deslumbra no sólo por su imponente presencia, sino también por un capricho de la naturaleza que cuesta creer que sea real: en el interior de su cráter descansa nada menos que un glaciar de 14 kilómetros cuadrados.

Si te animas a ascender el Sollipulli, no sólo tendrás una increíble panorámica de región. Incluso puedes caminar por sobre la gigantesca masa de hielo, cuyo centro tiene una profundidad de 500 metros.

4 lugares románticos para disfrutar en pareja

Sabemos que el amor, cuando es puro y sincero, no necesita de grandes escenarios para fluir libremente. Se puede amar en cualquier sitio, incluso en los rincones más inhóspitos. Pero también hay que reconocer que hay lugares que poseen una energía especial, que inspiran y alimentan la pasión, y que nos permiten alcanzar un grado de conexión único con el otro.

En Chile, esos lugares abundan. Su riqueza natural es tan exuberante, que todo amante, independiente de donde provenga, encontrará en este país el destino ideal para comenzar o sellar una relación.

¿Estás pensando en dar el siguiente paso? ¿Quieres dar un nuevo aire a tu relación? Pues bien, aquí comparto algunos de los destinos más románticos de Chile para enamorarse.

Isla Negra

Isla Negra
Isla Negra

Si este balneario sirvió de inspiración para que Pablo Neruda escribiera su célebre “Canto General”, posicionar Isla Negra como uno de los destinos más románticos de nuestro país, no es antojadizo, ni mucho menos un capricho. Situada al sur de la comuna del Quisco, esta localidad costera del Litoral Central ofrece postales de ensueño, que no sólo hipnotizan por su belleza, sino también porque allí, más que en ningún otro rincón de Chile, el Océano Pacífico exhibe la colosal fuerza de sus olas, que rugen al golpear con las rocas. Este lugar es la combinación precisa entre pasión, nostalgia y melancolía.

Visitar la excéntrica morada del Premio Nobel es una experiencia cautivante, que da luces sobre su arrolladora genialidad y su particular percepción del mundo, irónica, mordaz, mágica.

Pero no se confundan. Isla Negra es mucho más que el refugio donde Neruda pasó sus últimos años de vida. Este balneario es también silencio y sosiego. Recorrer sus polvorientas calles es una invitación al relajo y al placer. Contemplar un ocaso en la playa junto a tu pareja, abrazados para protegerse del viento, es un regalo, el mejor lugar para reverdecer laureles y jurarse amor eterno.

Ubicación: balneario de Isla Negra, la comuna de Quisco, Región de Valparaíso.

Valle de Colchagua

Valle de Colchagua
Valle de Colchagua

Imagina un atardecer en medio de un monumental campo de viñedos, disfrutando de una cena mediterránea con una copa del mejor cabernet sauvignon del mundo. Así se vive el amor en Colchagua. Ubicado en el corazón de la región de O’Higgins, y a menos de dos horas de Santiago, este hermoso valle de la Zona Central atesora las tradiciones y costumbres típicas del mundo rural. Destino ideal para quienes disfrutan de la tranquilidad y el sosiego, este destino ofrece diversas actividades para encender la llama del amor. Recorre centenarias bodegas y entrena tu paladar con entretenidas catas; duerme en un hotel cuyas habitaciones son cavas de madera; contempla la puesta de sol en la capital mundial del surf.

Si la pasión no fluye con algunos de estos panoramas, te invito a replantear tu relación. Pero no te asustes, te aseguro que este lugar eso no pasará.

Ubicación: Valle de Colchagua, región de O’Higgins.

Huilo Huilo

Huilo Huilo
Huilo Huilo

Visitar este paraíso natural escondido entre montañas y lagos, es lo más parecido a un cuento de hadas. Ubicado al interior de la comuna de Panguipulli, 860 kilómetros al sur de Santiago, en Huilo Huilo la naturaleza se manifiesta en su estado más puro y salvaje. Sus bosques milenarios, sus torrentosos ríos de aguas cristalinas y sus imponentes cascadas, hacen de éste el lugar ideal para abrir las puertas a cupido. Tal es su belleza, que la prestigiosa revista National Geographic hace algunos años distinguió a esta reserva con el primer lugar en la categoría de “Conservación del Mundo Natural”.

Con casi 100 mil hectáreas de superficie, este lugar es refugio de aves como el chucao y el carpintero negro, además mamíferos como el puma, el pudú y el monito del monte.

Si quieres sorprender a tu pareja, te recomiendo navegar por sus lagos de origen glaciar y sellar tu amor después de un gran reto: ascender hasta uno de los cráteres del complejo volcánico Mocho – Choshuenco.

¿Te atreves?

Ubicación: Camino Internacional Panguipulli – Puerto Fuy – Hua Hum, en la Región de los Ríos.

Cerro Alegre

Cerro Alegre
Cerro Alegre

Cerro Alegre es alegría, bohemia y fiesta. A menos de dos horas de Santiago, los tortolitos allí pueden encontrar el mejor lugar para celebrar el amor al compás de un bolero, gastronomía internacional y largas caminatas entre sus laberínticas escaleras y alambicados pasajes.

Tal como lo dice su nombre, Cerro Alegre es para personas que gozan de la vida. La intensidad de sus colores, sus personajes memorables, su arquitectura excéntrica y sus numerosos bares, hacen de este mítico cerro uno de los íconos culturales más fascinantes de Valparaíso. No por nada su magia lo ha convertido en un lugar cosmopolita, un imperdible para los extranjeros que visitan nuestro país.

Ubicación: Cerro Alegre, Valparaíso, Región de Valparaíso

Las cinco mejores picadas para disfrutar del mítico sándwich de pescado

Hasta hace algunos años, el sándwich de pescado era un producto reservado exclusivamente para los sectores más populares de la Región de Coquimbo. En todas las localidades costeras se ofrece en puestos callejeros, en las esquinas y en restoranes.

De un tiempo a esta parte, la fama de este tradicional emparedado se ha expandido a lo largo de Chile. No son pocos los restaurantes en Santiago que lo han incluido en sus cartas e incluso han desplazado a los típicos churrascos y lomitos.

Picadas para disfrutar del Sandwich de pescado

Su sencillez no lo hace menos contundente: reineta, merluza o jurel, dentro de una crujiente marraqueta, acompañado de limón, pebre, ají y mayonesa según el gusto del cliente. Para que no pierdan la oportunidad de deleitarse con esta preparación, comparto con ustedes los mejores lugares donde disfrutarlos.

La Picá de los Verdes, Iquique

Con años de experiencia y atención personalizada, “La Picá de los verdes” es el mejor lugar en esta ciudad para disfrutar de un enjundioso sándwich de pescado. Con el lema “la opinión del cliente es la única que importa, el tiempo hace la calidad”, la calidad de su preparación de excelencia.

  • Dirección: Caleta Los Verdes, Sitio 3, Iquique

La Ovallina, Atacama

Parada obligada para los camioneros que recorren el norte de Chile, “La Ovallina” es el mejor restorán de la región de Atacama para disfrutar de este popular manjar. Independiente de la hora que pases, el lugar siempre está rebosante de clientes. No por nada esta posada fue reconocida y premiada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes como la octava mejor picada de Chile, gracias a la frescura de sus productos del mar que le otorgan un sello gastronómico único.

  • Dirección: Ruta 5 norte, entre Caldera y Chañaral, sector conocido como El Obispito, a 20 kilómetros al norte de Caldera.

Terminal Pesquero de Coquimbo

La leyenda dice que el origen del mítico sándwich se encuentra en uno de los más de 100 cocinerías y puestos de comida que hay en el colorido y siempre alegre Terminal Pesquero de Coquimbo. Visita obligada para los turistas, este lugar deslumbra por la picardía de sus personajes y la hospitalidad de sus locatarios. Los expertos afirman que los más enjundiosos están en el “Romané” y la “Picá del Rey”.

  • Dirección: Llegar a Coquimbo, dirigirse hacia la costanera de la ciudad, donde se encuentran todos los locales frente al mar.

Ciudad Vieja, Santiago

Según la revista Capital, la masificación del sándwich de pescado en Santiago está estrechamente ligada con la apertura del restorán “Ciudad Vieja”, por allá en 2009. Dicen que fue mismo propietario de este ya clásico local del Barrio Bellavista el que la incluyó como uno de sus platos fuertes.

Sandwich de pescado en la región metropolitana

Las Lanzas, un legendario bar de Ñuñoa, aún conserva la preparación típica que aparece en la carta. Eso sí, allí es conocido como “sándwich gallego”.

Su valor es de tan sólo $4.500. Aunque mantiene la receta tradicional, también le han incorporado algunos ingredientes como pimiento rojo -pelado y frito- y un toque de mayonesa. Una preparación muy simple, pero buena.

  • Dirección: Las Lanzas, Humberto Trucco 25, Ñuñoa (Región Metropolitana)

Liguria, Santiago

El restaurante Liguria de Manuel Montt es otro clásico que mantiene la clásica preparación, aunque el cliente tiene la opción de elegir entre marraqueta o pan italiano. Pero atención: este manjar no está todos los días en la carta, sino sólo cuatro veces por semana.

  • Dirección: Avenida Providencia 1353, Santiago.

Picadas: Los mejores lugares para comer cazuela

No importa si afuera hay un diluvio o si los patos estén cayendo asados, siempre es un buen momento para una cazuela. Enjundiosa y casera, no es mucho lo que puedo aportar sobre esta tradicional preparación. Todos, incluso los más pequeños, la conocemos y se nos hace agua la boca cuando tenemos un humeante plato frente a nuestras narices. Presente en nuestras mesas desde la época de la Colonia, su receta forma parte de nuestro ADN. Independiente si es de pollo, pavo o vacuno, su sabor es único e irresistible.

¿Estás con antojo de cuchareo? Acá algunos datos de picadas en Santiago para disfrutar de este emblema de la cocina chilena.

La Picá de las Cazuelas

La Picá de las Cazuelas
La Picá de las Cazuelas

A veces hay que armarse de paciencia para agarrar mesa. Pero, créeme, la espera vale la pena. Enclavado en pleno centro, se trata de un local pequeño, que desde afuera no llama la atención. Pero la cosa cambia de forma radical una vez que logras entrar en sus instalaciones. Su carta es 100% chilena y bien variada. Y la cazuela de vacuno es su plato estrella. Abundante y enjundiosa, es servida en fuentes de greda y destaca por sus colores y el poder de su caldo. En “La Picá…”, la papa y el zapallo tienen buen tamaño y se complementan a la perfección con el choclo y el arroz.

Dirección: Padre Alonso de Ovalle 1535, Santiago.

Don Peyo

Don Peyo
Don Peyo

Inaugurado en los 70, esta picada es un clásico capitalino. Y eso, en gran medida, es gracias a este popular plato. Lo que diferencia la cazuela de Don Peyo a la de otros restaurantes, es su carne. Allí, la plateada es el ingrediente principal y eso se nota a la primera cuchareada.

Aunque la cazuela de este local se defiende sola, sus dueños aconsejan acompañarla con una jarra de borgoña.

Dirección: Lo Encalada 465, Santiago, Región Metropolitana Chile

Teléfono: +56 222740764

El Grandioso Pollo Caballo

El Grandioso Pollo Caballo
El Grandioso Pollo Caballo

Es difícil imaginar un listado sin una picada con más de un siglo de historia. El Grandioso Pollo Caballo es un referente de la cocina popular de nuestro país. Gracias a su espíritu republicano y popular, este local es frecuentado por artistas e intelectuales. Margot Loyola, una de las folcloristas más importantes de Chile, era una parroquiana frecuente.

En este local, la cazuela se inclina por el chancho. Su sabor es único y eso se debe a su chuchoca, suculenta y picantita, que le da una consistencia sublime.

Dirección: Cartagena 4148, Santiago, Región Metropolitana Chile

Teléfono: +56 226837385

Local 99

Local 99
Local 99

Imagina una humeante y aromática cazuela, servida con “baranda” y a menos de dos lucas. Un buen trozo de vacuno, blandito y sazonando, que además viene con una marraqueta crujiente y pasta de ají para untar en el caldito. Irresistible, ¿cierto?

Así es 99, una de las grandes picadas de La Vega Central. Un lugar que no tiene nombre, pero sí enjundia. Recomendamos por renombrados chefs y cocineros, este local es un verdadero tesoro para quienes disfrutan de la mesa chilena.

Atendido por la “Mari”, el 99 tiene 10 opciones de platos cada día. Si me preguntan qué otra preparación es recomendable, les sugiero las guatitas a la jardinera, cuya tasación en pesos chilenos es de 1.700. Barato, ¿verdad?

Dirección: Artesanos 719. Santiago, Región Metropolitana Chile

Teléfono: +56 941918633

 

¡Estas son las 8 mejores empanadas de todo Chile!

Cada vez falta menos para Fiestas Patrias, y, como bien sabemos, las de este año serán diferentes, especiales, más íntimas. Pero no por eso vamos a privarnos de la oportunidad única de extender los manteles y comer sin restricciones ni culpa.

Y si hablamos de comida, en ninguna mesa pueden faltar las empanadas. Jugosas, Vigorosas y contundentes, qué duda cabe, son la manifestación más pura de nuestra identidad gastronómica. Su sabor, intenso y con el picor preciso, es irresistible.

Porque un 18 de septiembre sin empanadas lisa y llanamente no son Fiestas Patrias, comparto con ustedes un ranking con los mejores lugares de Chile para disfrutar de este manjar.

El Chaperón Sabroso, Iquique

El Chaperón Sabroso, Iquique
El Chaperón Sabroso, Iquique

Para los iquiqueños, el Chaperón Sabroso es un clásico de la ciudad y un paseo obligado para los turistas que visitan esta hermosa ciudad. El sabor del pino de esta empanada es incomparable.

Como suele ocurrir las mejores recetas, el secreto de su preparación se mantiene bajo siete llaves. La única que pista que entregan sus dueños es que el ingrediente más importante es, cómo no, el cariño.

La excelencia de las empanadas de “El Chaperón Sabroso” está fuera de discusión. En 2019, fue reconocida por la escuela de Hotelería, Turismo y Gastronomía del Instituto INACAP como la mejor de la ciudad.

  • Dirección: Bernardo O’Higgins #1012, Iquique
  • Teléfono: +56996179763
El Remanso, La Florida, Santiago
El Remanso, La Florida, Santiago

 

Son las empanadas más famosas de La Florida y no hay habitante de la comuna que no las hayas probado. El Remanso lleva más de un cuarto de siglo de tradición gastronómica y, a esta altura, es todo clásico de la capital. Su demanda es tal, que muchas veces, sobre todos los fines de semana, los clientes deben hacer fila para hacerse del botín.  Pero la espera vale la pena, porque su empanada, con un pino bien “caldúo”, es de esas que se disfrutan hasta el cachito. Dependiendo de tu afición por lo picantes, la puedes pedir con o sin ají.

  • Dirección: Andalién #7330, Santiago, Chile
  • Teléfono: (2) 22852014

Empanadas Huentelauquén

Empanadas Huentelauquén
Empanadas Huentelauquén

Si hablamos de queso, las más contundentes se encuentra en la región de Coquimbo, específicamente en la localidad de Huentelauquén. Con varias décadas de tradición, son parada obligada para quienes transitan por la Ruta 5 norte.

  • Dirección: Km 260, Ruta 5 norte, Huentelauquén, Coquimbo
  • Teléfono: +569096640

Las Deliciosas, Concón, Valparaíso

Las Deliciosas, Concón, Valparaíso
Las Deliciosas, Concón, Valparaíso

Dicen los entendidos que en las “Deliciosas” de Concón se preparan las mejores empanadas de la región de Valparaíso. La variedad de su carta es extensa y está pensada para todos los gustos. Aunque, claro, allí el pino ocupa un lugar secundario considerando que los ingredientes más cotizados son los que vienen directamente del mar. ¿Las más solicitadas? Ostión, macha, choritos y calamar.

Dirección: Av. Borgoño #25370, Con Cón, Valparaíso

Teléfono: (32) 2903714

Le Barón, San Pedro de la Paz, Concepción

Le Barón, San Pedro de la Paz, Concepción
Le Barón, San Pedro de la Paz, Concepción

En 2016, los dueños esta famosa panadería dejaron todo para cumplir su sueño: fabricar las mejores empanadas de Chile. Vendieron todo y se embarcaron en esta empresa sin tener demasiada experiencia. Ximena, la administradora, reconoce que se trató de una locura porque “no sabíamos hacer ni un queque antes de partir”.

Pero la apuesta no pudo resultar mejor y hoy, a cuatro años de su inauguración, ya son todo un clásico de esta hermosa ciudad universitaria. No por nada Inacap, a través de su tradicional concurso de cata a ciegas, coronó la empanada de Le Barón como la mejor del Gran Concepción, gracias al equilibrio entre el pino y la cebolla, junto con los infaltables aliños chilenos: comino, orégano, ají merquén y pimienta para resaltar los sabores de la preparación.

Como pueden ver, calidad con certificación académica.

  • Dirección: Las Violetas #1866, San Pedro de La Paz
  • Teléfono: (41) 3179147

 La Ramírez, Osorno

Son conocidas como la mejor picada de empanadas de Osorno. Aunque la lista de preparaciones es amplia, las que se llevan todos los aplausos son las de queso fritas y, por supuesto, las de pino.

  • Dirección: Eduviges #854, Osorno.
  • Teléfono: +56985912135

 Don Lázaro, Punta Arenas

Dicen los magallánicos que donde Don Lázaros se encuentran las mejores empandas de pino de toda la región. El secreto, revelan sus dueños, está en la presentación de su carne, la que está picada en milimétricos cuadritos.

  • Dirección: Avenida República #202, Punta Arenas
  • Teléfono: (61) 2226757

Granero del Goloso, Santiago

Para los veganos y vegetarianos que no quieren pasar estas fiestas patrias sin disfrutar de una empanada con estilo, el Granero del Goloso es el lugar indicado. Con más de 15 años de historia, este céntrico local, que cuenta con los mejores productos orgánicos, tiene dentro de su catálogo la mejor empanada integral, con un delicioso pino de soya, elaborado con cebolla, pasas, aceituna y sin huevo. Su dueño recomienda reservar con anticipación, porque la demanda es alta y sus preparaciones se venden como pan caliente.

  • Dirección: San Antonio #449, Santiago
  • Teléfono: +56945032324

Emporio El Salitre, Antofagasta

Si lo que quieres es un viaje al pasado, no puedes dejar de visitar el Salitre, un negocio familiar con una tradición que se remonta a la década del 60 y que tiene un toque de la vieja Yugoeslavia.

Dinka y Bernardo, los dueños de este emblemático local de Antofagasta, dicen que sus empanadas son las favoritas de los niños. Esto se debe a que el pino que elaboran es bastante suave y dulce, y, lo más importante, no provoca acidez.

  • Dirección: Maipú #300, Antofagasta
  • Teléfono: (55) 222 2968

Centro Gastronómico El Suizo, Guanaqueros

A sólo 45 kilómetros de Coquimbo, Guanaqueros es uno de los destinos veraniegos más visitados del norte chico. A sus increíbles playas, se suma una tradición gastronómica con más de un siglo de funcionamiento. El Centro Gastronómico El Suizo concentra la mejor oferta de platos del pueblo. Y sí, las empanadas son un clásico. ¿Dónde está la mejor? No hay una respuesta unánime. Cada una tiene su sello particular, dicen los asiduos a este popular recinto.

  • Dirección:  Av. Linderman #2427, Guanaquero, Coquimbo (a 45 kilómetros de Coquimbo)

Las 5 playas de Chile que te dejarán sin aliento

Con más de seis mil kilómetros de costa, Chile es un destino reconocido en todo el continente por sus playas. De norte a sur, nuestro territorio ofrece lugares de ensueño, donde el denominador común, además de la belleza escénica de sus paisajes, es su extraordinaria biodiversidad.

Si bien hay algunas que regularmente aparecen en rankings internacionales, como Hanga Roa y Anakena, en Rapa Nui; Puerto Inglés en el Archipiélago de Juan Fernández; o Bahía Inglesa en Caldera, Chile cuenta con decenas de balnearios, muchos de ellos desconocidos, igual o incluso más espectaculares.

Nadar con toninas en una escondida playa de la Patagonia. Disfrutar de las tibias aguas del Pacífico en un lugar que parece el Caribe, pero que en realidad se encuentra en el desierto más árido del planeta. Contemplar una puesta de sol en una isla que sirvió de inspiración para una de las novelas más célebres del siglo XIX. Todos esos lugares están en nuestro país y esperan por ti.

Por eso, en este post quiero compartir con ustedes un listado de cinco playas, de las que probablemente nunca has oído hablar, que te dejarán sin alientos.

Caleta Cifuncho

Caleta Cifuncho
Caleta Cifuncho

Es uno de los tesoros mejor guardados de la región de Antofagasta. Situada 45 kilómetros al sur de la comuna de Taltal, Cifuncho es una playa que cumple a cabalidad con las expectativas cuando se la visita por primera vez. Como escuché por ahí, es un pedazo del Caribe en el desierto más árido del planeta. Solitaria y silenciosa, sus tibias y prístinas aguas color turquesa contrastan con la sequedad absoluta de un entorno dominado cerros y dunas.

Tranquila y apacible, esta playa es ideal para el baño y la práctica de algunos deportes náuticos, como kayak y vela. Por si fuera poco, en el mismo lugar funciona una pequeña caleta de pescadores, donde se pueden degustar mariscos frescos y pescados extraídos de la misma costa.

Aunque en Cifuncho no hay servicio de alojamiento, Taltal cuenta con una amplia oferta de hoteles, hostales y cabañas.

Ubicación: Cifuncho está ubicada 45 kilómetros al sur de Taltal, región de Antofagasta.

La Virgen

La Virgen
La Virgen

Si Bahía Inglesa es considerada una de las playas más hermosas de Chile, La Virgen no se queda atrás. Este paradisiaco destino se encuentra en la comuna de Caldera, a 70 kilómetros de Copiapó, la capital de la región de Atacama. Sus aguas color turquesa y sus arenas blancas y finas, son una invitación al relajo y el descanso.

Reconocida como una de las mejores del país, este balneario debe su nombre a una formación rocosa donde se aprecian formas que asimilan a la Virgen María.

La Virgen es parte del denominado «Circuito de playas de Caldera», conformada, entre otras, por Puerto Viejo, Chorrillo, La Chata y Bahía Cisne.

Ubicación: La Virgen se encuentra a 40 kilómetros de Caladera, en la región de Atacama.

Isla Mocha

Isla Mocha
Isla Mocha

Al sur de la región del Biobío, frente a las costas de Tirúa, se encuentra la mítica Isla Mocha, la misma que inspiró a Hermán Melville para escribir su novela “Moby Dick”. Con un 45% de su superficie declarada área silvestre protegida, sus exuberantes bosques son refugio de una extraordinaria biodiversidad, donde destaca la presencia de más de 500 especies de aves.

A pesar de su cercanía con el continente, la pureza de este verdadero tesoro natural se explica, entre otros motivos, a su compleja accesibilidad. Debido a la bravura del mar, la única manera de llegar a Mocha es por vía aérea, un viaje de apenas 15 minutos en una avioneta particular, con escasos vuelos y que da prioridad a sus habitantes.

Visitar este lugar es hacer un viaje en el tiempo. Allí, los vehículos prácticamente no existen y sus habitantes suelen trasladarse en carretas tiradas por caballos. En este contexto de absoluta desconexión, donde el silencio es un aliado a tiempo completo, te puedes dar el gusto de avistar ballenas y bucear entre vestigios de antiguos naufragios de la época de los corsarios.

Ubicación: La Isla Mocha se encuentra en el Océano Pacífico, frente a las costas de la comuna de Tirúa, en la región del Biobío.

Caleta Cóndor

Caleta Cóndor
Caleta Cóndor

Situada al sur de la localidad de Caleta Huellelhue y al norte de la comunidad de Manquemapu, Caleta de Cóndor es uno de los secretos mejores guardados de la Región de los Lagos. Sus aguas turquesas y el exuberante bosque nativo que lo rodea hace de éste un lugar único. No por nada el prestigioso diario británico “The Guardian” de lo definió como un paraíso del sur de Chile.

Además de sus bosques, este balneario está rodeado de cerros y ríos, que completan un paisaje de ensueño, muy difícil de encontrar en otras zonas costeras de nuestro país.

Ubicación: Caleta Cóndor forma parte de la comuna de Río Negro, región de Los Lagos.

Puerto Raúl Marín Balmaceda

Puerto Raúl Marín Balmaceda
Puerto Raúl Marín Balmaceda

Cuando hablamos de la Patagonia, automáticamente pensamos en sus bosques milenarios, sus poderosos ríos, sus encajonados fiordos y sus gigantescos lagos. Pero de sus playas poco y nada sabemos.

Hace algunos años tuve la suerte de conocer Puerto Raúl Marín Balmaceda, una localidad costera de la comuna de Cisnes que se encuentra frente al Golfo Corcovado. Este pequeño poblado es en realidad una isla rodeada por el río Palena, el fiordo Pitipalena y el canal de Garrao.

Hasta 2009, año en que se construyó un camino, la única manera de llegar a ese lugar era por vía marítima. Su aislamiento del resto del país le permitió mantener prácticamente intactas su flora y fauna. Si bien en la actualidad el fluyo de turistas ha aumentado, este lugar balneario sigue siendo un verdadero santuario. Esta condición se refleja en la gran diversidad de especies de aves que habitan sus bosques, campos y playas, entre los que destacan el pato lile, Martín pescador, hualas, queltehues y chucaos.

Ubicación: Puerto Raúl Marín Balmaceda forma parte de la comuna de comuna de Cisnes, región de Aysén.

Un día en el Parque Metropolitano

¿Sabías que, con sus 722 hectáreas de superficie, el Metropolitano es el parque urbano más grande de Latinoamérica y el cuarto en el mundo? Creado en 1966, el San Cristóbal, como es conocido todo el mundo, es el principal pulmón verde de Santiago y uno de los destinos predilectos para quienes gozan de la naturaleza y de las actividades al aire libre. Su privilegiada ubicación, su gran infraestructura y los numerosos accesos con los que cuenta, lo convierten en un panorama imperdible para disfrutar en familia o con amigos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por @santiagopoh

En este post quiero compartir una guía con algunas actividades que puedes realizar cuando visites el San Cristóbal. Pero antes de eso, tengo dos excelentes noticias directamente relacionadas con el parque. La primera es que hace algunas semanas el Metropolitano fue reconocido por la weblog Arch Daily por sus miradores, considerados de los mejores del mundo por su diseño arquitectónico y sus extraordinarias panorámicas. La segunda es que, a comienzos de marzo, se inauguraron cuatro senderos exclusivos para bicicletas, que es el primer paso para convertir un sector de la reserva en uno de los mejores bike park del país.

Pero volvamos a la guía. Para ascender a la cima del parque tienes varias alternativas. Las más recurrentes son por Pio Nono (Bellavista) y Pedro de Valdivia (Providencia). Mientras que en la primera sólo puedes subir caminando, en la segunda tienes la posibilidad de hacerlo en bicicleta. Ambas rutas ofrecen un contacto único con la naturaleza. Ahora bien, si decides pedalear, el retorno es una aventura extraordinaria, una ruta de cinco kilómetros de adrenalina de la más alta pureza, que hará que tu corazón palpite como nunca antes lo has sentido.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Samir Rosolem (@rosolem)

Una alternativa más reposada, pero no por eso menos interesante, es llegar hasta el mirador principal a través de su legendario funicular, que opera desde 1925 y que en 2000 fue declarado Monumento Histórico Nacional. El recorrido cuenta con tres paradas. La primera es la que se encuentra apostada a pocos metros del Zoológico Metropolitano. La segunda es conocida como Plaza de México. Allí debes disfrutar de un contundente vaso de mote con huesillos, cocido con agua de canela y clavo de olor. La estación final es en la cumbre del cerro y a los pies de la gigantesca Virgen de la Inmaculada Concepción. Desde ese lugar podrás disfrutar de una extraordinaria panorámica de la ciudad, que cubre las zonas oriente, poniente y sur de Santiago.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por B E R N Y | (@mix_eklektika)

Otra excelente alternativa para disfrutar de la belleza del parque es recorrerlo desde las alturas montado en algunas de las cabinas de su popular teleférico. Remodelado en 2016, este singular medio de transporte hace un recorrido de cuatro kilómetros (ida y vuelta), cuya duración es de aproximadamente 15 minutos. Las panorámicas que tendrás de la ciudad son realmente únicas. Definitivamente, un imperdible.

El Jardín Botánico Mapulemu, que en mapudungún quiere decir “bosque de tierra” es otro sitio que debes incluir en tu visita al parque. Sus cuatro hectáreas de superficie son refugio de numerosas especies endémicas, propias del clima mediterráneo, como boldos, peumos y árboles típicos del bosque esclerófilo de la zona Central.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Jocelyn Muñoz Romero (@jotyta)

Muy cerca del Mapulemu se encuentra otro Jardín Botánico, el Chagual. Este sitio se dedica exclusivamente a la producción de plantas que crecen en climas mediterráneos, principalmente plantas que se encuentran en estado de amenazas, y que hasta no mucho tiempo atrás abundaron entre las regiones de Coquimbo y Biobío.

Para los fanáticos de las caminatas, el Metropolitano cuenta con cuatro senderos, que sumados cubren una extensión de 14 kilómetros y que conectan cuatro comunas de Santiago (Recoleta, Providencia, Huechuraba y Vitacura). El más popular es el tramo Chagual, una huella de 1.800 metros de longitud, que se interna por un impresionante bosque de álamos blancos y cuyos principales destinos son el Jardín Japonés, el Chagual y el Vivero Leliantú.

Para los meses de verano, el parque pone a disposición de sus visitantes dos grandes piscinas, Antilé y Tupahue, cuyos tickets son accesibles para cualquier bolsillo y son el merecido premio luego de una intensa caminata bajo el aplastante sol de la temporada estivival.

Como ves, no hay excusas para aburrirse en Santiago. Independiente de la época del año, el Metropolitano cuenta con una enorme lista de actividades para disfrutar en tu tiempo libre.

Ubicación: Pío Nono #450, P 2, Recoleta, Región Metropolitana

Las mejores picadas de completos en Santiago

Una institución que forma parte de nuestra cotidianeidad y, al mismo tiempo, el fiel reflejo de nuestra cultura. Eso es el completo, un sándwich sabroso, adictivo y, lo más importante, al alcance de todos. Irresistible para cualquier paladar, está presente en cumpleaños, bingos, kermeses de colegio, estadios, bajones a media noche y un largo etcétera. Su popularidad es tan avasalladora que, cada 24 de mayo, se conmemora su día nacional.

Quienes han investigado su historia, afirman que su origen se remonta a un pequeño restaurante de la ciudad de Saint Louis, en Missouri. Allí el comerciante alemán Anton Ldwing decidió llevar a los Estados Unidos la tradición de comer sin cubiertos las salchichas de cerdo, acompañadas de chucrut y otras salsas bávaras. Al constatar que para los comensales ensuciarse las manos no era una experiencia satisfactoria, en 1886 tuvo la genial idea de meter todos esos ingredientes en un pan alargado.

El resto, como bien saben, es historia.

A Chile llegó hace un siglo y, desde entonces, nos ha deleitado con su inigualable sabor. A diferencia del original, el completo nacional lleva chucrut, tomate y mayonesa. Sin embargo, con el correr de los años a esa triada de ingredientes se le han sumado otros, como la palta (tan cara en estos tiempos), ají, salsa verde e incluso papas fritas, variaciones que dan cuenta de su enorme versatilidad y también de nuestra inagotable creatividad culinaria. La única regla inquebrantable es que, al momento de prepararlos, el tomate siempre debe ir debajo de la mayonesa.

Acompañado de una cerveza, una gaseosa o simplemente un té, un buen completo siempre nos alegrará el día. Por eso, en este post hice un listado con las mejores picadas en Santiago para disfrutar de este prodigio universal.

Portal Fernández Concha

Portal Fernández Concha
Portal Fernández Concha

Quienes se han dedicado a seguir su rastro afirman que la historia del completo en Chile comenzó en ese céntrico edificio capitalino, ubicado frente a la Plaza de Armas de Santiago. Y su artífice fue Lunch Bahamondes, un visionario inmigrante norteamericano, que no sólo lo popularizó en la capital, sino también tuvo la desfachatez de agregarle el tomate y la mayonesa. En el Fernández Concha la lista de locales que ofrece este sándwich es tan variada como los ingredientes con los que se prepara. Y si bien todos tienen lo suyo, mis favoritos son “El Portal, Ex Bahamondes” y el Nuria, una picada cuyos gigantescos platos, especialmente su vienesa italiana, desbordante de palta y mayonesa, te dejarán atónito.

Dirección Nuria: Fernández Concha, 964, Santiago.

Contacto: +56 226610620

Dirección: El Portal, Ex Bahamondes: Fernández Concha 954, Santiago.

Contacto: +56 9 9386 2402

Fuente Suiza

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fuente Suiza (@fuentesuiza)

 

Habitual punto de encuentro de los jóvenes y la bohemia capitalina, la Suiza es de esos lugares donde el sabor y la contundencia van de la mano. Si bien es cierto que los lomitos son su mayor carta de presentación, los completos italianos de esta picada son de alto vuelo, principalmente por su mayo casera y su crujiente pan, recién salido del horno. Si aún no has tenido el privilegio de visitar este clásico local, te cuento que, independiente de cual sea tu elección, siempre debes pedir como acompañamiento una empanada de queso frita, considerada una de las mejores de Santiago.

Dirección: Avenida Irarrázaval 3361, Ñuñoa.

Contacto: +56 23278 8300

El Rey del Completo


No es fácil llevar una corona. Bien lo sabe la Reina Isabel II. Las exigencias son altísimas y los tropiezos, imperdonables. Por eso, cuando a comienzos de los 80, don Teodoro Vaccarella bautizó así a su local no tuvo otra opción más que preparar el mejor completo de Santiago.

Aunque en cosas de gustos no hay nada escrito, los completos de don Teodoro siempre aparecen en todos los rankings. Basta pasar por afuera del local, enclavado en pleno centro de la capital, para comprobar que su popularidad es incuestionable. Siempre hay una fila de fanáticos, a quienes no les importa demasiado la espera, porque saben que su esfuerzo tendrá su merecido premio.

La salsa verde, que sin distinción acompaña cada una de sus variedades, es su sello. Otro atributo incontrarrestable es su valor, clavado desde hace años en los $1.290 pesos. Una propuesta democrática y republicana, que siempre se agradece en tiempos de vacas flacas.

¡Larga vida al rey!

Dirección: Enrique Mac Iver 263, Santiago Centro

Contacto: +56 22633 6123

El Bob Esponja

El Bob Esponja
El Bob Esponja

Los floridanos coincidirán conmigo que en este local se preparan los mejores completos de la comuna. Además de su extraordinario sabor y su gran tamaño, el Bob Esponja cumple cabalmente una de las máximas obligaciones de una genuina picada: funciona las 24 horas al día.

Dirección: Avenida Trinidad 187, La Florida.

Contacto: 9 8545 7962

La Fuente Chilena

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fuente Chilena (@fuente.chilena)

Enclavada en el corazón de Avenida Apoquindo, esta tradicional picada de la comuna de Las Condes es la expresión más pura de las numerosas variaciones que puede tener un completo. Aunque todas sus preparaciones son irresistibles, su caballito de batalla es la vienesa chacarera, que incluye porotos verdes, tomates, mayonesa casera y ají. El festín que se forma al interior de tu boca es una experiencia sublime, con un leve picor que activa todos tus sentidos y a sólo dos mil pesos. Memorable.

Dirección:  Avenida Apoquindo 4900, La Condes.

Contacto: +56 22964 3914

Cinco delicias chilenas para endulzar los días fríos

No es sencillo resignarse a la idea de que el verano vive sus últimos días. Y aunque estamos acostumbrados a esta amarga experiencia, eso no quiere decir que no se trate de un momento cargado de melancolía. Atrás comienzan a quedar los atardeceres cálidos, los cielos despejados y las noches al aire libre. Como un ejercicio de resignación, nos aferramos a los recuerdos, las añoranzas y todos aquellos momentos que marcaron los primeros meses del 2021.

Pero, como no hay mal que por bien no venga, el invierno no sólo viene acompañado de lluvias, bajas temperatura y días que se apagan a media tarde. Si hay algo que me fascina de esta estación son las masas, sobre todo las que endulzan el paladar y que tienen la capacidad de transportarte a los mejores años de la infancia. Nada mejor que arroparse en el sofá, con una jarra de café, un delicioso dulce y una entretenida película. De solo pensarlo, se me hace agua la boca.

Por eso, en este post quise hacer un listado con las delicias favoritas para acompañar las frías tardes de invierno. ¿Coincidirán conmigo? Vamos a ver.

Picarones

Picarones
Picarones

Esta deliciosa masa con forma de anillo, elaborada en base a harina, zapallo, huevo, naranja y un poco de maicena, tiene su origen en el norte del país y está presente en nuestras vidas desde la época de la colonia. Aunque tiene un gran parecido con el calzón roto (ya hablaremos sobre él), la diferencia entre ambas preparaciones radica en su forma, pero también en sus ingredientes. El picarón, al menos el original, es una argolla gruesa, sustanciosa y de gran sabor. El calzón roto posee un agujero en su centro, pero infinitamente más pequeño. El segundo además prescinde del zapallo. Donde hay coincidencia es que ambos son irresistibles.

Berlín

Berlín
Berlín

La receta de este manjar de los dioses llegó junto a los colonos alemanes que se asentaron en el sur del país a fines del siglo XIX. Aunque existen versiones donde el relleno principal es el manjar, el original se prepara con crema pastelera. A mí me gustan en sus dos modalidades, aunque me decanto por el tradicional. ¿Saben por qué? Pues, porque así los vendía la tía del kiosko en el colegio.

Un buen Berlín se elabora con cuatro tazas de harina, dos cucharitas de levadura, dos huevos a temperatura ambiente, manteca para freír, una taza de leche fría y una de azúcar flor. Y, por supuesto, el ingrediente más importante: la crema pastelera.

Churros

Churros
Churros

Un clásico para las tardes de invierno. No he conocido a ninguna persona capaz de resistirse a su sabor inconfundible. Esta deliciosa y crujiente masa tiene su origen en China y no en España, como muchos piensan. Su nombre original era “youtiao”, cuya traducción al castellano es “palo de pan frito en aceite”. Su expansión por el mundo fue gracias a los portugueses, quienes modificaron su aspecto tosco por un coqueto diseño estrellado; y también su receta, reemplazando la sal por azúcar flor.

Los churros son tan magníficos que su receta está presente en casi todas las cocinas de mundo. En Chile los comemos con azúcar flor y también rellenos con manjar. Hay quienes han experimentado con sus ingredientes, reemplazando, por ejemplo, el dulce de leche por leche condensada o mermelada.

A juicio de los entendidos, el churro perfecto debe ser crujiente por fuera y jugoso por dentro, bien cocido, sin exceso de grasa ni sabor a harina. El secreto de su preparación está en la mezcla y el proceso de amasado, el cual debe ser minucioso y prolongado. Un consejo: si vas a utilizar aceite, prefiere el de oliva.

Calzones rotos

Calzones rotos
Calzones rotos

El mito popular dice que su nombre surgió luego de que una vendedora de la comuna de Estación Central, mientras voceaba sus dulces en plena calle, fue víctima de una caprichosa ventolera, que blandeó su falda y dejó al descubierto parte de su humanidad. Verdad o no, lo cierto es que esta popular preparación es infaltable cuando comienzan a caer los primeros goteros invernales, sobre todo a la hora de la once.

Los calzones rotos se elaboran con harina, azúcar flor, mantequilla, huevo y leche. Una vez que la masa tenga la consistencia adecuada, ésta debe reposar algunos minutos para luego darle su inconfundible forma trenzada. El secreto de la receta está justamente en su consistencia. Cuando ese requisito se cumple, el éxito está asegurado.

Sopaipilla

Sopaipilla
Sopaipilla

Es la reina indiscutida de los inviernos. Presente en restaurantes, cocinerías, picadas e incluso en puestos callejeros, la sopaipilla es parte de nuestra historia e imaginario colectivo. Su origen, vale aclarar, se encuentra al otro lado del mundo. Fueron los árabes quienes popularizaron esta crujiente masa de harina, que solían engullir bien aceitada. La invasión musulmana a la Península Ibérica, a comienzos del siglo VIII, marcó para siempre la cultura española. Y las sopaipillas formaron parte de ese influjo. Su arribo a nuestro continente se produjo cientos de años más tarde de la mano de los conquistadores. El pueblo mapuche la adaptó y la bautizó con ese nombre en honor a un ave. Su sello distintivo es la chancaca, una salsa elaborada con azúcar, melaza, canela y cáscara de naranja, que le da un sabor único e inigualable.

 

 

 

Cinco rutas en Santiago para practicar mountain bike

Adrenalina a tope, vértigo y resistencia física. Así podría resumir el mountain bike o ciclismo de montaña, un deporte relativamente nuevo en nuestro país, pero que cada año gana más adeptos. Considerada una disciplina de alto riesgo, consiste en recorrer rutas naturales muy difíciles de transitar, con cuestas empinadas y descensos muy rápidos. Generalmente, se practica en cerros, bosques y quebradas.

Una de las virtudes del mountain bike, además de los beneficios propios de toda actividad física, es que se trata de un deporte que permite descubrir destinos desconocidos sin provocar impacto en el entorno.

Debido a su particular geografía, la Región Metropolitana es considerada uno de los mejores spots en Chile para desarrollar este deporte. Y lo mejor, es que muchos de estos circuitos se encuentran a escasos kilómetros de la capital. Si vives en Santiago y estás en busca de emociones nuevas, en la siguiente nota te mostraré cinco lugares donde puedes hacer MTB.

Reserva Natural El Durazno

Reserva Natural El Durazno
Reserva Natural El Durazno

Al oriente de la comuna de Lo Barnechea se encuentra una de las mejores rutas en Santiago para hacer ciclismo de montaña. Para los riders expertos, El Durazno es una suerte de catedral, no sólo porque sus circuitos están bien diseñados, sino también porque su acceso es completamente gratuito.

La ruta principal de este bike park cuenta con un pendiente de 413 metro de subida, altamente exigente, sobre todo después de los días de lluvia. A pesar de eso, el sendero, que atraviesa un tupido bosque nativo, es claro y transitable. Si tienes experiencia, llegar hasta la cima del circuito te tomará alrededor de tres horas. El premio para quien logre el objetivo es una panorámica única de la cuenca del Mapocho y también del sector oriente de Santiago.

El Panul

El Panul
El Panul

Este conocido cerro de la comuna de la Florida es regularmente visitado por los raiders santiaguinos, principalmente los fines de semana. Su cercanía con la ciudad, su gran conectividad y sus paisajes, lo convierten en un destino de primer nivel. Si bien algunos de sus tramos son bastante complejos, es muy común encontrarse con menores dando sus primeros pedaleos en este deporte. El circuito de El Panul es circular y su extensión es de cinco kilómetros, casi todo al interior de un bosque nativo.

Panul se encuentra en los faldones cordilleranos, justo donde termina la avenida Rojas Magallanes. Por cierto, su acceso es gratuito.

San Carlos de Apoquino

San Carlos de Apoquino
San Carlos de Apoquino

Se encuentra al interior del Parque Cordillera, una reserva privada enclavada de los faldones cordilleranos. Su ingreso es a través del estadio San Carlos de Apoquindo y tiene un costo de $2.000. Aunque es una ruta utilizada principalmente para hacer trekking, con el paso del tiempo se ha convertido en una de las más concurridas por los riders. Los senderos cuentan con subidas y bajadas exigentes, con senderos estrechos y rodeados de vegetación nativa.

Hacienda Las Varas

Hacienda Las Varas
Hacienda Las Varas

Aunque está al interior de una propiedad privada, el ticket de ingreso a la Hacienda es muy económico ($1.500). Se encuentra en el kilómetro cuatro del camino a Farellones. Esta ruta, según los expertos, una de los más exigentes de la capital, debido a sus pendientes empinadas y a su irregular camino, con tierra suelta y rocas de gran tamaño. Además de su belleza escénica, este lugar ofrece panorámicas increíbles de la ciudad. Otra virtud de Las Varas es que tiene conexión con otros senderos, que incluyen los de San Carlos de Apoquindo.

El Cardo-Pirque

El Cardo-Pirque
El Cardo-Pirque

Entre los cerros del Cajón del Maipo se encuentra la ruta El Cardo, una de las más completas de la región Metropolitana. En ellas podrás encontrar descensos rápidos, caminos estrechos, cortes abruptos y muchas rocas. El recorrido comienza en el sector de Las Vizcachas, siguiendo la ruta que va hacia San José. Luego de pasar el puente La Sirena, viene un segundo tramo que sigue el camino hacia Pirque. A medida que avanzas hacia el Cardo, la pendiente comienza a crecer sostenidamente.

Los senderos de esta ruta son de alta dificultad, con tierra suelta y muchas curvas, que exigen fuerza y destreza frente al manubrio. Son aproximadamente 25 kilómetros de camino, que se internan por bosques y quebradas. Al llegar al farellón viene la mejor parte de la experiencia: un descenso vertiginoso y a gran velocidad. En promedio, esta travesía tiene una duración de cuatro horas.