• Menú
  • Menú

Los patrimonios mundiales de Chile ante la UNESCO

Banner PF octubre Banner PF octubre
Quiero agradecerle a la familia PF que creyó en este proyecto desde el día 1 y han estado ahí acompañándome en la linda tarea de mostrar las maravillas de Chile. ¡Gracias PF!

Estamos felices y orgullosos. Hace apenas algunos días, el comité de Patrimonio Mundial de Unesco, reunido en la ciudad de Fuzhou, en China, decidió incluir dentro de su Lista del Patrimonio Mundial los Asentamientos y Momificación Artificial de la Cultura Chinchorro. Este enorme reconocimiento es fruto de un trabajo mancomunado del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Universidad de Tarapacá y diversas instituciones locales, y que tomó más de dos décadas en materializarse.

Pero el “invaluable legado universal” de la Cultura Chinchorro no es el único Patrimonio Mundial con el que cuenta nuestro país. En Chile existen otros seis sitios que ostentan el máximo grado de protección por parte de la UNESCO. En esta nota te contaré cuáles son, dónde se encuentran y cómo puedes visitarlas.

  1. Oficinas salitreras Humberstone y Santa Laura

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Una publicación compartida por Sarah Rovang (@sarahmoderne)

Declaradas Patrimonio Mundial en 2005, estas emblemáticas oficinas representan uno de los períodos más trascendentes de la historia económica Chile. Entre fines del Siglo XIX y comienzos del XX, la industria salitrera fue el principal eje de desarrollo del país. Durante décadas albergaron a decenas de miles de obreros que, atraídos por el “oro blanco”, se agruparon en cientos de campamentos desplegados a lo largo y ancho del desierto más árido del planeta.

Humberstone conserva principalmente su campamento y Santa Laura su área industrial. Gracias al cuidado que han recibido las últimas décadas, al recorrer las oficinas es posible conocer la naturaleza de la explotación del nitrato y los distintos aspectos de la vida cotidiana asociada a la industria, como sus edificaciones habitacionales, espacios públicos e inmuebles de uso comunitario.

Separadas por algo más de mil metros, ambas oficinas se encuentran a menos de una hora de la ciudad de Iquique, la capital de la región de Tarapacá, y están abiertas de forma permanente a los turistas.

  1. Parque Nacional Rapa Nui

No son demasiados los nuevos antecedentes que puedo aportar sobre este verdadero paraíso natural, archiconocido en todo el planeta. Fundado en 1966, el Parque Nacional Rapa Nui posee una superficie de 7130 hectáreas, lo que representa nada menos que el 40% del territorio de la isla.

Inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial en 1995, esta área protegida, que anualmente recibe más de 70.000 visitas, alberga el mayor legado de la cultura Rapa Nui, expresándose materialmente a través de sus monumentales esculturas polinésicas, un verdadero misterio que hasta el día no ha podido ser desentrañado.

El Parque Nacional es un elocuente testimonio de una cultura única y poderosa que, a lo largo de su historia, ha debido sobreponerse a escenarios adversos, como una severa crisis ecológica y la permanente irrupción del mundo foráneo, manteniendo incólume su espíritu.

  1. Iglesias de Chiloé

Chiloé es uno de los sitios más extraordinarios que he tenido la suerte de conocer. La belleza escénica de sus paisajes y su gran riqueza cultural hacen del archipiélago un lugar mágico y sorprendente.

Las iglesias de Chiloé son, en buena medida, el son el mejor reflejo de esa apasionada manera de sentir la vida, donde lo cristiano y mitológico se funden para dar cuerpo a creencias únicas en el mundo. No importa si están habitadas por 1.000, 100 o 10 personas, todas las localidades tienen su templo. Estos armoniosos edificios, levantados a pulso por su propia gente, son el punto de encuentro de toda la comunidad, tanto para los creyentes como para los que no.

En 2000, la UNESCO incluyó 16 iglesias del Archipiélago dentro de su lista de patrimonios mundiales. Entre sus numerosos atributos se destacó el diseño arquitectónico de las construcciones, la nobleza de sus materiales, el decorado interior, los colores y la imaginería religiosa.

El listado de iglesias está compuesto por los templos de Achao, Aldachildo, Caguach, Castro, Chelín, Chonchi, Colo, Dalcahue, Detif, Ichuac, Nercón, Quinchao, Rilán, San Juan, Tenaún y Vilupulli.

  1. Campamento Sewell

Enclavado en medio de la Cordillera de Los Andes y a 2.200 msnm, la historia de pintoresco campamento comienza en 1905, cuando el gobierno de Chile autoriza al norteamericano William Braden a explotar la mina de cobre El Teniente, considerada el yacimiento subterráneo más grande del mundo.

Con un diseño arquitectónico único en el mundo, “la ciudad de las escaleras” alcanzó su mayor apogeo entre las décadas del 40 y el 60, cuando albergó a más de 15.000 habitantes, quienes tenían a mano todo tipo de servicios, desde escuelas y hospitales hasta tiendas de comercio, salón de bowling e incluso un teatro.

El incalculable valor patrimonial de este impresionante museo a cielo abierto fue reconocido por la UNESCO en 2006, cuando decidió incorporarlo dentro de su exclusiva lista.

  1. Valparaíso

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Una publicación compartida por UnLuchoNeira (@paralelo6ymedio)

Reconocida en el mundo entero, la ciudad de Valparaíso es uno de los principales destinos turísticos del país. Bohemia, alocada y poética, la Joya del Pacífico es algo indescifrable. Su extravagante arquitectura, sus viejos ascensores, sus coloridas casas y sus laberínticas escaleras dan cuenta de un lugar vivo y excéntrico, un hervidero que no descansa ni en el día ni en la noche.

Incluida por la UNESCO en su Listado de Patrimonios Mundiales en 2003, Valparaíso es un lugar en el que querrás perderte. Ya sea en alguno de sus 45 cerros o en el barrio portuario, en cada esquina encontrarás un bar o un boliche para disfrutar de una cerveza o un buen café. No importa si es verano o inverno, en esta ciudad siempre te sorprenderá con algo nuevo, que estimulará todos tus sentidos.

  1. Qhapaq Ñan-Sistema Vial Andino

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    Una publicación compartida por LOFscapes (@lofscapes)

La Qhapaq Ñam es una magistral red de comunicación vial implementada por el Imperio Inca, que se extendió a lo largo de seis países de Sudamérica, incluido Chile, y que permitió al Tahuantisuyo mantener su hegemonía sobre las demás culturas de la región, previo a la llegada de los conquistadores españoles.

Se trata de la mejor prueba del desarrollo que alcanzaron los incas en ingeniería civil. Cabe mencionar que esta red de caminos fue construida sobre uno de los territorios más accidentados del mundo. Logró atravesar la accidentada Cordillera de los Andes y los áridos desiertos de la costa sudamericana, conectando a más de 10 millones de personas.

Se estima que la Qhapaq Ñam se extendió por más de 6.000 mil kilómetros en dirección norte – sur. En su época de mayor expansión, superó los 33.000 kilómetros de caminos interiores.

En 2003, Perú invitó a Chile, Argentina, Colombia, Bolivia y Ecuador para trabajar en conjunto y conseguir la venia de la UNESCO para incorporar el Camino de Inca dentro de su lista mundial, reconocimiento que se obtuvo en 2014.

 

Deja un comentario aquí

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *