Guía para escoger los mejores panes de pascua de Chile

Aunque su origen se remonta a la Europa del Siglo XV, el pan de pascua es una preparación que está tan grabada en nuestro imaginario colectivo, que resulta inconcebible pensar en una navidad sin un buen trozo de esta aromática y sabrosa masa dulce. Algunos dicen que fue un británico quien dio con la receta; otros, en cambio, apuntan a un cocinero alemán. Pero lo cierto es que su llegada a nuestro continente se produjo a comienzos del 1900, cuando decenas de miles de italianos dejaron Europa para echar raíces en este lado del mundo.

Y el resto, como dicen por ahí, es historia.

Compacto, colorido, húmedo y con un sabor y aroma inconfundibles, junto con la “cola de mono” conforman una dinastía imbatible durante el mes de diciembre. Un dato a tener en cuenta: sólo la empresa Ideal produce anualmente 2,5 millones de unidades de pan de pascua, las que se consumen, en promedio, durante cuatro días. Impresionante, ¿verdad? Si consideramos la producción artesanal que se realiza en las mismas casas, ese número posiblemente aumente de en varios ceros.

Y ya que estamos en vísperas de navidad, en esta nota quiero compartir con ustedes algunos datos para comprar los mejores panes de pascua para celebrar las fiestas de fin de año junto a nuestras familias.

Varsovienne

Varsovienne

Desde hace 18 años, la Revista Wikén de El Mercurio realiza una “cata a ciegas” para elegir los mejores panes de pascua de Santiago. Esta competencia, cuyo jurado está compuesto por destacados chefs nacionales, es considerada la “Copa del Mundo” de la especialidad y quedarse con el cetro es motivo de orgullo para sus productores.

La fábrica Varsovienne, famosa por sus chocolates, también destaca por su masa dulce. Habitualmente aparece en este ranking y en varias oportunidades se ha quedado con el primer lugar. Su último triunfo fue en 2018.

En esa oportunidad, el jurado lo calificó como un producto “extraordinario, riquísimo, totalmente recomendable”, gracias a su bonito aspecto, textura húmeda, relleno abundante y materia prima de calidad.

Dirección: En tiendas Varsonienne

Moscada Repostería

Moscada Repostería
Moscada Repostería

Esta pastelería de la comuna de San Joaquín, mantiene una receta familiar que se ha traspasado de generación en generación y que mantiene intacta su esencia. En 2019, su pan de pascua ocupó segundo lugar en la “cata a ciegas” organizada por Wikén. El jurado destacó su abundante relleno y el excelente sabor de sus frutos confitados y secos.

Ya lo sabes, si andas en busca de un pan de pascua para endulzar las tardes navideñas y además quieres colaborar con un emprendimiento familiar, Moscada es el lugar.

Dirección: Varas Mena 451. San Joaquín, Región Metropolitana.

Contacto: +56 2 25265792

Gabilondo

Gabilondo
Gabilondo

Su eslogan resume el alma de esta panadería artesanal: “no hay pan duro… duro es el día sin pan”. Gabilondo está enclavada en el barrio Forestal, en el centro de Santiago, y la simpleza de sus preparaciones es su sello distintivo.

Y su pan de pascua no escapa de la norma. Su receta casera, rescatada del baúl familiar, prescinde de los frutos confitados y se la juega por con nueces, almendras y pasas, maceradas con clavo de olor, cardamomo, canela y manzana.

Su inconfundible sabor y su evocador aroma también fueron destacados por Wikén en 2019.

Dirección: José Miguel de La Barra 463, Santiago, Región Metropolitana.

Panadería Superba

Panadería Superba
Panadería Superba

Ungido como el mejor de la región de Valparaíso por Federación Chilena de Industriales Panaderos (Fechipan) en 2017, el pan de pascua de “Superba” es un clásico de la “joya del Pacífico”. De origen italiano, el secreto de preparación, afirman sus dueños, está en la masa, elaborada con la misma técnica e ingredientes que la tradicional fugazza genovesa.

Además de la harina de trigo y los frutos confitados, el pan de pascua de la Superba incluye azúcar flor, rayado de limón, miel, manteca, huevo y una pisca de ron. La combinación perfecta entre su aroma, textura y sabor es el sello de este tradicional negocio familiar. Irresistible.

Dirección: Victoria 2981, Valparaíso.

Contacto: +56 32 221 3759

Le Barón

Le Barón
Le Barón

Ubicada en la comuna de San Pedro de la Paz, el pan de pascua de esta panadería de barrio en fue elegido por INACAP como el mejor de la región del Biobío en 2019. Y no se trata de un certamen cualquiera. No, señor. Esta distinción, que se entrega desde 2006, es fruto de una cata a ciegas realizada por destacados expertos, quienes evalúan el color, sabor, textura, aroma y, lo más importante, su capacidad para evocar las navidades de la infancia. Y la masa de dulce de Le Barón, destacó en cada una de las categorías.

Dirección: Las Violetas 1866, San Pedro de la Paz, región del Biobío.

Contacto: 41 317 9147

10 irresistibles platos típicos que debes probar en Chile

La cocina juega un papel fundamental en la identidad de los pueblos, dice la antropóloga y Premio Nacional de Humanidades, Sonia Montecino, quien desde hace décadas ha utilizado la gastronomía como objeto de estudio para desentrañar el alma de nuestro país.

La cocina nacional es, a juicio de la investigadora, el resultado de la combinación entre los ingredientes y tradiciones ancestrales propias de los pueblos originarios y la influencia de los conquistadores españoles, que llegaron al continente a partir a comienzos del siglo XV. Esta mixtura de sabores dio pie a preparaciones únicas que, durante siglos, sólo era posible consumir en lugares específicos.

Si bien el proceso de globalización abrió un nuevo paradigma a escala mundial, cambiando para siempre muchas de nuestras costumbres, la gastronomía chilena aún conserva recetas que se remontan al período prehispánico y que se caracterizan, entre otras cosas, por su extraordinaria diversidad. La particular geografía de nuestro territorio, sumado a la enorme riqueza de sus recursos y la pertinaz lucha de los pueblos ancestrales por mantener vivas sus tradiciones, son la base de una cocina con un sello propio, reconocida en todo el mundo por su sabor y originalidad. Es que nuestro territorio hay un plato diferente para cada día.

Porque, como dice Sonia Montecino, somos lo que comemos, en este post me tomé la libertad de escribir un listado con los platos típicos más populares de Chile. Quienes me conocen saben de mi predilección por la gastronomía nacional y de mi espíritu sibarita. Elegir 10 preparaciones no fue una tarea sencilla, pero hice mi mejor esfuerzo. ¿Estarán de acuerdo conmigo? Veamos.

Calapurca

Calapurca
Calapurca

Para quienes no han oído hablar de este plato, les cuento que es la preparación más popular de los pueblos del altiplano. La Calapurca es un guiso elaborado con papas, maíz, verduras y una combinación proteica de carne de llamo, pollo, cordero y vacuno. Sí, leíste bien, cuatro tipos de carne dentro de un mismo recipiente. Impresionante, ¿verdad?

Pero lo que hace realmente único a este plato es método que utilizan para mantener su temperatura ideal desde el primer al último bocado: dos piedras volcánicas hirvientes, dispuestas estratégicamente en el centro del plato. ¡Simplemente genial!

Charquicán

Charquicán
Charquicán

Es uno de los platos más populares de nuestra cocina, así como también de la argentina y la peruana. Su nombre proviene de la fusión de la palabra quechua “charqui”, que significa carne, y cancan, que en mapuzungún quiere decir “carne asada”.

Originalmente, este guiso se preparaba exclusivamente con carne deshidratada y zapallo. Sin embargo, con el transcurso de los años su receta fue incorporando nuevos ingredientes hasta llegar al plato que hoy conocemos.

El charquicán chileno debe llevar carne, papas, maíz, zapallo, zanahoria, cebolla, arvejas, longanizas, merkén, cilantro y huevo. Aunque su receta es simple, no es fácil cocinar un buen charquicán. Los expertos afirman que el secreto de su preparación está en el corte de los ingredientes, picados en un buen tamaño, y en el sofrito por el que deben pasar antes de entrar a la olla.

Sándwich de pescado

Sándwich de pescado
Sándwich de pescado

Hasta hace algunos años, el sándwich de pescado era un producto reservado exclusivamente para los sectores más populares de la Región de Coquimbo. En todas las localidades costeras de esa zona se ofrecía en puestos callejeros, en las esquinas y también en picadas. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, la fama de este tradicional emparedado se ha expandido a lo largo de Chile. No son pocos los restaurantes en Santiago que lo han incluido en sus cartas e incluso han desplazado a los típicos churrascos y lomitos.

Es que comer un sándwich de pescado es una experiencia sublime. Su sencillez no lo hace menos contundente: reineta, merluza o jurel, dentro de una crujiente marraqueta, acompañado de limón, pebre, ají y mayonesa según el gusto del cliente.

Humitas

Humitas
Humitas

Es quizás el último de los platos típicos de nuestro país que aún respeta su estacionalidad. Y la razón es sencilla: la verdadera humita no se prepara con cualquier choclo. Los expertos y sibaritas afirman, sin ambages ni circunloquios, que la única variedad de maíz que realmente sirve para su preparación es el “humero”, que recién comienza a cosecharse a fines de enero. De lo contrario, como dicen por ahí, la cosa no cuaja. Literalmente.

Emblema de indiscutido de nuestra gastronomía, la humita goza de una popularidad tan aplastante que ni siquiera la “generación dorada” es capaz de hacerle peso. Junto al pastel de choclo, su primo hermano, conforman una dupla, enjundiosa y dionisiaca, que no descansa hasta que las primeras lluvias comienzan a marcan el fin de la estación. De ahí en más, sólo queda armarse de paciencia y contar los días para el esperado reencuentro.

Contundente, fresca y sencilla, el origen de esta preparación se remonta a la época precolombina. Patrimonio de los pueblos del altiplano, está presente en el recetario varios países del continente, especialmente en los de la región andina. La versión nacional debe ir siempre acompañada de una ensalada a la chilena, guarnición ideal para darle el toque preciso de humedad y sabor.

Cazuela

Cazuela
Cazuela

Enjundiosa y casera, no es mucho lo que puedo aportar sobre esta tradicional preparación. Todos, incluso los más pequeños, la conocemos y se nos hace agua la boca cuando tenemos un humeante plato frente a nuestras narices. Presente en nuestras mesas desde la época de la Colonia, su receta forma parte de nuestro ADN. Independiente si es de pollo, pavo o vacuno, su sabor es único e irresistible.

Pastel de Choclo

Pastel de Choclo
Pastel de Choclo

el verano no sería lo mismo sin la presencia del que es, sin lugar a dudas, su plato estrella: el inigualable pastel choclo. Favorito de chicos y grandes, esta joya gastronómica es patrimonio vivo de nuestra identidad, una preparación que se encuentra enquistada en el imaginario colectivo y que no conoce de fronteras.

Si bien no existe claridad sobre su origen, lo cierto es que este plato adorna las mesas de gran parte de los países de Sudamérica. Por lo general, se prepara en hornos de barro y sirve en un librillo de greda, que mantiene su temperatura ideal desde el primer y hasta el último bocado.

Aunque las técnicas para prepararlo abundan, existen ciertas reglas que son inquebrantables. Tome nota: la combinación de sabores debe ser tan precisa, que el dulce y el salado tienen que convivir en armonía. El huevo duro es fundamental. El pino debe ser jugoso y contenido por un compacto puré de maíz. Y lo más importante: la primera capa debe estar perfectamente dorada y ser crujiente, como el mejor de los caramelos.

Porotos granados

Porotos granados
Porotos granados

Versátil, contundente y enjundioso, el poroto es, fuera de toda discusión, el alimento más popular y democrático de la gastronomía chilena. Fuente de inspiración para poetas de la talla de Pezoa Véliz, Neruda y su tocayo Pablo de Rokha, su presencia en nuestras mesas se remonta a tiempos pretéritos gracias a su inconfundible aroma y su hipnótico sabor.

Sinónimo de identidad y tradición, su historia es también la historia del país. “Más chileno que los porotos”, reza la coloquial y paradigmática expresión, un dicho que da cuenta de la indisoluble ligazón que existe entre esta emblemática legumbre y nuestra identidad.

No importa si es invierno o verano, un buen plato de porotos siempre será bienvenido, ya sea a la hora del almuerzo, la cena o incluso de madrugada, como se estila en algunas zonas rurales. Da igual si están acompañados de riendas, mazamorra o mote, la experiencia de sentir su suave textura en el paladar siempre un regalo. Y aunque estés llenito, en tu estómago siempre habrá un espacio para repetir la dosis.

Curanto al hoyo

Curanto al hoyo
Curanto al hoyo

Esta ancestral preparación chilota es el fiel reflejo del espíritu de su gente, que nos habla de comunidad, trabajo en equipo y camaradería. A diferencia de otras recetas, el este plato es una experiencia que va mucho más allá de lo gastronómico. Puede que me equivoque, pero me atrevería a decir que, en este caso en particular, el proceso de elaboración es tan o incluso más importante como el resultado. Porque, por sobre todas las cosas, el curanto al hoyo es un acontecimiento social, es la excusa perfecta para el reencuentro.

La experiencia de disfrutar de un curanto al hoyo comienza muy temprano. Y en su preparación todos los comensales deben cumplir un rol. Mientras el dueño de casa cava un agujero que será la “olla” natural en el que se cocerán papas, el milcao, las longanizas, las legumbres y la carne de vacuno, un grupo tiene la tarea de recolectar las piedras que mantendrán la temperatura a tope. Paralelamente, los otros invitados se internan en la selva para ir busca de las hojas de nalca que separarán los mariscos de los otros ingredientes.

Durante el proceso de cocción, que puede pasar con holgura las dos horas, las historias, anécdotas y confesiones comienzan a aflorar entre los invitados. Las conversaciones se amenizan con chicha de manzana, música en vivo y tortillas con pebre para engañar al estómago.

Caldillo de congrio

Caldillo de congrio
Caldillo de congrio

Enjundioso y poético, el caldillo del congrio es el rey de nuestras costas. Si Neruda le dedicó una de sus odas más célebres, es porque su sabor inconfundible inspira, enamora e incluso espanta a los espíritus más espurios con solo una cucharada. Es, como dice el vate, la mejor receta para conocer el cielo.

Su preparación toma tiempo y exige dedicación exclusiva. El primer paso es sofreír, en una olla grande, la cebolla, los tomates y el ajo en aceite de oliva. Una vez que los ingredientes estén dorados, hay que agregar una taza de vino blanco, dos de caldo y las porciones de congrio cortada en forma de medallón. Cuando el pescado esté cocido, es el turno de las papas y los camarones, que deben estar a fuego alto durante dos minutos. Después de sazonar con pimienta y sal, el caldillo debe ser servido en un plato hondo y junto a un poco de crema, cilantro picado y un ají entero.

Pernil con papas

Pernil con papas
Pernil con papas

“Viven su vida para comer y después para dar placer”, reza el viejo y popular dicho, que resume en 10 palabras la trascendencia que tiene el chancho en nuestras vidas, al menos para quienes disfrutamos de su carne. Barato, sabroso y popular, este emblemático animal llegó a nuestro país de la mano de los conquistadores españoles a fines del siglo XV y, gracias a su extraordinaria adaptabilidad al medio, desde esos años cumple un rol clave en nuestra nutrición.

Piedra angular de la gastronomía chilena, su versatilidad es abrumadora. Existen tantas posibilidades de prepararla como cocineros dispuestos a meterle mano. No importa si es a las brasas, al jugo, al horno o a la cacerola, si es al plato o al pan, disfrutar de un buen trozo de cerdo siempre será una experiencia sublime.

Aunque me declaro un amante del chancho en todas sus versiones y formas, si debo elegir uno, el pernil a la chilena es mi favorito. Su inconfundible sabor es capaz de transportarte a una nueva dimensión. Pocas cosas saben tan bien como la fusión entra la pierna del marrano y la pasta de ají cacho de cabra, apuntalada con zanahoria, laurel, cebolla y hojas de apio.

Las cinco mejores picadas para disfrutar del mítico sándwich de pescado

Hasta hace algunos años, el sándwich de pescado era un producto reservado exclusivamente para los sectores más populares de la Región de Coquimbo. En todas las localidades costeras se ofrece en puestos callejeros, en las esquinas y en restoranes.

De un tiempo a esta parte, la fama de este tradicional emparedado se ha expandido a lo largo de Chile. No son pocos los restaurantes en Santiago que lo han incluido en sus cartas e incluso han desplazado a los típicos churrascos y lomitos.

Picadas para disfrutar del Sandwich de pescado

Su sencillez no lo hace menos contundente: reineta, merluza o jurel, dentro de una crujiente marraqueta, acompañado de limón, pebre, ají y mayonesa según el gusto del cliente. Para que no pierdan la oportunidad de deleitarse con esta preparación, comparto con ustedes los mejores lugares donde disfrutarlos.

La Picá de los Verdes, Iquique

Con años de experiencia y atención personalizada, “La Picá de los verdes” es el mejor lugar en esta ciudad para disfrutar de un enjundioso sándwich de pescado. Con el lema “la opinión del cliente es la única que importa, el tiempo hace la calidad”, la calidad de su preparación de excelencia.

  • Dirección: Caleta Los Verdes, Sitio 3, Iquique

La Ovallina, Atacama

Parada obligada para los camioneros que recorren el norte de Chile, “La Ovallina” es el mejor restorán de la región de Atacama para disfrutar de este popular manjar. Independiente de la hora que pases, el lugar siempre está rebosante de clientes. No por nada esta posada fue reconocida y premiada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes como la octava mejor picada de Chile, gracias a la frescura de sus productos del mar que le otorgan un sello gastronómico único.

  • Dirección: Ruta 5 norte, entre Caldera y Chañaral, sector conocido como El Obispito, a 20 kilómetros al norte de Caldera.

Terminal Pesquero de Coquimbo

La leyenda dice que el origen del mítico sándwich se encuentra en uno de los más de 100 cocinerías y puestos de comida que hay en el colorido y siempre alegre Terminal Pesquero de Coquimbo. Visita obligada para los turistas, este lugar deslumbra por la picardía de sus personajes y la hospitalidad de sus locatarios. Los expertos afirman que los más enjundiosos están en el “Romané” y la “Picá del Rey”.

  • Dirección: Llegar a Coquimbo, dirigirse hacia la costanera de la ciudad, donde se encuentran todos los locales frente al mar.

Ciudad Vieja, Santiago

Según la revista Capital, la masificación del sándwich de pescado en Santiago está estrechamente ligada con la apertura del restorán “Ciudad Vieja”, por allá en 2009. Dicen que fue mismo propietario de este ya clásico local del Barrio Bellavista el que la incluyó como uno de sus platos fuertes.

Sandwich de pescado en la región metropolitana

Las Lanzas, un legendario bar de Ñuñoa, aún conserva la preparación típica que aparece en la carta. Eso sí, allí es conocido como “sándwich gallego”.

Su valor es de tan sólo $4.500. Aunque mantiene la receta tradicional, también le han incorporado algunos ingredientes como pimiento rojo -pelado y frito- y un toque de mayonesa. Una preparación muy simple, pero buena.

  • Dirección: Las Lanzas, Humberto Trucco 25, Ñuñoa (Región Metropolitana)

Liguria, Santiago

El restaurante Liguria de Manuel Montt es otro clásico que mantiene la clásica preparación, aunque el cliente tiene la opción de elegir entre marraqueta o pan italiano. Pero atención: este manjar no está todos los días en la carta, sino sólo cuatro veces por semana.

  • Dirección: Avenida Providencia 1353, Santiago.

Picadas: Los mejores lugares para comer cazuela

No importa si afuera hay un diluvio o si los patos estén cayendo asados, siempre es un buen momento para una cazuela. Enjundiosa y casera, no es mucho lo que puedo aportar sobre esta tradicional preparación. Todos, incluso los más pequeños, la conocemos y se nos hace agua la boca cuando tenemos un humeante plato frente a nuestras narices. Presente en nuestras mesas desde la época de la Colonia, su receta forma parte de nuestro ADN. Independiente si es de pollo, pavo o vacuno, su sabor es único e irresistible.

¿Estás con antojo de cuchareo? Acá algunos datos de picadas en Santiago para disfrutar de este emblema de la cocina chilena.

La Picá de las Cazuelas

La Picá de las Cazuelas
La Picá de las Cazuelas

A veces hay que armarse de paciencia para agarrar mesa. Pero, créeme, la espera vale la pena. Enclavado en pleno centro, se trata de un local pequeño, que desde afuera no llama la atención. Pero la cosa cambia de forma radical una vez que logras entrar en sus instalaciones. Su carta es 100% chilena y bien variada. Y la cazuela de vacuno es su plato estrella. Abundante y enjundiosa, es servida en fuentes de greda y destaca por sus colores y el poder de su caldo. En “La Picá…”, la papa y el zapallo tienen buen tamaño y se complementan a la perfección con el choclo y el arroz.

Dirección: Padre Alonso de Ovalle 1535, Santiago.

Don Peyo

Don Peyo
Don Peyo

Inaugurado en los 70, esta picada es un clásico capitalino. Y eso, en gran medida, es gracias a este popular plato. Lo que diferencia la cazuela de Don Peyo a la de otros restaurantes, es su carne. Allí, la plateada es el ingrediente principal y eso se nota a la primera cuchareada.

Aunque la cazuela de este local se defiende sola, sus dueños aconsejan acompañarla con una jarra de borgoña.

Dirección: Lo Encalada 465, Santiago, Región Metropolitana Chile

Teléfono: +56 222740764

El Grandioso Pollo Caballo

El Grandioso Pollo Caballo
El Grandioso Pollo Caballo

Es difícil imaginar un listado sin una picada con más de un siglo de historia. El Grandioso Pollo Caballo es un referente de la cocina popular de nuestro país. Gracias a su espíritu republicano y popular, este local es frecuentado por artistas e intelectuales. Margot Loyola, una de las folcloristas más importantes de Chile, era una parroquiana frecuente.

En este local, la cazuela se inclina por el chancho. Su sabor es único y eso se debe a su chuchoca, suculenta y picantita, que le da una consistencia sublime.

Dirección: Cartagena 4148, Santiago, Región Metropolitana Chile

Teléfono: +56 226837385

Local 99

Local 99
Local 99

Imagina una humeante y aromática cazuela, servida con “baranda” y a menos de dos lucas. Un buen trozo de vacuno, blandito y sazonando, que además viene con una marraqueta crujiente y pasta de ají para untar en el caldito. Irresistible, ¿cierto?

Así es 99, una de las grandes picadas de La Vega Central. Un lugar que no tiene nombre, pero sí enjundia. Recomendamos por renombrados chefs y cocineros, este local es un verdadero tesoro para quienes disfrutan de la mesa chilena.

Atendido por la “Mari”, el 99 tiene 10 opciones de platos cada día. Si me preguntan qué otra preparación es recomendable, les sugiero las guatitas a la jardinera, cuya tasación en pesos chilenos es de 1.700. Barato, ¿verdad?

Dirección: Artesanos 719. Santiago, Región Metropolitana Chile

Teléfono: +56 941918633

 

Yo Recomiendo: Jugos de huesillo Copihue

En el corazón de Independencia, uno de los barrios más tradicionales de la capital, se encuentra la fábrica de Jugos de huesillo “Copihue”. Con más de 40 años de historia, este negocio es famoso en todo Chile por su sabor y contundencia.

Parada obligada para quienes visitan esta comuna, la empresa cuenta con más de 30 carros que distribuyen su tradicional producto en diferentes sectores de Santiago.

Foto de un Mote con Huesillo marca Copihue
Foto de un Mote con Huesillo marca Copihue

Su popularidad es tan grande que, para cubrir su demanda durante los meses de verano, utilizan 120 toneladas de durazno deshidratado. Otro dato revelador: sólo en septiembre venden más 200.000 litros. No es casualidad entonces que Copihue pertenezca al selecto grupo de los denominados “Reyes de…”.

Lo que más llamó mi atención la primera vez que visité la fábrica, además de la enorme cantidad de clientes que hacía fila para capear el calor, fue el origen del negocio.

Mujer sosteniendo un Mote con Huesillo Copihue
Mujer sosteniendo un Mote con Huesillo Copihue

A fines de la década del 70, 33 vendedores ambulantes de maní confitado se agruparon para darle un giro a sus vidas. En una de sus reuniones surgió la idea de ofrecer mote con huesillos. Los comerciantes se organizaron y, tras cumplir una serie de exigencias sanitarias, consiguieron la autorización para convertirse en los primeros fabricantes y distribuidores de este brebaje en el gran Santiago.

Mientras conocía las instalaciones de Copihue, Vitalia Logan, una de sus fundadoras, reveló el secreto de su éxito: todos los ingredientes con los que trabajan son 100% naturales, sin preservantes y aditivos. El clásico color tostado del jugo se obtiene de la azúcar quemada que ahí mismo preparan.

Abuelita sosteniendo un Mote con Huesillo Copihue
Abuelita sosteniendo un Mote con Huesillo Copihue

Terminado el recorrido, con Vitalia nos instalamos en la pequeña pérgola donde los clientes se sientan a disfrutar sus bebidas. El dulzor de los duraznos (que por política del local vienen sin cuesco), el frescor del jugo y el sabor inconfundible del mote, calaron profundamente en mi estómago. Aunque estaba completamente satisfecho, no pude negarme a repetir la dosis. Como dicen por ahí: un majar.

Copihue es sinónimo de excelencia y tradición. Un sueño que nació hace más de cuatro décadas y que hoy, qué duda cabe, es una leyenda viva. Yo, sin dudar un segundo, lo recomiendo.

Dirección: General de La Lastra 1149, comuna de Independencia, Región Metropolitana.

