• Menú
  • Menú
Marioneta de Pancho Saavedra

En Primera Persona: Valle De Aconcagua

MIRA EL CAPÍTULO AQUÍ

Un poco más de dos horas separan Santiago del Valle de Aconcagua, un territorio enclavado en la zona precordillerana de la región de Valparaíso y que desde hace décadas enfrenta una de las sequías más duras del último siglo.

Se trata de un territorio de tradiciones centenarias, que conserva oficios y costumbres que datan de la época de la Colonia, y donde han sido sus propios habitantes quienes, conscientes del invaluable patrimonio de su historia, se han organizado para preservarlas.

Pancho Saavedra en Putaendo
Pancho Saavedra en Putaendo

Mi primera parada fue en Putaendo, conocido como “el primer pueblo de Chile”. La historia dice que por sus pasajes circuló el Ejército Libertador, comandado por José de San Martín y Bernardo O’Higgins, en lo que fue la antesala de los últimos enfrentamientos que culminarían con la Independencia de nuestro país.

Allí, una vez a la semana, los comerciantes sacan sus productos de las tiendas y se instalan en las calles. Es un momento de celebración, con música en vivo y gastronomía típica que puedes disfrutar al aire libre.

Después de disfrutar de un gran momento de espontaneidad y alegría, nos alejamos algunos kilómetros del pueblo hasta llegar hasta el taller de Gerardo Astudillo, un hombre de 66 años, que en “el primer pueblo de Chile” encontró su lugar en el mundo.

Don Gerardo Astudillo, emprendedor de Putaendo
Don Gerardo Astudillo, emprendedor de Putaendo

Sencillo y hospitalario, este carpintero se dedica a fabricar juguetes de madera y es conocido en todo el país por sus marionetas, verdaderas piezas de artesanía, que evocan un pasado donde la diversión estaba en tus manos y no frente a una pantalla.

Marioneta de Pancho Saavedra
Marioneta de Pancho Saavedra

Gerardo compartió conmigo parte de su historia. Nacido en Santiago, su niñez estuvo marcada por la muerte de sus padres cuando apenas tenía 11 años. Obligado a madurar de golpe, durante mucho tiempo debió cargar una pesada mochila, que sólo logró despojarse cuando descubrió este lugar, que con esfuerzo y entusiasmo convirtió en su hogar. Hoy, este artesano es un hombre pleno, que no necesita de grandes lujos para ser feliz.

Ese mismo día viajamos hasta Curimón, una localidad rural de la comuna de San Felipe. Allí tuve el privilegio de conocer a Arcadio Rodríguez, don Cato, un infatigable maestro que, a sus 72 años, es una de las pocas personas en Chile que maneja las técnicas tradicionales de construcción en barro.

Arcadio Rodríguez, don Cato
Arcadio Rodríguez, don Cato

La experiencia de Don Cato ha sido clave en el proceso de restauración de una casa patrimonial de más de 200 años, un lugar que atesora gran parte de la historia de este valle.

No sé si ya les he comentado antes, pero cada vez que terminamos una intensa jornada de grabación, con mi amiga Catador y el resto del equipo tenemos la sana costumbre de endulzar nuestro paladar con el brebaje más típico del lugar que visitamos. Y en Aconcagua no fue la excepción. Un vecino nos dijo que en San Felipe se preparaba la chicha más republicana de Chile y que, como ejemplares ciudadanos, era nuestro deber degustarla.

Nos trasladamos entonces hasta el sector del Almendral, donde conocí a José Toro, quien desde hace ocho años prepara la bebida oficial con la que el Presidente de la República da el vamos a la Parada Militar.

Don Toro y su famosa chicha
Don Toro y su famosa chicha

Mientras probábamos y probábamos y probábamos este dulce elixir, don José me contó que fue su padre quien comenzó con este negocio hace más de cuatro décadas y que actualmente es él y sus hijos los encargados de mantener viva esta tradición.

A la mañana siguiente, antes que el sol asomara, salimos para cumplir uno de los desafíos más importantes de este viaje: llegar hasta el Valle El Juncal, un territorio rebosante de vida. Allí, numerosos arroyos alimentan extensos humedales, que son hábitats de numerosas especies nativas.

También hay glaciares de hielo y roca, entre otros impresionantes atractivos naturales. Pero antes, teníamos que hacer frente a otro reto: adentrarnos en la cordillera y cabalgar por la Serranía del Ciprés hasta alcanzar una escarpada quebrada donde hay ejemplares de este árbol con más de 1.800 años de vida.

Llegar hasta ese maravilloso rincón de esta reserva, declarada Santuario de la Naturaleza en 2006, fue exigente y agotador, pero el esfuerzo bien valió la pena.

Contacto de los protagonistas

  • Don Toro y su Chicha
  • Fábrica de chicha
  • Contacto: +56 9 8548 2708
  • Sitio Web: https://www.facebook.com/chichacriolla/
  • Gerardo Astudillo
  • Dirección: Localidad de Casablanca, comuna de Putaendo, región de Valparaíso
  • Contacto: +56983836894

Deja un comentario aquí

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *