• Menú
  • Menú

Destinos imperdibles: Geisers de Puchuldiza

Banner Unimarc

Quiero agradecerle a la familia de UNIMARC que creyó en este proyecto desde el día 1 y han estado ahí acompañándome en la linda tarea de mostrar las maravillas de Chile. ¡Gracias UNIMARC!

¿Sabías que, en el altiplano de la región de Tarapacá, a pocos kilómetros de la frontera con Bolivia, existe un pueblito de nombre Cariquima que, en su interior, atesora un campo geotérmico que nunca descansa? Te invito a descubrir los impresionantes Geisers de Puchuldiza, donde la fuerza de la naturaleza te dejará sin aliento.

Sobre Puchuldiza

Sobre Puchuldiza
Sobre Puchuldiza

Los geisers de Puchuldiza son un impresionante campo geotérmico que se encuentran en la comuna de Colchane, a 4.232 metros sobre el nivel del mar, a pocos kilómetros de Cariquima, un pequeño poblado de origen aimara. En palabras sencillas, son aberturas sobre la superficie que están conectados con reservas subterráneas de agua. Mientras estas cavidades se llenan, el agua que está más cerca de la superficie se enfría poco a poco. El agua caliente ejerce presión. Cuando ésta alcanza su punto de ebullición, el vapor asciende con toda su fuerza, generando una pequeña pero violenta erupción. En el mundo se han contabilizado poco más de mil, por lo que, como pueden ver, contar con este impresionante atractivo natural en nuestro país es un verdadero privilegio.

Cómo es Puchuldiza

Cómo es Puchuldiza
Cómo es Puchuldiza

La comuna de Colchane se encuentra a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, en pleno Altiplano. Con poco más de mil habitantes, este pequeño pueblo comparte frontera con Bolivia y es el único paso fronterizo habilitado en la Región de Tarapacá que conecta ambos países. Rodeado de pampas y bofedales, este territorio está habitado en su totalidad por comunidades aymaras, cuya principal actividad productiva es la ganadería, agricultura y la artesanía. Recorrer sus pequeños asentamientos es adentrarse en la médula de una cultura que mantiene vivos tradiciones y costumbres milenarias. En este rincón de Chile, el pasado y presenten conviven casi tocando el cielo.

Colchane y todo lo que lo rodea es un verdadero prodigio de la naturaleza. A pocos kilómetros del pueblo está Coipasa, un enorme salar que se pierde en el horizonte y que encandila con su blanco impoluto. Dentro de su administración, también se encuentra una porción del Parque Nacional Volcán Isluga, que es donde yacen los geisers de Puchuldiza.

Acceder a este campo geotérmico no es fácil. Como todo buen tesoro, Puchuldiza está escondido en un pequeño valle, encajonado entre pampas y bofedales, donde llamas y alpacas pastan libremente. Desde el pueblo de Colchane, es aproximadamente una hora y treinta minutos de recorrido por empolvados caminos que, en algunos tramos, se convierten en prácticamente en huellas. El implacable frío de altiplano te golpea la cara, cuesta respirar y en ciertos momentos, con las curvas y la altura, el estómago se convierte en una centrífuga. Pero todo ese malestar desaparece por completo cuando, al bajar por una pronunciada pendiente, comienzas a ver las enormes fumarolas de vapor elevándose hacia el cielo.

Caminar por entre los geisers, sorteando las columnas de vapor, es una experiencia sublime. Si contienes la respiración por algunos segundos y guardas silencio, puedes sentir la colosal fuerza del agua presionando bajo tus pies. Es ahí cuando dimensionas lo grandiosa que es la naturaleza y lo pequeño que eres a su lado.

Una vez que termines el circuito, a unos cuantos metros de la última fumarola, una piscina termal levantada con piedras está a tu disposición para contemplar este increíble paisaje desde una posición privilegiada. Inolvidable, te lo aseguro.

Atractivos de Puchuldiza

Atractivos de Puchuldiza
Atractivos de Puchuldiza

Como te adelanté, en esta zona del altiplano los atractivos naturales no se limitan exclusivamente a los Geisers de Puchuldiza. El abanico de lugares por descubrir es numeroso y diverso. Y todos comparten algo en común: una belleza que te dejará atónito.

El primer destino que recomiendo conocer es Chusmiza, un asentamiento aymara que se encuentra a 3.200 metros sobre el nivel del mar, apenas habitado. En ese lugar podrás disfrutar de sus aguas termales en un entorno solitario y silencioso. En una quebrada cercana al poblado hay una ruta con numerosos petroglifos que dan cuenta de la historia de esta zona de la región. Chusmiza es el lugar indicado para aclimatarte y preparar el ascenso hacia Colchane.

El poblado de Cariquima, que se encuentra a menos de 15 minutos de Colchane, es un pasaje directo al pasado: sus pequeñas casas, construidas sobre piedras, adobe revestido en barro y con techos de paja, se mantienen en excelentes condiciones, igual que su iglesia, que es el punto de encuentro de las diferentes comunidades aymaras de la comuna. En febrero, durante las semanas de carnaval, Cariquima despierta de su letargo y se convierte en el centro de las celebraciones.

Si bien todos los rincones cercanos a Puchuldiza asombran por su belleza, el Salar de Coipasa es un atractivo que debes visitar. Compartido por Bolivia y Chile, este “océano” blanco tiene una superficie de 2218 kilómetros cuadrados y es el quinto mayor salar continuo del mundo. Si pones atención, en la ladera de los cerros que rodean Coipasa podrás observar un bosque de cactus gigantes de hasta 10 metros de altura.

¿Dónde están los geisers de Puchuldiza?

¿Dónde están los geisers de Puchuldiza?
¿Dónde están los geisers de Puchuldiza?

Colchane se encuentra 235 kilómetros al este de Iquique, la capital de la región de Tarapacá. A esta comuna se accede por la Ruta 15, que comienza en el pueblo de Huara. Son casi tres horas de recorrido por una carretera en excelente estado, aunque con varios tramos con curvas y pendientes pronunciadas. Los Geisers de Puchuldiza están 65 kilómetros al norponiente de pueblo de Colchane, a más de 4.232 metros sobre el nivel del mar.

Clima de Puchuldiza

Clima de Puchuldiza
Clima de Puchuldiza

El clima en Colchane, como en gran parte del altiplano, es oscilante durante todo el día. Su temperatura máxima puede alcanzar los 23°C, y con frío puede llegar incluso a los -19C°. Para visitar los Geisers de Puchuldiza la mejor hora es cuando comienza a amanecer. Por eso, te recomiendo llevar varias capas de ropa, guantes, bufanda y gorro.

Recomendaciones para visitar Puchuldiza

Recomendaciones para visitar Puchuldiza
Recomendaciones para visitar Puchuldiza

La altura en la que se encuentran los geisers pueden ser un problema si no sigues ciertas recomendaciones. La primera es evitar ascender directamente hasta Colchane porque las probabilidades de sufrir una puna son altas. Tómatelo con calma. Puchuldiza va a estar ahí siempre, esperándote. Haz una pausa en Chusmiza, que está a 3.200 metros, y aprovecha de recorrer este encantador pueblito. Mientras asciendes, hidrátate y masca hojas de coca. Lleva ropa adecuada para soportar el frío. Recuerda que, en el altiplano, sobre todo en la madrugada, las temperaturas pueden bajar a 0°C o incluso más. Cuando recorras el campo geotérmico, hazlo con tranquilidad, sin agitarte. Una última recomendación: no olvides cargar combustible y llevar bidones de repuesto. En Colchane no hay estaciones de servicio.

 

 

Deja un comentario aquí

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *