Destinos imperdibles: Valle de Casablanca

A menos de una hora de Santiago existe un territorio fértil y generoso donde se cultivan los mejores mostos de la zona central de Chile. Un hermoso valle enclavado entre cerros, de alma campesina y aire puro, donde podrás degustar sus dos principales variedades de vinos blancos: el chardonnay y el sauvignon blanc. Acompáñame a conocer a Casablanca, un destino imperdible de la región de Valparaíso.

Sobre el Valle de Casablanca


El Valle de Casablanca se encuentra en la región de Valparaíso, 80 kilómetros al oeste de Santiago. Exuberante y fértil, es considerada una de las 10 Capitales del Vino a nivel mundial por la Great Wine Capitals of the World.

Se trata de un lugar sumamente especial. Su cercanía con el Océano Pacífico, que influye directamente en la temperatura a través de su viento, sumado a sus suelos altamente permeables, crean las condiciones ideales para el cultivo de mostos de excelente calidad.

Las primeras plantaciones de uva comenzaron en 1982 y ocuparon apenas 20 hectáreas del valle. Una década más tarde su superficie aumentó a 700 y hoy son más de 3.000 hectáreas de viñedos, repartidas en 25 viñas. El 90% de la producción corresponde a las cepas Chardonnay, Sauvignon Blanc, Pinot Noir y Merlot, siendo las dos primeras la más reconocidas y laureadas internacionalmente.

¿Cómo es el Valle de Casablanca?


Casablanca es un valle prodigioso. Cercano, accesible y con clima privilegiado. Recorrer sus campos es una invitación al descanso y la meditación, una experiencia que activará tus sentidos, trasportándote a un estado de absoluta plenitud.

A pesar de su cercanía con Santiago y Valparaíso, allí se respira un aire distinto y se vive en otro ritmo. La belleza de su entorno y su variada oferta de actividades, lo convierten en un destino ideal para visitar en familia o con amigos, ya sea por un día o bien por un fin de semana.

Atractivos del Valle de Casablanca


Visitar Casablanca es entregarte una experiencia donde el vino y la gastronomía son sus principales panoramas. Todo, por supuesto, en un entorno de tranquilidad y de gran belleza escénica.

Las viñas por lo general trabajan con agencias especializadas, que ofrecen diferentes paquetes a los visitantes, algunos de una jornada y otros de varios días de duración. Los tours apuestan por actividades sencillas y relajadas, que inducen a los turistas a vivir momentos de relajo y desconexión.

Además de participar de degustaciones de vinos Premium, en Casablanca podrás recorrer las viñas en bicicleta, conocer las bodegas y participar de algunas de algunas actividades que estén relacionadas al proceso de producción del vino, como el embotellamiento y guarda, entre otras.

Quienes deseen pasar un fin de semana en el valle, algunas viñas cuentan con hoteles y restaurantes de primer nivel. Te recomiendo reservar en Emiliana, Indómita o Veramonte.

Clima del Valle de Casablanca


Como ya saben, Casablanca cuenta con un clima bastante especial, con temperaturas muy agradables en verano, que oscilan entre los 23 y 27°C. Los inviernos son húmedos y templados. En esa estación la temperatura promedio es de 11°C. Las lluvias no son abundantes y se concentran entre mayo y agosto.

Recomendaciones


Si vas a beber no conduzcas. Si tienes pensado ir por un día, mi recomendación es que contrates loa servicios de una agencia turismo, que ofrece programas definidos y traslados.

¿Quieres vivir la experiencia de pasar un fin de semana en un hotel enclavado en medio de los viñedos? Eso es posible. Pero recuerda reservar tu estadía con tiempo.

 ¿Dónde está el Valle de Casablanca?


El Valle de Casablanca se sitúa en la región de Valparaíso, 80 kilómetros al oeste de Santiago y a 40 de la ciudad de Valparaíso.

¿Cómo llegar?


Desde Santiago, debes tomar la Ruta 68 y avanzar hacia el poniente durante 80 kilómetros. Si viajas de Valparaíso, toma la misma ruta, pero en sentido contrario, y desplázate 40 kilómetros.

Los patrimonios mundiales de Chile ante la UNESCO

Estamos felices y orgullosos. Hace apenas algunos días, el comité de Patrimonio Mundial de Unesco, reunido en la ciudad de Fuzhou, en China, decidió incluir dentro de su Lista del Patrimonio Mundial los Asentamientos y Momificación Artificial de la Cultura Chinchorro. Este enorme reconocimiento es fruto de un trabajo mancomunado del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Universidad de Tarapacá y diversas instituciones locales, y que tomó más de dos décadas en materializarse.

Pero el “invaluable legado universal” de la Cultura Chinchorro no es el único Patrimonio Mundial con el que cuenta nuestro país. En Chile existen otros seis sitios que ostentan el máximo grado de protección por parte de la UNESCO. En esta nota te contaré cuáles son, dónde se encuentran y cómo puedes visitarlas.

  1. Oficinas salitreras Humberstone y Santa Laura

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Una publicación compartida por Sarah Rovang (@sarahmoderne)

Declaradas Patrimonio Mundial en 2005, estas emblemáticas oficinas representan uno de los períodos más trascendentes de la historia económica Chile. Entre fines del Siglo XIX y comienzos del XX, la industria salitrera fue el principal eje de desarrollo del país. Durante décadas albergaron a decenas de miles de obreros que, atraídos por el “oro blanco”, se agruparon en cientos de campamentos desplegados a lo largo y ancho del desierto más árido del planeta.

Humberstone conserva principalmente su campamento y Santa Laura su área industrial. Gracias al cuidado que han recibido las últimas décadas, al recorrer las oficinas es posible conocer la naturaleza de la explotación del nitrato y los distintos aspectos de la vida cotidiana asociada a la industria, como sus edificaciones habitacionales, espacios públicos e inmuebles de uso comunitario.

Separadas por algo más de mil metros, ambas oficinas se encuentran a menos de una hora de la ciudad de Iquique, la capital de la región de Tarapacá, y están abiertas de forma permanente a los turistas.

  1. Parque Nacional Rapa Nui

No son demasiados los nuevos antecedentes que puedo aportar sobre este verdadero paraíso natural, archiconocido en todo el planeta. Fundado en 1966, el Parque Nacional Rapa Nui posee una superficie de 7130 hectáreas, lo que representa nada menos que el 40% del territorio de la isla.

Inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial en 1995, esta área protegida, que anualmente recibe más de 70.000 visitas, alberga el mayor legado de la cultura Rapa Nui, expresándose materialmente a través de sus monumentales esculturas polinésicas, un verdadero misterio que hasta el día no ha podido ser desentrañado.

El Parque Nacional es un elocuente testimonio de una cultura única y poderosa que, a lo largo de su historia, ha debido sobreponerse a escenarios adversos, como una severa crisis ecológica y la permanente irrupción del mundo foráneo, manteniendo incólume su espíritu.

  1. Iglesias de Chiloé

Chiloé es uno de los sitios más extraordinarios que he tenido la suerte de conocer. La belleza escénica de sus paisajes y su gran riqueza cultural hacen del archipiélago un lugar mágico y sorprendente.

Las iglesias de Chiloé son, en buena medida, el son el mejor reflejo de esa apasionada manera de sentir la vida, donde lo cristiano y mitológico se funden para dar cuerpo a creencias únicas en el mundo. No importa si están habitadas por 1.000, 100 o 10 personas, todas las localidades tienen su templo. Estos armoniosos edificios, levantados a pulso por su propia gente, son el punto de encuentro de toda la comunidad, tanto para los creyentes como para los que no.

En 2000, la UNESCO incluyó 16 iglesias del Archipiélago dentro de su lista de patrimonios mundiales. Entre sus numerosos atributos se destacó el diseño arquitectónico de las construcciones, la nobleza de sus materiales, el decorado interior, los colores y la imaginería religiosa.

El listado de iglesias está compuesto por los templos de Achao, Aldachildo, Caguach, Castro, Chelín, Chonchi, Colo, Dalcahue, Detif, Ichuac, Nercón, Quinchao, Rilán, San Juan, Tenaún y Vilupulli.

  1. Campamento Sewell

Enclavado en medio de la Cordillera de Los Andes y a 2.200 msnm, la historia de pintoresco campamento comienza en 1905, cuando el gobierno de Chile autoriza al norteamericano William Braden a explotar la mina de cobre El Teniente, considerada el yacimiento subterráneo más grande del mundo.

Con un diseño arquitectónico único en el mundo, “la ciudad de las escaleras” alcanzó su mayor apogeo entre las décadas del 40 y el 60, cuando albergó a más de 15.000 habitantes, quienes tenían a mano todo tipo de servicios, desde escuelas y hospitales hasta tiendas de comercio, salón de bowling e incluso un teatro.

El incalculable valor patrimonial de este impresionante museo a cielo abierto fue reconocido por la UNESCO en 2006, cuando decidió incorporarlo dentro de su exclusiva lista.

  1. Valparaíso

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Una publicación compartida por UnLuchoNeira (@paralelo6ymedio)

Reconocida en el mundo entero, la ciudad de Valparaíso es uno de los principales destinos turísticos del país. Bohemia, alocada y poética, la Joya del Pacífico es algo indescifrable. Su extravagante arquitectura, sus viejos ascensores, sus coloridas casas y sus laberínticas escaleras dan cuenta de un lugar vivo y excéntrico, un hervidero que no descansa ni en el día ni en la noche.

Incluida por la UNESCO en su Listado de Patrimonios Mundiales en 2003, Valparaíso es un lugar en el que querrás perderte. Ya sea en alguno de sus 45 cerros o en el barrio portuario, en cada esquina encontrarás un bar o un boliche para disfrutar de una cerveza o un buen café. No importa si es verano o inverno, en esta ciudad siempre te sorprenderá con algo nuevo, que estimulará todos tus sentidos.

  1. Qhapaq Ñan-Sistema Vial Andino

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Una publicación compartida por LOFscapes (@lofscapes)

La Qhapaq Ñam es una magistral red de comunicación vial implementada por el Imperio Inca, que se extendió a lo largo de seis países de Sudamérica, incluido Chile, y que permitió al Tahuantisuyo mantener su hegemonía sobre las demás culturas de la región, previo a la llegada de los conquistadores españoles.

Se trata de la mejor prueba del desarrollo que alcanzaron los incas en ingeniería civil. Cabe mencionar que esta red de caminos fue construida sobre uno de los territorios más accidentados del mundo. Logró atravesar la accidentada Cordillera de los Andes y los áridos desiertos de la costa sudamericana, conectando a más de 10 millones de personas.

Se estima que la Qhapaq Ñam se extendió por más de 6.000 mil kilómetros en dirección norte – sur. En su época de mayor expansión, superó los 33.000 kilómetros de caminos interiores.

En 2003, Perú invitó a Chile, Argentina, Colombia, Bolivia y Ecuador para trabajar en conjunto y conseguir la venia de la UNESCO para incorporar el Camino de Inca dentro de su lista mundial, reconocimiento que se obtuvo en 2014.

 

Destinos imperdibles: Laguna Verde

¿Sabías que, a menos de dos horas de Santiago, existe un escondido pueblito costero que atesora uno de los espacios naturales más maravillosos de la Región de Valparaíso? Te invito a descubrir Laguna Verde, un lugar que guarda una tranquilidad impagable para alejarse del ajetreo de la ciudad y conectarte con esta hermosa y pacífica bahía.

Sobre Laguna Verde

Sobre Laguna Verde
Sobre Laguna Verde

Laguna Verde es una localidad rural ubicada 15 kilómetros al sur de la ciudad de Valparaíso. Sus primeros habitantes fueron pescadores nómades que navegaron sus costas hace aproximadamente 13 mil años, posterior a la última glaciación que afectó a gran parte del territorio que hoy conforma nuestro país.

Previo a la llegada de los conquistadores españoles, esta zona fue anexada al Imperio Inca, aunque la influencia de los pueblos originarios del sur de Chile siempre estuvo presente. Sin ir más lejos, “Curauman”, denominación con el que fue conocido este sector en la época pre hispánica y que en mapudungún significa “piedra alojada”, describe el supuesto origen de la laguna, producido por el impacto de un gigantesco meteorito a escasos metros del mar.

Su actual nombre surge en el Siglo XVI, cuando los exploradores españoles que buscaban abrirse camino en las zonas cercanas a Valparaíso, observaron un gran humedal que, producto del reflejo de la vegetación que rodeaba el cuerpo de agua, que denominaron Laguna Verde.

Cómo es Laguna Verde

Cómo es Laguna Verde
Cómo es Laguna Verde

Laguna verde es una localidad pequeña, pero con mucho movimiento durante los meses de verano. Con poco más de 3.500 habitantes, en este lugar se respira un aire rural, que combina campo y mar. Las calles del pueblito son de tierra, las casas de adobe y es aún es común encontrarse con vecinos desplazándose montados en caballos o en carretones.

La belleza de este balneario se puede apreciar apenas comienzas a bajar de la empinada cuesta que la separa de la ciudad de Valparaíso. Una extensa playa de arenas blancas, encajonada por empinados riscos, es lo primero que salta frente a tus ojos. Los cerros pintados de verde decoran un paisaje que pareciera pertenecer a otra región de Chile.

Antiguamente cerca de esta laguna, crecían algunos Schinus, molle o “molli”, que es el árbol sagrado de los incas y que desde lejos parecen sauces, dando origen a la quebrada El Molle en la primera vuelta del camino a Valparaíso, donde puedes apreciar especies como quillay, litre, molle, belloto, boldo y peumo,

En la zona de Curaumilla, sus bosques nativos te sorprenderán su diversa y exótica fauna, conformada, entre otras especies, por el zorro culpeo, águila peregrina, la lechuza blanca, el picaflor gigante, zorzales, loicas y la particular perdiz.

Si quieres acariciar tu paladar con los mariscos más frescos de la zona, te recomiendo el restaurante “El Galeón”, donde sentado frente al mar disfrutarás de diversos productos recién sacados del mar. También hay oferta de hoteles y hospedajes para pasar algunos días de tranquilidad.

Atractivos de Laguna Verde

Atractivos de Laguna Verde
Atractivos de Laguna Verde

Quienes visitan esta localidad lo hacen principalmente con el objetivo de disfrutar de la playa Grande, un paraíso escondido entre dos enormes muros de piedra, que hipnotiza por sus aguas cálidas y una suave y refrescante brisa. Si bien en la orilla el mar es tranquilo, basta adentrarse algunos metros para sentir su fuerza, que se expresa por medio de olas que pueden alcanzar los cuatro metros de altura, ideal para los amantes del surf.

Un buen panorama es recorrer la bahía en lancha y pasar la tarde practicando pesca recreativa. Otra alternativa es visitar la playa Chica de Laguna Verde, un pequeño paraíso que te asombrará por sus puestas de sol. Imperdible para los enamorados.

Espectacular también es gozar de un día de caminata junto a tu familia en el Parque Quebrada Verde, donde podrás recorrer 4 kilómetros de senderos que se pierden entre tupidos bosques y que te llevan a diferentes miradores para contemplar el mar y sus gigantes acantilados.

Clima de Laguna Verde

Clima de Laguna Verde
Clima de Laguna Verde

El clima de Laguna Verde es mediterráneo, con una densa nubosidad matutina que se mantiene durante todo el año. Las precipitaciones son bajas, alcanzando una media anual de entre 250 y 450 milímetros. La temperatura anual promedio es de 13º C, con veranos cálidos y soleados e inviernos fríos y húmedos.

Recomendaciones

Recomendaciones
Recomendaciones

Laguna Verde es una localidad que puedes visitar durante todo el día. Para que aproveches el tiempo, te sugiero salir muy temprano de Santiago para aprovechar bien el día. Si vas con niños a la playa, debes estar muy atento. Si bien la mayoría del tiempo el mar es calmo, a veces emergen corrientes tropicales muy fuertes, que alteran el comportamiento de las aguas. De todos modos, el balneario cuenta con salvavidas permanentes y debidamente preparados.

Dónde está Laguna Verde

Dónde está Laguna Verde
Dónde está Laguna Verde

Laguna Verde se encuentra 15 kilómetros al sur de la ciudad de Valparaíso, capital regional, y 131 de Santiago.

¿Cómo llegar?

¿Cómo llegar?
¿Cómo llegar?

Desde Santiago, debes tomar la Ruta 68 y avanzar 131 kilómetros en línea recta hasta llegar a la cuesta 60 Ch (La Pólvora) y tomar cuesta abajo hacia Valparaíso. Si estás en Valparaíso también puedes desplazarte en locomoción colectiva. En la calle Pedro Montt comienza el recorrido de la línea 520, que recorrer varios sitios de interés de esta ciudad, como es el Puerto, la aduana y el cerro Playa Ancho, uno de los más populares de la comuna.

Destinos increíbles: Caleta Pichicuy

A menos dos horas de Santiago, existe un lugar que, gracias a sus olas, en los últimos años se ha convertido en un destino imprescindible para los amantes del surf. Una caleta pintoresca y apacible, donde sus habitantes viven a un ritmo diferente y se come muy bien. Te invito a conocer Pichicuy, el secreto mejor guardado de la región de Valparaíso.

Sobre Pichicuy

Sobre Pichicuy
Sobre Pichicuy

Se encuentra al suroeste de la comuna de La Ligua, muy cerca del límite de las regiones de Valparaíso y Coquimbo. Apenas 174 kilómetros separan la caleta de la Santiago, una distancia que en tiempo de viaje no supera las dos horas.

Esta caleta está habitada por algo más de 900 habitantes, quienes se dedican a la pesca artesanal y a la extracción de algas. Una curiosidad: Pichicuy es la primera localidad costera que aparece en la Ruta 5 Norte cuando viajes desde Santiago.

La playa tiene una extensión de cuatro kilómetros y está completamente expuesta al suroeste, lo que da origen a grandes marejadas, una condición esencial para la práctica de surf.

¿Cómo es Caleta Pichicuy?

¿Cómo es Caleta Pichicuy?
¿Cómo es Caleta Pichicuy?

La historia de esta caleta se remonta a fines de los años 30, cuando algunos vecinos de La Ligua y La Calera, en busca de nuevas oportunidades, se instalaron en la bahía. La playa era tranquila y los recursos del mar abundaban. El rumor se hizo correr y, una década más tarde, empezaron a aparecer los primeros botes. A fines de los 70, los vecinos, que en esa época no sobrepasaban el medio millar, construyeron un muelle.

Pero no fue sino hasta a principios del nuevo milenio cuando esta localidad se hizo conocida por lo que es hoy: una de las mejores playas de la zona central para hacer surf. Dicen que fue un pescador quien, después de comprar una tabla de bodiboard en la Ligua, comenzó a desafiar sus embravecidas olas. Nuevamente el rumor se hizo eco. En poco tiempo surfistas de diferentes puntos de la región empezaron a llegar los fines de semana. Algunos compraron terrenos y construyeron sus cabañas. Otros invirtieron en cabañas, lodges y restaurantes.

La localidad costera está dividida en tres playas, Los Patos, Punta de La Poza y la Caleta, cuya extensión total es de seis kilómetros.

Atractivos

Atractivos
Atractivos

Pichicuy es sinónimo de surf. En esta localidad los amantes de este deporte encuentran las condiciones ideales para poner a prueba su experiencia. Sus olas presentan una altura que oscila entre los tres y seis metros. Una de ellas, “La Marmola”, mide 13 metros y está reservada para los profesionales.

En Pichicuy se come bien y a un excelente precio. Alrededor de la playa hay varios puestos y restaurantes que ofrecen preparaciones sencillas con productos recién extraídos del mar. Muy cerca del pueblo, 13 kilómetros al sur, está Caleta La Ligua. Situada en la desembocadura del río que lleva su mismo nombre, allí también puedes disfrutar excelentes platos en un gran entorno.

Te gusta sumergirte en el mar y descubrir la vida submarina. Pues bien, Pichicuy reúne las condiciones naturales ideales para practicar buceo. En la caleta funciona una academia que organiza expediciones de forma regular a lo largo de la costa, además de hacer cursos de iniciación (https://www.buceopichicuy.cl/).

Clima de Caleta Pichicuy

Clima de Caleta Pichicuy
Clima de Caleta Pichicuy

Pichicuy tiene el clima semiárido. La temperatura media anual es de 19°C. Las precipitaciones son escasas, con un promedio de 150 mm.

Recomendaciones

Recomendaciones
Recomendaciones

Pichicuy es una excelente alternativa para disfrutar de un fin de semana junto a amigos o familias. Es un lugar tranquilo, con muy poco tráfico, aunque durante los meses de verano el flujo de turistas suele crecer. Como ya te comenté, la caleta cuenta con infraestructura hotelera, aunque no muy desarrollada. Reserva con tiempo.

¿Dónde está Caleta Pichicuy?

¿Dónde está Caleta Pichicuy?
¿Dónde está Caleta Pichicuy?

Caleta Pichicuy se encuentra en la comuna de La Ligua, 137 kilómetros al norte de Viña del Mar y a 186 de Santiago.

¿Cómo llegar?

¿Cómo llegar?
¿Cómo llegar?

Desde Santiago, debes tomar la Ruta 5 en dirección norte y avanzar hasta el kilómetro 172. En ese punto te encontrarás con una rotonda. Toma la salida a mano derecha, cruza la Panamericana y sigue el camino hasta llegar al centro de la caleta.

 

Destinos imperdibles: Horcón

¿Sabías que, a menos de dos horas de Santiago, existe una de las caletas más pintorescas del litoral central? Refugio de poetas y artistas, durante la década de los 70 se convirtió en el santuario de la contracultura hippie en nuestro país. Acompáñame a descubrir Horcón, un lugar con una atmósfera especial, cargada de misticismo, que te llevará al pasado.

Sobre Horcón

Sobre Horcón
Sobre Horcón

Horcón, que en mapudungún significa “lugar de patos”, es una localidad costera de la comuna de Puchuncaví, en la región de Valparaíso.  Con más de 275 años de vida, se dice que en la época precolombina fue habitada por los changos, un pueblo de pescadores nómades que solía recorrer la costa del norte de Chile. Ubicado a 163 kilómetros de Santiago, su población apenas supera los tres mil habitantes.

¿Cómo es Horcón?

¿Cómo es Horcón?
¿Cómo es Horcón?

Ubicado en una pequeña y protegida bahía rodeada de bosques de pinos y eucaliptus, el pueblo se caracteriza por la tranquilidad de sus habitantes y los llamativos colores de sus casas, emplazadas en ambos costados de su angosta calle principal. En Horcón todo está tan junto, tan pegado, que, visto desde arriba, el lugar parece una maqueta: la playa, la caleta, los restaurantes, la feria artesanal y los pequeños almacenes.

El misticismo en este lugar se percibe apenas pones tus pies en él. Es una energía extraña, que huele a un pasado apacible, cuando la vida corría un ritmo distinto. El mar, calmo y silencioso, sorprende por su transparencia. Los botes de madera, pintados de colores extravagantes, hacen juego con los viejos hippies quienes, apostados en la costanera, te saludan con afecto y te invitan a charlar. Los pescadores también hacen lo propio, voceando sus productos recién sacados del mar.

Atractivos de Horcón

Las prístinas y calmas aguas de la caleta no sólo son ideales para los bañistas, sino también para los que disfrutan de los paisajes submarinos. El buceo es una actividad que ha crecido con fuerza en los últimos años y es el mejor lugar para incursionar en esta disciplina.

A pocos kilómetros de la caleta se encuentra Cau Cau, una pequeña playa que te sorprenderá por sus arenas blancas y el que la rodea, compuesta por bosques y sus escarpadas quebradas. Otros balnearios que debes conocer son El Tebo, Punta Fraile, el Clerón y, por supuesto, la Luna, la única playa nudista de Chile.

Mi rincón favorito de Horcón es su famoso Puente de los Deseos. Situado a pocos metros de la caleta, este lugar refleja el espíritu del balneario y es parada obligada para quienes buscan sellar su amor frente a las calmas aguas del Pacífico a través de un colorido rito, que consiste en amarrar coloridas cintas en las barandas de la estructura de madera. Es una experiencia simbólica que debes realizar mientras el ocaso tiñe de naranjo el cielo.

Clima de Horcón

Clima de Horcón
Clima de Horcón

El clima de Horcón es templado y cálido. Su temperatura máxima promedio es de es 24°C en enero y de 17°C en julio.

¿Dónde está Horcón?

¿Dónde está Horcón?
¿Dónde está Horcón?

Horcón está ubicado a 12 kilómetros de Puchuncaví, a 44 kilómetros al norte de Viña del Mar y a 163 kilómetros al noreste de Santiago.

Recomendaciones

Recomendaciones
Recomendaciones

La escasa distancia que lo separa de Santiago hace de Horcón el destino ideal para gozar de un fin de semana en familia o con amigos.

En la caleta hay varias picadas y restaurantes para todos los gustos y con productos recién sacados del mar. ¡No olvides llevar dinero en efectivo!

¿Cómo llegar?

¿Cómo llegar?
¿Cómo llegar?

Desde Santiago, debes tomar la ruta 68 que te lleva a Viña del Mar. Pasado el retén de Carabineros en el sector de Lago Peñuelas, dobla a la derecha en un desvío señalizado que indica la ruta a Con Con – Puerto Ventanas. En el cruce de Quintero, avanza por la carretera en dirección norte hasta hasta llegar a otro cruce. Allí debes doblar a mano izquierda. Pasando la localidad de Ventanas llegarás a Horcón.

Destinos imperdibles: Quintay

A poco más de 120 kilómetros de Santiago, en la costa de la comuna de Casablanca, existe un lugar mágico, que con los años se ha convertido en uno de los destinos predilectos para los amantes del buceo. Un verdadero santuario de la naturaleza, cuyos paisajes submarinos deslumbran por su extraordinaria biodiversidad y también por su historia, marcada por hundimientos y naufragios. Te invito a descubrir Quintay, la perla sumergida de la región de Valparaíso.

Sobre Quintay

Sobre Quintay
Sobre Quintay

Quintay se encuentra en la comuna de Casablanca, en la costa de la región de Valparaíso, a menos de dos horas de Santiago. Su población apenas supera el millar de habitantes, quienes se dedican principalmente a la pesca artesanal. Sus primeros habitantes llegaron a comienzos del siglo pasado provenientes de otras localidades costeras del Litoral Central, como Algarrobo y El Quisco. Entre las décadas del 40 y 60 esta caleta albergó la ballenera más grande del país.

Cómo es Quintay

Cómo es Quintay
Cómo es Quintay

 

Es el destino ideal para visitar los fines de semana. Gastronomía, historia y sorprendentes paisajes submarinos, ideales para el buceo, son su mejor carta de presentación. Lo primero que ves al llegar a la caleta son sus casas multicolores, sus restaurantes y sus botes enclavados en plena arena.

La playa de Quintay es especial. Además de sus aguas cristalinas, este espacio se sitúa en un sector de terrazas conformadas por lomas bajas de diversos niveles, que crean pequeñas ensenadas, que impiden la formación de olas.

Atractivos de Quintay

Atractivos de Quintay
Atractivos de Quintay

Quienes visitan esta playa lo hacen principalmente con el objetivo de sumergirse en sus aguas para contemplar su extraordinaria biodiversidad oceánica, donde podrás entrar en contacto con más de 40 especies de peces, que se desplazan entre verdaderos bosques de algas. Si tienes un poco de suerte, podrás interactuar con lobos de mar e incluso, si la suerte te acompaña, con escurridizos delfines.

Si te gusta más el campo, un caballo será tu aliado para conocer el imponente bosque que rodea la caleta. Estas expediciones son organizadas por la caballeriza Santa Augusta, que se encuentra a menos de tres kilómetros de la playa principal.

La gastronomía de Quintay es reconocida en toda la región. Su costanera cuenta con restaurantes y puestos para deleitar tu paladar con preparaciones con sello oceánico.

Clima

Clima
Clima

Los  veranos son cómodos, áridos y despejados y los inviernos,  fríos y parcialmente nublados. Durante el transcurso del año, la temperatura generalmente varía de 7 °C a 21 °C y rara vez baja a menos de 3 °C o sube a más de 24 °C.

Recomendaciones

Recomendaciones
Recomendaciones

Lo único que debes tener en cuenta es que la playa de Quintay es una zona muy pequeña, con una sola vía de tránsito, que colapsa durante cuando aumenta el flujo de vehículos. Si te desplaza en vehículo, te recomiendo estacionar en la entrada al pueblo.

Dónde está Quintay

Atractivos de Quintay
Atractivos de Quintay

Es una localidad costera, situada en la comuna de Casablanca, provincia de Valparaíso.

Cómo llegar a Quintay

Cómo llegar a Quintay
Cómo llegar a Quintay

A 120 kilómetros de Santiago, el acceso a Quintay está ubicado en el kilómetro 93 de la Ruta 68 que une Santiago y Valparaíso. Luego, siguen 22 kilómetros que se internan en un paisaje rodeado de naturaleza con un camino pavimentado en perfectas condiciones.

 

 

Destinos imperdibles: Olmué

¿Sabías que, a menos de dos horas de Santiago, se encuentra uno de los valles más fértiles de la zona central de nuestro país? Un lugar con un clima privilegiado, que alberga el bosque de palmas chilenas más grande del planeta y que hace casi 200 años fue estudiado a fondo por el británico Charles Darwin, considerado el naturalista más importante del siglo XIX.  Acompáñame a descubrir Olmué, una de las perlas escondidas de la región de Valparaíso.

Sobre Olmué

Sobre Olmué
Sobre Olmué

Olmué, que en mapuzungún quiere decir “lugar de huilmos”, es una comuna de la provincia de Marga Marga, ubicada en el límite este de la región de Valparaíso, a casi 100 kilómetros de Santiago. Con poco más de 15 mil habitantes, es considerada la puerta de entrada al Parque Nacional La Campana, uno de los atractivos naturales más visitados de la zona central de nuestro país. Territorio de tradiciones centenarias, es considerada la capital del folclore nacional debido a la gran cantidad de cultores que habitan sus zonas rurales.

¿Cómo es Olmué?

¿Cómo es Olmué?
¿Cómo es Olmué?

Tradiciones campesinas, valles de extraordinaria fertilidad y un clima privilegiado. Así es Olmué, una comuna apacible y sencilla, el mejor lugar cerca de Santiago para respirar aire puro y desconectarse del estrés citadino. Su cercanía con el Parque Nacional La Campana, declarado Reserva de la Biósfera durante los 80, la convierte en un destino con múltiples opciones para disfrutar de la naturaleza.

Atractivos Olmué    

Atractivos Olmué        
Atractivos Olmué

                                        

Declarada Reserva de la Biósfera por la UNESCO en 1985, el Parque Nacional la Campana es uno de los territorios más fértiles de la zona central de Chile. Con una superficie total de ocho mil hectáreas, alberga el bosque de palmas chilenas más grande del país y es refugio de numerosas especies de fauna nativa, como el pájaro carpintero, el águila, la tenca, el picaflor, la lechuza blanca, y los zorros chillo y colorado, entre otras.

El Parque Nacional, que hace casi dos siglos fue estudiado por el célebre naturalista británico Charles Darwin, posee numerosos senderos de excursión para disfrutar de la belleza de sus paisajes. El más visitado es el que llega a la cima del cerro Campana. Este lugar posee un mirador con una panorámica en 360°, desde donde puedes observar el Océano Pacífico y la Cordillera de Los Andes.

Cerca de la reserva se encuentra la comuna de Hijuelas, conocida en todo Chile como la “Capital de las Flores”. Sus enormes cultivos de azaleas, lilium, alegría Nueva Guinea, alegría danziger, rosas minies y bromelias, entre muchas otras especies, llenan de colores sus valles y son un gran atractivo para visitar en familia.

Si quieres disfrutar de la verdadera gastronomía típica del valle central, Olmué es el lugar indicado. Un clásico de esta comuna es el “No me Olvides” (+56 332441781), restaurant que atesora recetas centenarias y sorprende por la contundencia de sus platos. Ubicado en el sector de Quebrada Alvarado, dicen que sus parrilladas son las mejores de la región. ¿Será verdad? La mejor forma de averiguarlo es reservando una mesa.

Olmué es considerada la “Capital del Folclore” de Chile. Durante los meses de verano, esta comuna recibe miles de turistas, que llegan desde diferentes zonas del país, para disfrutar de sus numerosas fiestas costumbristas. El Festival del Huaso su principal evento, un certamen musical con más de cinco décadas de historia y que se realiza en el mes de enero.

Clima de Olmué

Clima de Olmué
Clima de Olmué

Olmué tiene el clima mediterráneo. Su temperatura máxima promedio es 26°C en enero y 15°C en julio.

¿Dónde está Olmué?

¿Dónde está Olmué?
¿Dónde está Olmué?

Olmué está ubicada al interior de la Provincia de Marga Marga, en el límite oriente de las regiones de Valparaíso y Metropolitana. Se encuentra a menos de 100 kilómetros de Santiago y a 60 de la ciudad porteña.

Recomendaciones

Recomendaciones
Recomendaciones

La escasa distancia que lo separa de Santiago hace de Olmué el destino ideal para gozar de un fin de semana en familia o con amigos. Si te gusta disfrutar de la naturaleza, este valle cuenta con numerosas zonas para acampar al aire libre. Si buscas descanso, la lista de logde y spa es numerosa y a precios muy convenientes.

Gracias a su privilegiado clima, Olmué es un destino al que puedes visitar en cualquier época del año. Ahora, si me preguntas cuál es la mejor estación para recorrerlo, mi recomendación es hacerlo durante los meses de primavera, donde la naturaleza aflora en todas sus dimensiones, pintando de intensos colores sus valles, cerros y quebradas.

¿Cómo llegar?

¿Cómo llegar?
¿Cómo llegar?

Desde Santiago, toma la Ruta 5 en dirección norte hasta llegar al pueblo de Tiltil. Una vez allí, incorpórate a la ruta conocida como “Camino a Tiltil”. En el límite norte de esa comuna, toma el camino hacia la “Cuesta la Dormida” hasta llegar a la Ruta G-10-F. Dobla a mano izquierda y sigue en esa dirección hasta llegar a Olmué. El tiempo de traslado es de aproximadamente una hora y 45 minutos.

Si viajas en transporte público, debes dirigirte a los terminales de buses que se encuentran a la salida de la Estación de Metro Universidad de Santiago.

 

 

 

 

Yo Recomiendo: La Chicha Criolla de Don José Toro

En el corazón de la comuna de San Felipe, específicamente en el sector del Almendral, se elabora la mejor chicha artesanal de Chile. Y el responsable de ese prodigio es José Toro, quien de su padre heredó una receta con más de siete décadas de historia.

Decir que su producto es el mejor del país no es una apología antojadiza. Hay datos concretos que respaldan dicha afirmación. Y éste es el más contundente: por ocho años consecutivos, su chicha ha sido seleccionada para hacer el brindis con el que el Presidente de la República da el vamos a la tradicional Parada Militar, cada 19 de septiembre.

Como suele ocurrir con las grandes historias, el elixir de don José saltó a la fama de pura casualidad. Un día, mientras inventariaba su producción con miras a las fiestas patrias, una comitiva del Club de Rodeo Gil Letelier, entidad encargada de elegir el brebaje para el día de las “Glorias del Ejército”, se apareció de sorpresa en el restaurante de la familia Toro.

Después de visitar a un candidato cuya bebida, dicho sea de paso, no reunía los pergaminos suficientes, pararon a almorzar antes de regresar a Santiago. Mientras miraban la carta, uno de los comensales pidió una caña de chicha para acompañar su plato. Bastaron apenas un par de sorbos para que convencer a todo el grupo de que la suya era la elegida.

Desde entonces, la Chicha Criolla de Don José es el símbolo y motivo de orgullo de todo El Almendral.

Don José asegura no conocer a ninguna autoridad política ni militar. Sólo sabe que, a medida que el calendario avanza hacia a septiembre, debe concentrar todo su talento para elaborar su mejor bebida y así seducir a la republicana comitiva. Una tarea para nada fácil, si consideramos que en este “concurso” participan decenas de productores de diferentes zonas del país.

El local de la familia Toro es pequeño y acogedor. Los diplomas que certifican la oficialidad de su bebida ocupan un lugar protagónico al interior del recinto y están disponibles al público. ¿Qué podemos decir de su carta? Que es sencilla, pero 100% republicana.

Las empanadas de pino, charqui a la chilena y arrollado con pan amasado, son la especialidad de la casa. Cada preparación, por supuesto, debe ir acompañada siempre de una dulce caña de chicha.

Aunque ya es toda una celebridad en San Felipe, Don José siempre ha mantenido la humildad y prudencia. Cuando le preguntan cuál es el secreto de su éxito, el productor no tiene problemas en revelar su fórmula: “49% es jugo de uva cocido y fermentado. El porcentaje restante es amor, cariño y, por supuesto, la técnica que aprendí de mi padre”.

Ubicación: Sector El Almendral, San Felipe, Región de Valparaíso

Contacto: +56985482708

En Primera Persona: Valle De Aconcagua

MIRA EL CAPÍTULO AQUÍ

Un poco más de dos horas separan Santiago del Valle de Aconcagua, un territorio enclavado en la zona precordillerana de la región de Valparaíso y que desde hace décadas enfrenta una de las sequías más duras del último siglo.

Se trata de un territorio de tradiciones centenarias, que conserva oficios y costumbres que datan de la época de la Colonia, y donde han sido sus propios habitantes quienes, conscientes del invaluable patrimonio de su historia, se han organizado para preservarlas.

Pancho Saavedra en Putaendo
Pancho Saavedra en Putaendo

Mi primera parada fue en Putaendo, conocido como “el primer pueblo de Chile”. La historia dice que por sus pasajes circuló el Ejército Libertador, comandado por José de San Martín y Bernardo O’Higgins, en lo que fue la antesala de los últimos enfrentamientos que culminarían con la Independencia de nuestro país.

Allí, una vez a la semana, los comerciantes sacan sus productos de las tiendas y se instalan en las calles. Es un momento de celebración, con música en vivo y gastronomía típica que puedes disfrutar al aire libre.

Después de disfrutar de un gran momento de espontaneidad y alegría, nos alejamos algunos kilómetros del pueblo hasta llegar hasta el taller de Gerardo Astudillo, un hombre de 66 años, que en “el primer pueblo de Chile” encontró su lugar en el mundo.

Don Gerardo Astudillo, emprendedor de Putaendo
Don Gerardo Astudillo, emprendedor de Putaendo

Sencillo y hospitalario, este carpintero se dedica a fabricar juguetes de madera y es conocido en todo el país por sus marionetas, verdaderas piezas de artesanía, que evocan un pasado donde la diversión estaba en tus manos y no frente a una pantalla.

Marioneta de Pancho Saavedra
Marioneta de Pancho Saavedra

Gerardo compartió conmigo parte de su historia. Nacido en Santiago, su niñez estuvo marcada por la muerte de sus padres cuando apenas tenía 11 años. Obligado a madurar de golpe, durante mucho tiempo debió cargar una pesada mochila, que sólo logró despojarse cuando descubrió este lugar, que con esfuerzo y entusiasmo convirtió en su hogar. Hoy, este artesano es un hombre pleno, que no necesita de grandes lujos para ser feliz.

Ese mismo día viajamos hasta Curimón, una localidad rural de la comuna de San Felipe. Allí tuve el privilegio de conocer a Arcadio Rodríguez, don Cato, un infatigable maestro que, a sus 72 años, es una de las pocas personas en Chile que maneja las técnicas tradicionales de construcción en barro.

Arcadio Rodríguez, don Cato
Arcadio Rodríguez, don Cato

La experiencia de Don Cato ha sido clave en el proceso de restauración de una casa patrimonial de más de 200 años, un lugar que atesora gran parte de la historia de este valle.

No sé si ya les he comentado antes, pero cada vez que terminamos una intensa jornada de grabación, con mi amiga Catador y el resto del equipo tenemos la sana costumbre de endulzar nuestro paladar con el brebaje más típico del lugar que visitamos. Y en Aconcagua no fue la excepción. Un vecino nos dijo que en San Felipe se preparaba la chicha más republicana de Chile y que, como ejemplares ciudadanos, era nuestro deber degustarla.

Nos trasladamos entonces hasta el sector del Almendral, donde conocí a José Toro, quien desde hace ocho años prepara la bebida oficial con la que el Presidente de la República da el vamos a la Parada Militar.

Don Toro y su famosa chicha
Don Toro y su famosa chicha

Mientras probábamos y probábamos y probábamos este dulce elixir, don José me contó que fue su padre quien comenzó con este negocio hace más de cuatro décadas y que actualmente es él y sus hijos los encargados de mantener viva esta tradición.

A la mañana siguiente, antes que el sol asomara, salimos para cumplir uno de los desafíos más importantes de este viaje: llegar hasta el Valle El Juncal, un territorio rebosante de vida. Allí, numerosos arroyos alimentan extensos humedales, que son hábitats de numerosas especies nativas.

También hay glaciares de hielo y roca, entre otros impresionantes atractivos naturales. Pero antes, teníamos que hacer frente a otro reto: adentrarnos en la cordillera y cabalgar por la Serranía del Ciprés hasta alcanzar una escarpada quebrada donde hay ejemplares de este árbol con más de 1.800 años de vida.

Llegar hasta ese maravilloso rincón de esta reserva, declarada Santuario de la Naturaleza en 2006, fue exigente y agotador, pero el esfuerzo bien valió la pena.

Contacto de los protagonistas

  • Don Toro y su Chicha
  • Fábrica de chicha
  • Contacto: +56 9 8548 2708
  • Sitio Web: https://www.facebook.com/chichacriolla/
  • Gerardo Astudillo
  • Dirección: Localidad de Casablanca, comuna de Putaendo, región de Valparaíso
  • Contacto: +56983836894

Gerardo Astudillo, fabricante de marionetas

Al interior de la comuna de Putaendo vive un artesano con alma de niño. Gerardo Astudillo es un carpintero autodidacta, que en la localidad rural de Casablanca encontró su lugar en el mundo. Cuando supe de él, decidí visitar su taller para conocer su historia y su trabajo. Me recibió un hombre sencillo y hospitalario, que no necesita de grandes lujos para ser feliz.

Oriundo de Santiago, la primera etapa de su vida estuvo marcada por el dolor, la angustia y la soledad. Sus padres fallecieron cuando apenas tenía 11 años, lo que lo obligó a dejar de lado la niñez y enfrentar su destino como adulto. Gerardo recuerda que su adolescencia fue un período oscuro, lleno de tropiezos y excesos, y que solo su alistamiento en el ejército le permitió enrielarlo.

Un día escuchó hablar del “pueblo más lento de Chile”. Intrigado, decidió viajar hasta Putaendo. Su conexión con este lugar fue única. En menos de dos semanas, ya estaba instalado junto a su familia en mismo lugar donde hoy fabrica sus juguetes de madera, que son reconocido en toda la región.

Sus primeros productos fueron camiones, trenes y animales. Hace 15 años, gracias a un amigo francés, descubrió las marionetas, objetos que desde entonces se han convertido en una obsesión.  Su stock es amplio, y van desde

Aunque su talento es reconocido y en varias oportunidades ha sido reconocido y premiado, la labor de Gerardo no se limita exclusivamente a la producción de objetos. Lo suyo es una cruzada quijotesca, una lucha de David contra Goliat, donde su contrincante es nada menos que la tecnología, que ha dilapidado el interés de los niños por los juguetes tradicionales.

A pesar de eso, Gerardo es un soñador acostumbrado a nadar contra la corriente. Como un niño de 61 años, tiene energías de sobra para demostrarle a los pequeños que, afuera de las pantallas, hay un gigantesco mundo por descubrir.

  • Dirección: Localidad de Casablanca, comuna de Putaendo, región de Valparaíso
  • Contacto: +56983836894