Contacto: 224575031 – 224575030

Sitio web: http://www.copihuechileno.cl/

¡Estas son las 8 mejores empanadas de todo Chile!

Cada vez falta menos para Fiestas Patrias, y, como bien sabemos, las de este año serán diferentes, especiales, más íntimas. Pero no por eso vamos a privarnos de la oportunidad única de extender los manteles y comer sin restricciones ni culpa.

Y si hablamos de comida, en ninguna mesa pueden faltar las empanadas. Jugosas, Vigorosas y contundentes, qué duda cabe, son la manifestación más pura de nuestra identidad gastronómica. Su sabor, intenso y con el picor preciso, es irresistible.

Porque un 18 de septiembre sin empanadas lisa y llanamente no son Fiestas Patrias, comparto con ustedes un ranking con los mejores lugares de Chile para disfrutar de este manjar.

El Chaperón Sabroso, Iquique

El Chaperón Sabroso, Iquique
El Chaperón Sabroso, Iquique

Para los iquiqueños, el Chaperón Sabroso es un clásico de la ciudad y un paseo obligado para los turistas que visitan esta hermosa ciudad. El sabor del pino de esta empanada es incomparable.

Como suele ocurrir las mejores recetas, el secreto de su preparación se mantiene bajo siete llaves. La única que pista que entregan sus dueños es que el ingrediente más importante es, cómo no, el cariño.

La excelencia de las empanadas de “El Chaperón Sabroso” está fuera de discusión. En 2019, fue reconocida por la escuela de Hotelería, Turismo y Gastronomía del Instituto INACAP como la mejor de la ciudad.

  • Dirección: Bernardo O’Higgins #1012, Iquique
  • Teléfono: +56996179763
El Remanso, La Florida, Santiago
El Remanso, La Florida, Santiago

 

Son las empanadas más famosas de La Florida y no hay habitante de la comuna que no las hayas probado. El Remanso lleva más de un cuarto de siglo de tradición gastronómica y, a esta altura, es todo clásico de la capital. Su demanda es tal, que muchas veces, sobre todos los fines de semana, los clientes deben hacer fila para hacerse del botín.  Pero la espera vale la pena, porque su empanada, con un pino bien “caldúo”, es de esas que se disfrutan hasta el cachito. Dependiendo de tu afición por lo picantes, la puedes pedir con o sin ají.

  • Dirección: Andalién #7330, Santiago, Chile
  • Teléfono: (2) 22852014

Empanadas Huentelauquén

Empanadas Huentelauquén
Empanadas Huentelauquén

Si hablamos de queso, las más contundentes se encuentra en la región de Coquimbo, específicamente en la localidad de Huentelauquén. Con varias décadas de tradición, son parada obligada para quienes transitan por la Ruta 5 norte.

  • Dirección: Km 260, Ruta 5 norte, Huentelauquén, Coquimbo
  • Teléfono: +569096640

Las Deliciosas, Concón, Valparaíso

Las Deliciosas, Concón, Valparaíso
Las Deliciosas, Concón, Valparaíso

Dicen los entendidos que en las “Deliciosas” de Concón se preparan las mejores empanadas de la región de Valparaíso. La variedad de su carta es extensa y está pensada para todos los gustos. Aunque, claro, allí el pino ocupa un lugar secundario considerando que los ingredientes más cotizados son los que vienen directamente del mar. ¿Las más solicitadas? Ostión, macha, choritos y calamar.

Dirección: Av. Borgoño #25370, Con Cón, Valparaíso

Teléfono: (32) 2903714

Le Barón, San Pedro de la Paz, Concepción

Le Barón, San Pedro de la Paz, Concepción
Le Barón, San Pedro de la Paz, Concepción

En 2016, los dueños esta famosa panadería dejaron todo para cumplir su sueño: fabricar las mejores empanadas de Chile. Vendieron todo y se embarcaron en esta empresa sin tener demasiada experiencia. Ximena, la administradora, reconoce que se trató de una locura porque “no sabíamos hacer ni un queque antes de partir”.

Pero la apuesta no pudo resultar mejor y hoy, a cuatro años de su inauguración, ya son todo un clásico de esta hermosa ciudad universitaria. No por nada Inacap, a través de su tradicional concurso de cata a ciegas, coronó la empanada de Le Barón como la mejor del Gran Concepción, gracias al equilibrio entre el pino y la cebolla, junto con los infaltables aliños chilenos: comino, orégano, ají merquén y pimienta para resaltar los sabores de la preparación.

Como pueden ver, calidad con certificación académica.

  • Dirección: Las Violetas #1866, San Pedro de La Paz
  • Teléfono: (41) 3179147

 La Ramírez, Osorno

Son conocidas como la mejor picada de empanadas de Osorno. Aunque la lista de preparaciones es amplia, las que se llevan todos los aplausos son las de queso fritas y, por supuesto, las de pino.

  • Dirección: Eduviges #854, Osorno.
  • Teléfono: +56985912135

 Don Lázaro, Punta Arenas

Dicen los magallánicos que donde Don Lázaros se encuentran las mejores empandas de pino de toda la región. El secreto, revelan sus dueños, está en la presentación de su carne, la que está picada en milimétricos cuadritos.

  • Dirección: Avenida República #202, Punta Arenas
  • Teléfono: (61) 2226757

Granero del Goloso, Santiago

Para los veganos y vegetarianos que no quieren pasar estas fiestas patrias sin disfrutar de una empanada con estilo, el Granero del Goloso es el lugar indicado. Con más de 15 años de historia, este céntrico local, que cuenta con los mejores productos orgánicos, tiene dentro de su catálogo la mejor empanada integral, con un delicioso pino de soya, elaborado con cebolla, pasas, aceituna y sin huevo. Su dueño recomienda reservar con anticipación, porque la demanda es alta y sus preparaciones se venden como pan caliente.

  • Dirección: San Antonio #449, Santiago
  • Teléfono: +56945032324

Emporio El Salitre, Antofagasta

Si lo que quieres es un viaje al pasado, no puedes dejar de visitar el Salitre, un negocio familiar con una tradición que se remonta a la década del 60 y que tiene un toque de la vieja Yugoeslavia.

Dinka y Bernardo, los dueños de este emblemático local de Antofagasta, dicen que sus empanadas son las favoritas de los niños. Esto se debe a que el pino que elaboran es bastante suave y dulce, y, lo más importante, no provoca acidez.

  • Dirección: Maipú #300, Antofagasta
  • Teléfono: (55) 222 2968

Centro Gastronómico El Suizo, Guanaqueros

A sólo 45 kilómetros de Coquimbo, Guanaqueros es uno de los destinos veraniegos más visitados del norte chico. A sus increíbles playas, se suma una tradición gastronómica con más de un siglo de funcionamiento. El Centro Gastronómico El Suizo concentra la mejor oferta de platos del pueblo. Y sí, las empanadas son un clásico. ¿Dónde está la mejor? No hay una respuesta unánime. Cada una tiene su sello particular, dicen los asiduos a este popular recinto.

  • Dirección:  Av. Linderman #2427, Guanaquero, Coquimbo (a 45 kilómetros de Coquimbo)

Yo Recomiendo: Las delicias de Nora Melillanca

En la ribera sur del río Bueno, específicamente el sector rural de Cullipulli, se encuentra uno de los tesoros gastronómicos mejor guardados de la comuna de la Unión. Kumillal es el nombre del centro culinario a cargo de Nora Melillanca, quien desde hace una década recibe a los turistas que navegan las tranquilas aguas de este hermoso afluente sureño para deleitarlos con sus preparaciones caseras de influencia mapuche.

Enclavado en un territorio cuya belleza escénica estremece con sus paisajes coloridos y silvestres, Kumillal, que en lengua mapuche quiere decir “comida deliciosa”, es resultado de años de esfuerzo y perseverancia. En un comienzo, explica Nora, su negocio consistía en ofrecer pan amasado a los navegantes que circulaban en dirección a la desembocadura del Bueno, en el Océano Pacífico. No era algo formal, sino una manera de generar recursos extras para su familia. El repentino auge del turismo en esta zona de la región de Los Ríos, le dio a Norma una oportunidad para emprender, que ella no desaprovechó.

El quincho donde Nora recibe a los visitantes está construido con madera nativa y destaca por su calidez y simpleza. Ella misma prepara la comida y atiende a los turistas con la hospitalidad y calidez propia del sur de Chile. Aunque su carta varía según el día, la cazuela de ave es la especialidad de la casa. Contundente y sabrosa, el secreto de su receta está en el ají. Antes de integrarlo en el caldo, explica la emprendedora, es dorado en aceite, lo que le da un tono rojizo bastante peculiar, que es su sello.

Tuve el privilegio de “probar la mano” de Nora y su talento es sencillamente prodigioso. Su cazuela fue un viaje a mi infancia, cuando disfrutaba de las preparaciones de mi abuela. No puedo dejar pasar sus sabrosas sopaipillas y la salsa de verduras, sazonadas con vinagre y pulpa de manzana, que fueron el complemento perfecto para el plato principal.

Nora ha debido remar incansablemente para llegar hasta donde está. Su historia es la de una mujer fuerte y apasionada que, gracias a su incombustible esfuerzo, ha podido sacar adelante a su familia y sus hijos, quienes pudieron cumplir el sueño de ser profesionales. Detrás de cada preparación, de cada plato, hay una gran dosis de amor, que es, en definitiva, el ingrediente más importante de todos.

A Nora y sus delicias yo la recomiendo.

Dirección: Sector Cullipulli, La Unión, Región de Los Ríos

Contacto: +56 953844624

Las mejores picadas de completos en Santiago

Una institución que forma parte de nuestra cotidianeidad y, al mismo tiempo, el fiel reflejo de nuestra cultura. Eso es el completo, un sándwich sabroso, adictivo y, lo más importante, al alcance de todos. Irresistible para cualquier paladar, está presente en cumpleaños, bingos, kermeses de colegio, estadios, bajones a media noche y un largo etcétera. Su popularidad es tan avasalladora que, cada 24 de mayo, se conmemora su día nacional.

Quienes han investigado su historia, afirman que su origen se remonta a un pequeño restaurante de la ciudad de Saint Louis, en Missouri. Allí el comerciante alemán Anton Ldwing decidió llevar a los Estados Unidos la tradición de comer sin cubiertos las salchichas de cerdo, acompañadas de chucrut y otras salsas bávaras. Al constatar que para los comensales ensuciarse las manos no era una experiencia satisfactoria, en 1886 tuvo la genial idea de meter todos esos ingredientes en un pan alargado.

El resto, como bien saben, es historia.

A Chile llegó hace un siglo y, desde entonces, nos ha deleitado con su inigualable sabor. A diferencia del original, el completo nacional lleva chucrut, tomate y mayonesa. Sin embargo, con el correr de los años a esa triada de ingredientes se le han sumado otros, como la palta (tan cara en estos tiempos), ají, salsa verde e incluso papas fritas, variaciones que dan cuenta de su enorme versatilidad y también de nuestra inagotable creatividad culinaria. La única regla inquebrantable es que, al momento de prepararlos, el tomate siempre debe ir debajo de la mayonesa.

Acompañado de una cerveza, una gaseosa o simplemente un té, un buen completo siempre nos alegrará el día. Por eso, en este post hice un listado con las mejores picadas en Santiago para disfrutar de este prodigio universal.

Portal Fernández Concha

Portal Fernández Concha
Portal Fernández Concha

Quienes se han dedicado a seguir su rastro afirman que la historia del completo en Chile comenzó en ese céntrico edificio capitalino, ubicado frente a la Plaza de Armas de Santiago. Y su artífice fue Lunch Bahamondes, un visionario inmigrante norteamericano, que no sólo lo popularizó en la capital, sino también tuvo la desfachatez de agregarle el tomate y la mayonesa. En el Fernández Concha la lista de locales que ofrece este sándwich es tan variada como los ingredientes con los que se prepara. Y si bien todos tienen lo suyo, mis favoritos son “El Portal, Ex Bahamondes” y el Nuria, una picada cuyos gigantescos platos, especialmente su vienesa italiana, desbordante de palta y mayonesa, te dejarán atónito.

Dirección Nuria: Fernández Concha, 964, Santiago.

Contacto: +56 226610620

Dirección: El Portal, Ex Bahamondes: Fernández Concha 954, Santiago.

Contacto: +56 9 9386 2402

Fuente Suiza

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fuente Suiza (@fuentesuiza)

 

Habitual punto de encuentro de los jóvenes y la bohemia capitalina, la Suiza es de esos lugares donde el sabor y la contundencia van de la mano. Si bien es cierto que los lomitos son su mayor carta de presentación, los completos italianos de esta picada son de alto vuelo, principalmente por su mayo casera y su crujiente pan, recién salido del horno. Si aún no has tenido el privilegio de visitar este clásico local, te cuento que, independiente de cual sea tu elección, siempre debes pedir como acompañamiento una empanada de queso frita, considerada una de las mejores de Santiago.

Dirección: Avenida Irarrázaval 3361, Ñuñoa.

Contacto: +56 23278 8300

El Rey del Completo


No es fácil llevar una corona. Bien lo sabe la Reina Isabel II. Las exigencias son altísimas y los tropiezos, imperdonables. Por eso, cuando a comienzos de los 80, don Teodoro Vaccarella bautizó así a su local no tuvo otra opción más que preparar el mejor completo de Santiago.

Aunque en cosas de gustos no hay nada escrito, los completos de don Teodoro siempre aparecen en todos los rankings. Basta pasar por afuera del local, enclavado en pleno centro de la capital, para comprobar que su popularidad es incuestionable. Siempre hay una fila de fanáticos, a quienes no les importa demasiado la espera, porque saben que su esfuerzo tendrá su merecido premio.

La salsa verde, que sin distinción acompaña cada una de sus variedades, es su sello. Otro atributo incontrarrestable es su valor, clavado desde hace años en los $1.290 pesos. Una propuesta democrática y republicana, que siempre se agradece en tiempos de vacas flacas.

¡Larga vida al rey!

Dirección: Enrique Mac Iver 263, Santiago Centro

Contacto: +56 22633 6123

El Bob Esponja

El Bob Esponja
El Bob Esponja

Los floridanos coincidirán conmigo que en este local se preparan los mejores completos de la comuna. Además de su extraordinario sabor y su gran tamaño, el Bob Esponja cumple cabalmente una de las máximas obligaciones de una genuina picada: funciona las 24 horas al día.

Dirección: Avenida Trinidad 187, La Florida.

Contacto: 9 8545 7962

La Fuente Chilena

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fuente Chilena (@fuente.chilena)

Enclavada en el corazón de Avenida Apoquindo, esta tradicional picada de la comuna de Las Condes es la expresión más pura de las numerosas variaciones que puede tener un completo. Aunque todas sus preparaciones son irresistibles, su caballito de batalla es la vienesa chacarera, que incluye porotos verdes, tomates, mayonesa casera y ají. El festín que se forma al interior de tu boca es una experiencia sublime, con un leve picor que activa todos tus sentidos y a sólo dos mil pesos. Memorable.

Dirección:  Avenida Apoquindo 4900, La Condes.

Contacto: +56 22964 3914

Las mejores picadas para comer humitas en Santiago

Es quizás el último de los platos típicos de nuestro país que aún respeta su estacionalidad. Y la razón es sencilla: la verdadera humita no se prepara con cualquier choclo. Los expertos y sibaritas afirman, sin amagues, que la única variedad de maíz que realmente sirve para su preparación el “humero”, que recién comienza a cosecharse a fines de enero. De lo contrario, como dicen por ahí, la cosa no cuaja. Literalmente.

Emblema indiscutido de nuestra gastronomía, la humita goza de una popularidad tan aplastante que ni siquiera la “generación dorada” es capaz de hacerle peso. Junto al pastel de choclo, su primo hermano, conforman una dupla, enjundiosa y dionisiaca, que no descansa hasta que las primeras lluvias comienzan a marcan el fin de la estación. De ahí en más, sólo queda armarse de paciencia y contar los días para el esperado reencuentro.

Contundente, fresca y sencilla, el origen de esta preparación se remonta a la época precolombina. Patrimonio de los pueblos del altiplano, está presente en el recetario varios países del continente, especialmente en los de la región andina. La versión nacional debe ir siempre acompañada de una ensalada a la chilena, guarnición ideal para darle el toque preciso de humedad y sabor.

Porque un verano sin humitas es como un invierno sin lluvias, en este post comparto con ustedes, queridos comensales, un listado con las mejores picadas en Santiago para disfrutar de este popular plato durante el verano.

[alert type=”success” icon-size=”normal”]Si te gustan las humitas, revisa el sitio Recetas Chilenas para aprender más preparaciones de Chile paso a paso.[/alert]

Donde La Tita

Donde La Tita
Donde La Tita

En el corazón de La Vega Central, “Donde La Tita” es una cocinería con más de cuatro décadas de historia. Herminda Vera es quien está detrás de una de las mejores humitas de Santiago, cuya receta se mantiene intacta desde que la aprendió, cuando aún era una adolescente.

Las humitas de doña Herminda son generosas y aromáticas. Con sus propios manos muele el choclo y guarda sus hojas en bolsas húmedas, para así mantener su frescura y color. El secreto de su preparación es la cebolla, que introduce en la pasta de maíz en pequeños trozos y bien aliñada.

Tan sorprendente como su sabor es su precio, accesible, democrático y republicano. Sólo $1.500 cuesta esta verdadera obra de arte.

Dirección: Artesanos 721, Recoleta.

Contacto: +56 9 74386332

La Carmencita

La Carmencita
La Carmencita

El tradicional Mercado Tirso de Molina es el lugar donde se cocina una de las mejores humitas del gran Santiago. Y la responsable es de este prodigio gastronómico es Carmen Pizarro, quien desde hace casi 60 años prepara este manjar manteniendo la misma receta.

La Carmencita no sólo es sinónimo de calidad y sabor. Sus humitas están pensadas para los hambrientos, que no tienen el don de la paciencia. ¿Sabe por qué? Pues, porque el tiempo de entrega, desde que se hace el pedido, es de exactos 30 segundos. Sí, leyó bien: medio minuto.

Húmedas, enjundiosas y sabrosas, las humitas de doña Carmen sobresalen por su tamaño y la sencillez de su preparación, que incluye sal, albahaca y una pizca de manteca.

Carmencita es toda una institución en el Tirso de Molina. Mucho antes de que este lugar fuera uno de los polos gastronómicos más importantes de la capital, esta maestra cocinera ya ofrecía frutas, verduras y algunos platos típicos, como porotos granados y cazuelas.

Si alguna vez decide pasear por la Chimba, hágase el tiempo para visitar a este bastión de la gastronomía popular. Créame, no se va a arrepentir.

Dirección: Mercado Tirso de Molina, local 346, Santiago.

Contacto: +56 9 87391231

Ambassador

Ambassador
Ambassador

Aunque su especialidad son las empanadas de horno, las humitas de este tradicional negocio de Providencia no se quedan atrás y son tan demandadas como su producto estrella. El secreto de receta, explican sus dueños, está en su aliño, que deja un picantito final en el paladar, pero que es debidamente complementado por una pequeña dosis de albahaca.

Dirección: Tobalaba 975, Providencia

Contacto: +56 2 22318145

Mercado de Providencia

Mercado de Providencia
Mercado de Providencia

A pocas cuadras del Ambassador, se encuentra otra de las picadas clásicas para disfrutar de este patrimonio culinario. El Mercado de Providencia es un pequeño oasis en medio del vértigo y ajetreo citadino. Este espacio, que prontamente será remodelado, cuenta con productos de gran calidad, donde las humitas de la señora Juana Sánchez destacan por su inconfundible sabor y su generosa contundencia.

Medio kilo. Ese es el peso de las humitas que doña Juana prepara hace más de 30 años. Un plato irresistible, con la cebolla cortada en finos trozos y frita en mantequilla, sin nada de manteca. Un verdadero tesoro.

Dirección: Santa Beatriz 71, Local 1, Providencia

Cinco tragos para capear el calor durante el verano

Nada mejor que terminar la tarde o comenzar una noche de verano (eso depende de usted) con buen un trago, idealmente uno que refresque el cuerpo y nos sacuda, al menos durante un par de horas, de la infernal rutina de la ciudad.

Seguramente estás pensando en una piscola, un espumante o en un clásico pisco sour. Y si bien es cierto que los tres cumplen a cabalidad esas tareas, la lista de tragos de verano es extensa y para todos los gustos y bolsillos.

¿Tienes ganas de capear el calor con algo diferente?

Si tu respuesta es sí, toma nota. Porque en este post voy a compartir una lista con los mejores tragos para alegrar tus tares de verano.

Ramazzotti

Ramazzotti
Ramazzotti

Es uno de los tragos que más adeptos ha ganado en los últimos años en nuestro. Y esto se debe, en gran medida, a su frescura y levedad. Su origen se remonta a la Italia de los primeros años del Siglo XIX, cuando el milanés Ausano Ramazzotti, dueño de una pequeña tienda de hierbas y plantas medicinales, comenzó a fusionar flores de hibisco y azahares con diferentes tipos de licores hasta dar con la fórmula perfecta. Aunque su invento no tardó en popularizarse en la toda península, recién en la década del 50 su marca comenzó a expandirse a nivel mundial.

El más conocido es el Sprtiz, un aperitivo que se prepara con soda, espumante y tres rodajas de limón. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo: Cincuenta por ciento de ramazzotti, 40 de champaña y el resto de soda. Si bien el cítrico es el ingrediente que le da el toque distintivo, unas hojitas de menta no le vienen nada de mal.

Aperol

Aperol
Aperol

También italiano, el Aperol es una bebida similar ramazzotti, elaborada en base a hierbas. Es suave y refrescante, aunque un poco más amarga. Su preparación más popular usa los mismos ingredientes que su pariente, pero con naranja en vez de limón, y tónica en lugar de la soda.

A diferencia del ramazzotti, este aperitivo lleva un poco más de champaña que de aperol y mantiene la proporción de la bebida tónica.

Gin tonic

Gin tonic
Gin tonic

La ginebra o gin es una bebida que, bien preparada, es francamente insuperable. Aunque su origen se remonta a la Holanda de fines del XVIII, se hizo mundialmente conocida gracias a uno de los personajes más importantes del Siglo XX: Winston Churchill. Su fanatismo por este destilado era tan grande, que en una oportunidad afirmó, con total desenvoltura, que el gin-tonic “ha salvado más vidas y cabezas inglesas que todos los médicos del Imperio”.

Preparar un gin-tonic no es sencillo, pero, como todo en la vida, la maestría se adquiere con la práctica. La clave, dicen los expertos, está en su contenedor. Hay quienes piensan que el envase cumple un rol secundario. Al menos con el gin-tonic, eso no es así. Una ginebra debe servirse en una copa de balón, donde entren, holgadamente, cuatro o cinco cubos de hielo, grandes y compactos. Debes usar dos torrejas de limón. Con la primera se frota el borde de la copa y se agregan unas gotas de zumo. La segunda va directamente al copón. Luego, tienes que agregar 50mm de ginebra y 200 de tónica. Recuerda revolver el contenido antes de beberlo.

Sangría

Sangría
Sangría

Una genialidad cuyo origen, que se remonta a los primeros años del Siglo XIX, se lo disputan españoles, portugueses, británicos e incluso ecuatorianos. Fresca, suave y dulce, la sangría es, según mi humilde opinión, una de las mejores bebidas para palear el calor y encender cualquier conversación.

Vino tinto, fruta picada, un poco de azúcar y hielo. Nada más necesita esta bebida para hechizar con su sabor único e inconfundible. Los más puritas dicen que la naranja y la frutilla son insustituibles. Sin embargo, hay quienes la preparan con manzana, sandía y mango. Yo no discrimino. Todos los ingredientes me vienen bien. Donde no transo es en su temperatura: una verdadera sangría debe estar fría desde la primera a la última copa. ¡He dicho!

¿Cómo se prepara? Lo primero es elegir muy bien la fruta. Como el sabor que debe prevalecer siempre es el del vino, no utilices frutas muy maduras. Cuando la piques, procura que los trozos no sean demasiado pequeños. Recuerda que éstos deben permanecer siempre en el fondo del jarrón.

Al momento de verter el vino en el jarrón, éste debe estar bien frío. A temperatura ambiente, vas a necesitar más hielo del recomendado. Y cuando es ocurre, lo más probable es que el dulzor se pierda por la cantidad de agua. La cantidad de azúcar o endulzante que le agregues a la bebida va a depender de tu gusto personal. En mi caso, menos, es más.

Y lo más importante. Después de revolver con mucho cariño, deja que la bebida repose durante 30 o 40 minutos dentro de un refrigerador. Si sigues esta recomendación, tu sangría será un exitazo.

Melón con vino

Un clásico playero, infaltable en fogatas nocturnas y tardes de piscina. Eso es el melón con vino, el famoso “Melvin”, un trago liviano, refrescante y, por sobre todas las cosas, comunitario. Aunque forma parte de nuestra identidad, su origen no está en Chile, sino que en España.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de preparar esta bebida, es que la única variedad de melón permitida es la tuna, cuyo color y aroma son inconfundibles. Al escogerlo, concéntrate en su aroma más que en su textura. Si está demasiado maduro, el resultado no será el óptimo. Recuerda refrigerarlo por al menos un par de horas. Otro detalle que no puedes dejar pasar: utiliza azúcar flor. No hay nada más desagradable que sentir un grumo de azúcar deslizándose por tu garganta. Y en cuanto al vino, la mejor cepa es la chardonnay, que combina a la perfección con los sabores dulces.

En cuanto a la técnica para abrir el melón, usa un cuchillo con buen filo. Toma el tiempo que sea necesario para sacar las semillas que se alojan en su centro y desprende su carne con paciencia.